Publicidad

Coil Whine: qué es y cómo puedes minimizarlo

Coil Whine: qué es y cómo puedes minimizarlo
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Vamos a explicarte qué es el Coil Whine y cómo puedes intentar minimizarlo en tu ordenador. Se trata de un término que puedes oír mencionado en algún foro o web tecnológico avanzado, y muy posiblemente puedes incluso haberlo sufrido en tu ordenador sin que te hayas dado cuenta de ello, o mejor dicho, dándote cuenta pero no sabiendo que el problema tiene un nombre específico.

Como vamos a intentar explicarte, es un tipo de ruido eléctrico que pueden emitir algunos componentes como la gráfica del ordenador, aunque por lo general no suele ser audible. En el caso de que lo sea, te daremos algunos consejos con los que intentar reducirlo, aunque ya te avisamos de que tampoco hay una fórmula mágica o solución que siempre funcione.

Qué es el Coil Whine

Cuando hablamos de Coil Whine, nos referimos a algún ruido no deseado emitido por algún componente electrónico de un dispositivo. No es un ruido cualquiera, ya que que el término se refiere al ruido eléctrico que causa la corriente eléctrica que pasa a través de un componente regulador de potencia como un transformador o una bobina.

Las bobinas de los dispositivos se someten a campos eléctricos y se generan campos magnéticos. Y las fuerzas de ese mismo campo, puede llegar a producir que la bobina vibre físicamente, lo que también provoca un ligero silbido. Coil Whine significa literalmente Quejido de la bobina.

Este tipo de vibraciones suele ocurrir en prácticamente todos los dispositivos eléctricos a una frecuencia y volumen inaudibles para los humanos, por lo tanto es normal. Sin embargo, hay veces en las que el silbido o vibración sí que puede ser audible, un problema que generalmente puede darse en los componentes del ordenador con más consumo eléctrico y carga de trabajo, como las tarjetas gráficas o las fuentes de alimentación.

Vamos, que hablando de forma que puedas entenderlo, este es un ruido normal en algunos componentes del ordenador, incluso aunque estén en perfecto estado. Puede llegar a ser muy audible por ejemplo en las tarjetas gráficas, sobre todo cuando empiezan a trabajar a pleno rendimiento.

Pero hay veces en las que el ruido pasa de ser relativamente normal a ser demasiado elevado, algo muy molesto cuando estás utilizando tu ordenador, y que puede acabar siendo frustrante cuando se supone que te has configurado un equipo para trabajar en silencio.

Cómo puedes solucionarlo

Lo primero que debes saber es que este tipo de ruido se considera normal hasta cierto punto, por lo que es poco probable que los fabricantes te acepten una devolución por producto defectuoso a no ser que sea excesivamente elevado. Aun así, si acabas de comprar el componente o el dispositivo que lo emite y no han pasado 15 días, quizá lo más rápido sea devolverlo en el caso de que el resto de soluciones no te sirvan.

En cuanto a soluciones, lo primero que tienes que hacer es detectar qué componente está haciendo el ruido. Por lo general, lo más fácil es que sean la tarjeta gráfica o la fuente de alimentación. Una vez detectado qué es lo que causa esta vibración excesiva, prueba a desconectar el componente y volverlo a conectar.

Si la causante del ruido es la tarjeta gráfica, prueba a desconectarla de su ranura y a volverla a meter asegurándote de que esté bien insertada. También prueba a quitar los conectores de alimentación PCI-Express de la placa y volver a conectarlos encajándolos perfectamente. Ya sabes, el clásico de la informática, apagar y volver a encender, o desconectar y volver a conectar.

Si esto falla, también puedes probar con desconectar el resto de conectores de la fuente de alimentación y volver a conectarlos bien. En definitiva lo que hay que hacer es desconectar el componente que haga ruido y volver a conectarlo para asegurarse de que todo está correctamente y no es un fallo tonto de una conexión mal hecha.

En el caso de que tu fuente de alimentación admita las configuraciones multi raíl o de un único raíl, intenta cambiar la configuración que tenga por la contraria para ver si así se soluciona. Si el problema lo causa la gráfica cuando estás utilizando juegos, prueba activar la V-Sync para aligerar su trabajo y que quizá así haga algo menos de ruido.

Como te hemos dicho al principio de este punto, otro paso es ****reemplazar el componente que haga ruido. Si es una gráfica que acabas de instalar, entonces intenta devolverla por otro porque será evidente que algo no va del todo bien.

Pero también podría ser la fuente de alimentación o, en menor frecuenta, otro componente como la placa base o el sistema de refrigeración que tengas instalada. En este caso, ponte en contacto con la atención al cliente del fabricante para ver si hubiera otra solución o, si es un componente viejo, plantéate comprarte otro. También hay cajas o torres de ordenador especialmente preparadas para minimizar las vibraciones de los componentes.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios