Compartir
Publicidad

Cómo funciona Hyperlapse y qué le hace a tus vídeos

Cómo funciona Hyperlapse y qué le hace a tus vídeos
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La empresa Instagram decidió dar un paso más en su creación de aplicaciones y desde ayer iñade a la ya famosa aplicación de su red social de fotografía una nueva, Hyperlapse.

Una aplicación que, cómo la propia gente de Instagram menciona en su blog, es capaz de conseguir estabilizar el vídeo que grabamos con ella dando un aspecto cinematográfico y profesional a la par que nos permite añadirle la velocidad que nosotros deseemos a la grabación.

Pero, ¿qué es en si una estabilización de imagen, qué tipos existen y cómo la realiza Hyperlapse?

Qué ofrece una estabilización de imagen

En realidad una de las dos principales características de Hyperlapse es conseguir estabilizar una imagen, en este caso un vídeo, grabada por medio de la aplicación dándonos como resultado un aspecto bastante cercano a una estabilización profesional de forma simple y sencilla.

La estabilización en vídeo no es ni más ni menos que conseguir que todos los frames (o fotogramas) que estamos grabando consigan ir alineándose de una forma fina y suave sin realizar transiciones bruscas entre uno y otro.

estabilización.jpg
Búsqueda de elementos comunes para estabilizar fotograma

Este punto es uno de los más importantes a la hora de grabar de forma profesional ya que el solo pulso de una persona puede hacer que esto no se produzca, ya sea estando parados en un lugar como si nos encontramos en movimiento en el momento de la grabación.

En los smartphones, a día de hoy, la estabilización puede conseguirse mediante proceso mecánico (óptico) o proceso digital:

  • La estabilización de imagen óptica, es un sistema mecánico que aplica físicamente la compensación de movimiento para evitar las vibraciones.
  • La estabilización de imagen digital, consigue la reducción de movimiento mediante software y modificando la imagen.

Esta última es en la que se basa a día de hoy Hyperlapse; intentando llevar una estabilización digital por software usando la información del giroscopio del smartphone y añadiéndola a la propia estabilización de la cámara del terminal (en estos momentos la que disponen los dispositivos iOS que son los únicos que tienen versión de esta aplicación de Instagram).

Para que entendáis un poco lo que realiza la aplicación sin ningún elemento externo al terminal, os mostramos un vídeo de lo que pretende conseguir si usáramos una steadycam grabando con la cámara normal del smartphone, y lo que se supone que quiere ofrecernos Hyperlapse por medio de una estabilización digital en lugar de una física.

Cómo habéis visto, Hyperlapse pretende conseguir resultados muy parecidos a los que conseguiríamos si usáramos una steadycam con nuestro smartphone.

La estabilización en Hyperlapse

Y, ¿cómo consigue realizar Hyperlapse esto sin necesidad de un elemento externo? Es obvio que el uso de la estabilización por software es la encargada de todo el proceso. La aplicación va recogiendo la información que le proporciona los giroscopios del terminal y va realizando un mapping a la vez que graba nuestro vídeo para posteriormente hacer un pequeño crop o recorte de la imagen para que tengamos la secuencia final estabilizada. Debido a esta forma de estabilizar el vídeo, el cual se procesa a la vez que se graba, no podemos importar vídeos ya realizados anteriormente para conseguir estabilizarlos.

La respuesta a la pregunta de si la estabilización realizada por Hyperlapse es peor que si la realizáramos con una steadycam es simple. Sí. Es peor, no hay duda; ya que es imposible comparar una estabilización por algoritmos basada en datos de recepción a los propios datos sin procesar o sin “intuir” de un sensor.

La estabilización que realiza Hyperlapse no permite aplicarla a vídeos que ya tengamos en nuestro carrete de fotos

A pesar de todo, los grandes avances, a día de hoy, en la tecnología de los sensores y elementos como los giroscopios consiguen que esta estabilización sea más que suficiente para algunos vídeos en los que necesitemos una calidad aceptable (que no ya profesional). Aunque sería bueno mencionar que en estos momentos hay en el mercado smartphones con una OIS bastante buena, como son los nuevos Nokia o algunos Android, puede que esta respuesta se quede algo obsoleta en poco tiempo.

La aplicación, cómo habréis podido suponer, ha querido simplificar al máximo la tarea para facilitar su uso, además de por no disponer de procesadores tan potentes en los smartphones, y es por eso que se no realiza una estabilización por software como se realizaría con programas especializados para postproducción (After Effects, Final Cut…) en los cuales esta estabilización se realiza mediante búsqueda de puntos comunes y alineación de imagen para recortar a posteriori.

