Compartir
Publicidad

¿Cómo proteger a los peatones de los coches autónomos? Google piensa en airbags externos

¿Cómo proteger a los peatones de los coches autónomos? Google piensa en airbags externos
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La imagen que podéis ver sobre estas líneas se corresponde a una patente que Google solicitó el 25 de septiembre de 2013 y que la Oficina de Patentes de Estados Unidos acaba de otorgarles. En ella se representa un coche autónomo con un airbag delantero desplegado. Sin embargo, y contrariamente a lo que estamos acostumbrados a ver en los vehículos de hoy en día, el airbag está por la parte exterior del coche. ¿El objetivo? Proteger a los peatones.

Según se explica en el texto de la patente, cuando los sensores del coche detecten que un peatón está en inmediato peligro, el sistema desplegará automáticamente el airbag exterior sobre la defensa del vehículo. De esta forma, y en caso de atropello, la persona no se daría de bruces contra el parachoques frontal, sino que el airbag amortiguaría el golpe.

Materiales viscoelásticos para evitar el rebote

Sé lo que muchos estáis pensando: ¿y el rebote que puede haber si un coche golpea a gran velocidad a un peatón con una bolsa de aire? Los chicos de Google también han tenido en cuenta esto y han propuesto que el airbag en sí sea de material viscoelástico, que pasaría a absorber la energía del impacto.

Esquemas

Lo explican en el siguiente diagrama, donde la figura 7C ilustra el momento justo posterior al impacto y en la figura 7D se ve cómo el material viscoelástico vuelve a tomar su forma original un minuto después, como si de un colchón se tratase. De hecho, ésta es otra de las ventajas que señalan desde Google: los airbags no son de un único uso. En la patente también proponen otras estructuras, como combinar airbags de aire tradicional con estos materiales más elásticos.

No es la primera vez que escuchamos hablar de un airbag para peatones, pero Google propone algo distinto a lo que habíamos visto hasta ahora. Volvo, por ejemplo, equipó a alguno de sus modelos con un airbag especial que eleva el capó y despliega una protección de aire sobre el parabrisas. Desde Google proponen algo parecido, sólo que de otro material y bajándolo a la defensa para amortiguar el golpe, aunque tenemos que recordar que se trata únicamente de una patente y que esto no significa que sus coches autónomos vayan a ir equipados con ellos al final.

Más información | Texto de la pantente e imágenes
Vía | QZ
En Xataka | El coche autónomo de Google ya tiene diseño definitivo y está listo para salir a la carretera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio