Cuál es la temperatura mínima en casa para tener buena salud y la ideal para ahorrar durante el invierno

Te decimos la temperatura mínima a la que es aconsejable tener tu piso para tener buena salud, y la ideal en el caso de que quieras ahorrar al máximo.

Caldera
7 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Vamos a explicarte cuáles son la temperatura mínima y la ideal para tener en casa cuando quieras tener buena salud o cuando no quieras derrochar calefacción en invierno. Porque en las épocas de frío como el invierno, a muchos nos surgen dudas sobre qué temperatura debemos tener para no acabar enfermando, pero sin pasarnos tampoco y acabar derrochando.

La temperatura ideal en tu casa va a depender de muchos factores, como quiénes viven en ella y si son personas frioleras o no, ya que una misma temperatura puede sentirse distinta para cada persona. Sin embargo, estudios de organismos como la OMS e IDAE establecen una serie de temperaturas recomendadas que vamos a repasar.

Temperatura mínima para mantener buena salud en casa

Vamos a empezar con las directrices de la OMS sobre vivienda y salud, en las que hablan de las evidencias sobre cómo las temperaturas demasiado frías en casa pueden tener consecuencias negativas para nuestra salud, por lo que conviene que no tengamos la temperatura demasiado baja.

¿Por qué? Pues porque el aire frío inflama los pulmones e inhibe la circulación. Esto puede hacer que aumente el riesgo de tener problemas respiratorios como el asma, y que empeoren enfermedades como pulmonar obstructiva crónica (EPOC), y otras infecciones pulmonares. El frío también provoca vasoconstricción, que es malo para nuestro sistema circulatorio.

Según estos estudios, para tener un ambiente seguro y equilibrado no conviene que tengas menos de 18 grados en casa. La temperatura perfecta es entre 18 y 24 grados para ser concretos.

Por lo tanto, a la hora de configurar tu calefacción o el aire acondicionado caliente, debes asegurarte de que la temperatura dentro de casa no baje de 18 grados. Las personas mayores, con enfermedades crónicas o los niños deberían tener un par de grados más, por lo que la mínima ideal oscila entre 18 y 20 grados dependiendo de nuestro estado de salud.

Temperatura ideal para la eficiencia energética

Ideal

En segundo lugar, tenemos un estudio del IDAE (Instituto para la Diversificación del Ahorro y la Energía), donde se indica la temperatura ideal de confort para estar en un ambiente cerrado, como nuestro piso o apartamento. Estas temperaturas son para actividades pasivas, lo que quiere decir que es cuando no estamos haciendo ejercicios físicos en casa.

Estos criterios son para personas de mediana edad y un buen estado físico. Como siempre, si hay personas que tengan distintos tipos de dolencias o enfermedades, o en edades más tempranas o avanzadas, estas temperaturas pueden variar dependiendo de cada caso aislado.

Según estos criterios, en invierno deberíamos estar entre 21 y 23 grados centígrados en casa durante el día. Y luego, en horarios nocturnos se recomienda estar entre 15 y 17 grados centígrados.

Como ves, estas cifras son diferentes a las de la OMS. Y esto es porque la IDAE apunta a temperaturas para estar confortables, y la OMS no tiene en cuenta la comodidad, sino nuestra salud. Además, las temperaturas de la IDAE son para maximizar la eficiencia energética. Vamos, que es para ahorrar lo máximo posible sin estar incómodos.

Y hablando de eficiencia, según este organismo, cada grado de más que subamos la temperatura con respecto al óptimo puede suponer entre un 5% y un 10% de incremento en el consumo de energía, como el consumo eléctrico.

Imagen de portada: Julian Hochgesang (Unplash)

En Xataka Basics | A qué horas y a qué temperatura poner el aire acondicionado para que gaste menos

Inicio