Aquí os dejamos un vídeo que hemos realizado para mostraros de forma más visual como funciona Hyperlapse

Por último, mencionar que a pesar de los buenos resultados que consigue la estabilización de la aplicación, hay que seguir cuidando los posibles movimientos bruscos a la hora de grabar; si facilitamos las cosas los resultados finales siempre serán bastante mejores.

Qué nos ofrece la velocidad de grabación

El segundo punto o característica de Hyperlapse no es otro más que la de añadir velocidad al vídeo, o lo que vulgarmente llamamos “cámara rápida”. Este punto no tiene demasiado misterio técnicamente, pero quizáz creativamente si es algo que puede dar mucho juego. La aplicación permite una cámara rápida de 1x hasta 12x en múltiplos de dos.

Al contrario que lo ocurre con la cámara lenta, en la que necesitaríamos una cantidad de frames por segundo mayor a la habitual para capturar mejor el movimiento para después procesarlo, en este caso la grabación estándar a 25/30fps es la utilizada por Hyperlapse para conseguir este resultado, teniendo así un vídeo de menor duración del grabado originalmente en función de a la velocidad que lo queramos exportar. Por ejemplo, un vídeo de un minuto de duración al doble de velocidad tras su exportación tendría una duración de treinta segundos.

Posibilidades creativas y usos

Técnicamente ya hemos visto cómo funciona Hyperlapse, realizando una estabilización de imagen y añadiéndole velocidad, todo ello mediante la sencillez de un botón de grabar y una auto exposición que nosotros podemos cambiar de forma manual con solo llevar el circulo de exposición a la zona deseada. Exactamente igual que Instagram en su opción de grabación de vídeo. Ahora un punto a tratar son sus posibilidades creativas y sus posibles usos.

Desde mi punto de vista, esta simplificación de un proceso como la estabilización puede hacernos conseguir vídeos más agradables a la hora de visualizarlos. Ya no hablo ni siquiera para temas más profesionales, sino incluso para un simple uso del día a día. Sólo hay que recordar esos molestos movimientos a la hora de ver un vídeo en las redes sociales y que hacen que nos entren ganas de cerrarlo directamente.

Si nos adentramos ya en un uso más artístico y/o profesional, los usos pueden ser varios. Ya que la unión de la estabilización con la velocidad puede hacer que consigamos sacar a volar nuestra imaginación de forma muy interesante.

Usar solo la estabilización a velocidad normal de grabación para conseguir muy buenos resultados en planos secuencia, que recordemos que consiste en la realización de una toma sin cortes durante un tiempo largo de tiempo usado generalmente el seguimiento de los personajes o en la exposición de un escenario, es algo que queda ahora al alcance de más usuarios.

Un ejemplo de plano secuencia para mostrar lo referido podría ser el realizado en la película de Stanley Kubrick, El Resplandor. No es que lo vea como un sustituto, por supuesto, pero no hay duda que este tipo de aplicación puede ayudar mucho a conseguir una previsualización para gente que trabaje con este tipo de situaciones. Parecido a lo que antiguamente se conseguía con una polaroid en fotografía.

Desde una perspectiva más moderna, el uso de Hyperlapse puede hacerse sólo para añadir velocidad y conseguir una sensación de paso de tiempo rápido visualizando cambios en las zonas que grabamos añadiendo dinamismo y dramatismo o emoción por los cambios producidos en la escena. Esto es lo que suele ocurrir en los timelapses por ejemplo, como algunos de los que mostramos en Xataka Foto; aunque con bastantes matices ya que muchos de ellos requieren de un equipo mucho mayor.

Pero sobre todo, la que creo es que una de las verdaderas recompensadas de la simplificación de técnicas más complicadas con cierta calidad final es la creatividad. Al igual que ocurrió con la salida de Vine, en la cual hubo miles de personas que usaron las limitaciones que ofrecía para generar gran material creativo, Hyperlapse puede llevar la grabación de vídeo simple con smartphone a un nuevo nivel.

Hasta ahora sólo está disponible en iOS, pero esperemos que podamos disfrutarlo dentro de poco para algunos terminales del sistema Android (como nos comentan nuestros compañeros de Xataka Android), y quién sabe si para Windows Phone (aunque esto es ya más dudoso).

En Xataka | Microsoft convierte vídeos en primera persona con mala estabilización en increíbles hyperlapses

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos