Bitcoin, guía a fondo: qué es, cómo funciona y cómo conseguirlos

Bitcoin, guía a fondo: qué es, cómo funciona y cómo conseguirlos
26 comentarios

Vamos a explicarte cuáles son los conceptos básicos para que entiendas qué es el Bitcoin, una criptomoneda de la que todo el mundo lleva hablando desde hace algunos años. Esta explicación te servirá para saber también qué son exactamente las criptomonedas y cómo funcionan, para que puedas tener una noción poco técnica de cómo funciona todo esto y a lo que nos referimos con cada término.

Se trata de una guía con la que queremos explicarlo todo de la manera más sencilla posible, intentando no recurrir a tecnicismos ni palabros. Empezaremos diciéndote qué es el Bitcoin, y seguiremos explicándote lo que son las criptomonedas en general para que lo entiendas mejor. Luego, te diremos qué es la Blockchain en la que se basa, y cómo puedes conseguirlos.

Qué es el Bitcoin

El Bitcoin es una criptomoneda o moneda virtual, concretamente la primera que fue desarrollada. Es la criptomoneda que le ha marcado el camino a todas las demás que llegaron después utilizando su tecnología. Esta tecnología es la cadena de bloques o blockchain, que también se utiliza para otras cosas.

La primera de las criptomonedas fue creada "Satoshi Nakamoto", que es el seudónimo que corresponde a una persona que nadie sabe exactamente quién es, aunque ha habido muchas teorías. Esta persona publicó en 2009 un artículo en el que describía un sistema de pagos P2P al que llamó Bitcoin. Al cabo de unos meses él mismo publicó la primera versión del software que permite gestionar la red de la moneda, y empieza a interactuar con los primeros interesados en foros.

La cantidad total de bitcoins que se emiten cada año está determinada por su algoritmo, y pasa lo mismo con el resto de criptomonedas. El bitcoin está desarrollado para que cada cuatro años se reduzca por dos su producción, y para que sólo se emitan un total de 21 millones de Bitcoins. Después, simplemente dejarán de crearse.

Esto es una diferencia fundamental con las monedas convencionales, puesto que los bancos modifican su valor a su libre albedrío. Por lo tanto, las monedas se pueden devaluar, mientras que el bitcoin quiere ofrecer algo más de estabilidad.

Qué es exactamente una criptomoneda

Las criptomonedas, también llamadas criptodivisas o criptoactivos, son un medio digital de intercambio. Muchas veces puede cumplir la función de una moneda, y de ahí que se las conozca con ese nombre. Sin embargo, también puede utilizarse como activo financiero, la gente las compra y cuando sube su valor las vende.

Podemos considerarlas como una alternativa descentralizada a las monedas digitales. Vamos, que un euro u otra moneda con la que pagas online están organizadas y controladas por entidades y bancos. Mientras, las criptomonedas no son controladas por nadie, simplemente hay una serie de ordenadores conectados en los que se replican sus movimientos para que sea un método seguro.

El valor de cada criptomoneda es variable, igual que si fueran activos de la bolsa, y en los últimos años hay una gran cantidad de cambios en su valor. A veces sube como la espuma, y otras veces cae en picado. Pese a eso, su valor como activo financiero se ha convertido poco a poco en su principal atractivo, aunque sigue pudiéndose utilizar como método de pago en los sitios que lo permiten.

Cada criptomoneda tiene su propio algoritmo, el cuál es el que gestiona la cantidad de nuevas unidades que se emiten cada año. Como hemos dicho, el Bitcoin ha sido desarrollado para que solo se emitan un total de 21 millones, pero cada criptomoneda tendrá su propio algoritmo determinando el número máximo de unidades que se van a generar.

Por último, recalcamos que se trata de un sistema totalmente virtual. Así como con un euro puedes pagar online o en formato físico, no existe una versión física de los Bitcoins con la que puedas pagar en tiendas. Puede que en algunos sitios veas fotos o imágenes de monedas de Bitcoin, pero son adornos que no tienen que ver con el producto real.

Cómo funcionan las criptomonedas

Para entender el funcionamiento del Bitcoin y las criptomonedas, debes entender que funcionan a través del Blockchain, también conocido como [cadena de bloques). Se trata de una red de ordenadores descentralizada, donde cada ordenador es un nodo, y estos están repartidos en todo el mundo. En ellos, se realizan copias exactas de todas las transacciones que se realizan, de forma que la red sea capaz de respaldarse a si misma a la hora de guardar los cambios.

Vamos, que los Bitcoins no están basados en servidores que pueda haber dentro de una empresa y que se puedan apagar. Si uno de los nodos del Blockchain se apaga no pasará nada, ya que el resto seguirán teniendo una copia de todas las transacciones.

Además, la información navega por esta red de ordenadores protegida por criptografía. A esto hay que añadirle que cada bloque enlaza a un bloque previo, así como una fecha y datos de transacciones, y por diseño son resistentes a la modificación de datos. Al solo tener información del bloque previo, los nodos no saben de dónde procede exactamente la información, cada eslabón de la cadena solo conoce el anterior, lo que mejora también su privacidad.

Por lo tanto, es como si esta red o cadena de bloques fuera un libre abierto y público en el que se registran todas las transacciones que hacen dos usuarios. Cuando haces una transacción los datos de esta se registran en un bloque, y automáticamente se va replicando en el resto. Esto hace que los datos no puedan ser modificados ni manipulados sin modificar el resto de bloques, algo extremadamente complicado.

Cómo puedes conseguir Bitcoins

Si no tienes conocimientos informáticos ni el dinero como para formar parte de los nodos minando las criptomonedas, la manera más sencilla para obtenerlas es comprándolas en servicios especializados. Se trata de grandes plataformas con una buena base de usuarios, y que simplifican al máximo el procedimiento.

Se llaman Wallets o carteras, porque hacen esa función. Tú te creas una cuenta y metes dinero real procedente de tu tarjeta de crédito. Y a través de estas plataformas, puedes usar tu dinero para comprar Bitcoins u otras criptomonedas. Estos Bitcoin se vinculan a tu cuenta dentro de esta criptomoneda, y podrás ver su evolución.

Estos servicios online se llevan una comisión por cada transacción que hagas, y es a través de ellas que ganan su parte de dinero y se mantienen online. Cada cartera puede tener sus funcionalidades, y algunas se pueden utilizar para pagar en algunas páginas web, o tienen un catálogo diferente de criptomonedas que puedes comprar.

Lo que debes saber es que tus Bitcoins quedarán vinculados a tu perfil dentro de cada cartera, y aunque en muchos casos puedes mandarlos de una a otra cartera, nunca debes olvidar tu contraseña del servicio, puesto que esto puede suponer que dejas de poder acceder a tu cartera y a tus criptomonedas.

Si quieres comprar bitcoins, algunos de los servicios más populares para hacerlo son Coinbase, Binance y otras plataformas diferentes. Todas las tienes explicadas en este artículo para que puedas elegir la que quieres utilizar.

¿Son los Bitcoin seguros?

A día de hoy, como método de pago los Bitcoin son seguros y privados, aunque todavía no son aceptados en la mayoría de grandes plataformas. Por lo tanto, si quieres comprar algunos Bitcoin para hacer una compra privada con ellos, podríamos decir que sí, son seguros.

Pero si quieres utilizarlos para forrarte comprándolos baratos y vendiéndolos caros, entonces no, no es un activo financiero seguro. No es conveniente jugar a su compraventa si no entiendes perfectamente cómo funciona este juego, ya que su valor puede desplomarse sin previo aviso en cualquier momento, y puedes perder casi todo tu dinero... o puedes tener que esperar meses u años para que el valor de venta sea el mismo que el de compra.

Temas
Inicio