Compartir
Publicidad

Spotify sigue sin ser rentable: casi duplica ingresos pero pierde más dinero que nunca

Spotify sigue sin ser rentable: casi duplica ingresos pero pierde más dinero que nunca
Guardar
36 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ingresaron más de 1.950 millones de euros en 2015 pero, a pesar de esta espectacular cifra, la compañía tiene pérdidas netas: durante ese mismo periodo, 173 millones de euros. ¿Dónde se puede dar un caso tan peculiar? En el mundo del streaming de música, dónde si no. La empresa de la que hablamos, como muchos supondréis, es Spotify.

No se puede decir que sea una sorpresa: tal cual y como analizamos hace un tiempo y como se desprende de los resultados de años anteriores, que reflejamos en la gráfica que os dejamos a continuación, Spotify es una máquina de hacer dinero... pero también de perderlo. A pesar de haber casi duplicado sus ingresos e incrementado considerablemente sus usuarios de pago, el servicio sigue sin ser rentable.

Grafica Spotify Perdidas

¿Qué "se come" la barra verde (ingresos brutos) hasta que se queda en la barra roja (pérdidas netas)? En su mayor parte, los royalties. En 2015, el pago a los artistas y sus discográficas superó el 85% de los gastos de Spotify, subiendo hasta los 1630 millones de euros. ¿Y el 15 restante? Parte de esta cantidad la gastaron en mejoras en la plataforma, con la introducción de funcionalidades como el Discover Weekly.

Interesante también el de dónde proceden dichos ingresos. La mayoría, 1.780 millones de euros, de las propias suscripciones de pago de los usuarios. Sin embargo, el modelo freemium de uso gratuito a cambio de escuchar publicidad se consolida: los beneficios a través de este método se han duplicado respecto el año pasado, hasta alcanzar los 196 millones de euros.

No todo es negativo para Spotify

A pesar de todo, no todo son malas noticias para Spotify. Por un lado, y aunque llegó un competidor fuerte como Apple Music, las suscripciones de pago se incrementaron hasta superar los 28 millones de clientes en 2015 (30 millones ya en marzo). En mayo de 2014, esta cifra era tan sólo de 10 millones. Por otro, los ingresos se han duplicado casi respecto del año pasado (de 1080 millones a 1950 millones), pero no así las pérdidas que, si bien han crecido, no lo han hecho de forma proporcional (de 162 millones a 173 millones).

¿Llegarán algún día a presentar beneficios? Ésa es la pregunta que muchos parecen hacerse, y por ahora parece que van a tenerlo difícil a corto plazo. Daniel Ek, fundador de Spotify, se muestra esperanzado de todas formas: cree que la clave está en seguir creciendo hasta el punto en el que, por escala, sus "márgenes mejorarán". Habrá que verlo.

Vía | Financial Times
En Xataka | Spotify y los servicios de suscripción de música online son máquinas de perder dinero

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos