Compartir
Publicidad
Publicidad

Shuttle SX58H7 Pro, análisis

Shuttle SX58H7 Pro, análisis
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Partimos de una excelente plataforma como es Intel Core i7, metámosla en un ordenador de reducidas dimensiones pero manteniendo todo su rendimiento, añadámosle una pizca de GPU potente y tendremos la receta perfecta para elaborar el Shuttle SX58H7 Pro.

Se trata de un equipo que podría hacer las funciones de barebone potente sin ningún problema. Las dimensiones de Shuttle SX58H7 Pro son realmente pequeñas respecto de lo que estamos acostumbrados a ver en un equipo de altas prestaciones: 32.6×20.8×18.9 centímetros, y evidentemente guarda dentro una placa base muy específica pero también completa en todos los sentidos: SATA 6 Gbps, USB 3.0, 3+1 huecos para memorias RAM y un par de PCI Express 2.0.

A continuación, análisis del Shuttle SX58H7 Pro

Características más destacadas del Shuttle SX58H7 Pro

Shuttle SX58H7 Pro nace con la idea de tener un equipo de reducido tamaño pero potente protagonizado por el chipset Intel X58, que vendrá acompañado de procesadores Intel Core i7-900. Es necesario mencionar que el equipo no incluye microprocesador, memoria RAM, disco duro ni tarjeta gráfica, con lo que estos componentes corren por nuestra parte y seremos nosotros los que decidamos qué añadir. En nuestro caso probamos con un Intel Core i7-920, 4 GB de memoria RAM DDR3 y tarjetas gráficas AMD 6970 y 6570, así como con un disco duro de SATA2 de lo más normalito.

Shuttle SX58H7 Pro CPU disipador
Detalle del disipador de la CPU y los heatpipes

Las especificaciones técnicas incluyen prácticamente todo lo que le podemos exigir a un ordenador de altas prestaciones. Tendremos un par de puertos USB 3.0, otros ocho USB 2.0, eSATA, dos puertos de red Gigabit y audio de ocho canales integado. La fuente de alimentación que está incluida dentro del equipo es de 500 vatios y soporta, según información procedente de Shuttle, gráficas hasta AMD 6970 o NVidia GTX 580 sin problemas de alimentación ni espacio físico dentro de la caja.

Montaje de un pequeño ordenador

Antes de entrar en el análisis propiamente dicho me gustaría plantear la situación del montaje: ya hemos comentado que el Shuttle SX58H7 Pro no incluye ciertos componentes, con lo que meterle mano será una fase obligada.

Shuttle SX58H7 Pro
Espacio general del Shuttle SX58H7 Pro

El montaje de un equipo de pequeñas dimensiones como este SX58H7 Pro es bastante diferente al de un ordenador normal, principalmente debido al reducido espacio que existe. Hay ciertos momentos en los que tendremos que desmontar lo ya instalado para poder tener espacio para utilizar nuestras manos: por ejemplo en la instalación de la memoria RAM o del microprocesador. Para la tarjeta gráfica he probado con una AMD 6970 y, aunque parezca extremadamente grande, entró perfectamente. Muy justa, eso sí, requiriendo mucho esfuerzo para conectar los pines de energía en la parte superior.

Shuttle SX58H7 Pro AMD 6970
Shuttle SX58H7 Pro con AMD 6970…

Otro aspecto importante es que al tener poco espacio dentro de la caja la ventilación puede ser bastante problemática. Sobre este aspecto hablaremos algo más adelante.

Rendimiento

El rendimiento del Shuttle SX58H7 Pro no es una sorpresa para nosotros, ya que nuestro equipo de pruebas también utiliza esta plataforma de Intel. Podremos hacer de todo, desde cualquier tarea convencional hasta videojuegos siempre y cuando el hardware sea acorde. Os recuerdo que en el SX58H7 Pro es el usuario el que elije procesador, memoria, almacenamiento y tarjeta gráfica.

Nosotros lo hemos estado probando durante unos días y el rendimiento es muy similar al de cualquier otro equipo con el chipset Intel X58. Evidentemente existe una gran diferencia entre el uso de una tarjeta gráfica u otra en ciertas aplicaciones como videojuegos, aunque para el uso más cotidiano (navegar por Internet y tareas con poca carga gráfica) cualquier modelo básico será suficiente.

Hemos decidido no ahondar en el rendimiento del hardware ya que este dependerá en gran medida de los componentes que elijamos para el equipo, teniendo múltiples opciones posibles: desde el más básico i7-920 con un par de gigas de RAM hasta un i7-990X, 12 GB RAM, SSD y casi, casi lo que queramos.

Ruido y calor generado

Es quizá uno de los puntos más débiles del Shuttle SX58H7 Pro, algo que debería estar muy cuidado en un ordenador a priori destinado para el salón.

El ruido es bastante intenso, algo llamativo si tenemos en cuenta el reducido ventilador de la CPU que, como habréis visto por las fotografías, no sigue la estructura tradicional si no que se basa en unos heatpipes que comunican el disipador con el propio ventilador, situado en la parte trasera. Dicho ventilador funciona decentemente (con la CPU en torno a 50-55 grados en idle, 70 en full) pero es bastante ruidoso, llegando a ser incluso molesto.

Shuttle SX58H7 Pro CPU ventilador
Detalle del ventilador de la CPU

El otro gran problema está en la GPU. En las imágenes habréis visto que una tarjeta gráfica de altas prestaciones apenas entra en la propia caja, dando muy poco espacio a la refrigeración. Afortunadamente, a la altura del ventilador de la AMD 6970 existen unos pequeños agujeros por los que puede salir el aire, aunque está claro que no es suficiente.

La tarjeta gráfica se calienta mucho, y esto repercute en aún más ruido. Esto con la 6970, que quizá sea un caso demasiado exagerado para un barebone de este tipo. También realizamos pruebas con una AMD 6570 de dimensiones mucho más pequeñas que dan lugar a un funcionamiento mucho más frío en líneas generales, gracias al mayor espacio existente en la caja para crear flujos de aire que ayuden a la disipación del calor.

Shuttle SX58H7 Pro AMD 6570
... y con AMD 6570. Mucho mejor.

Conclusiones

El Shuttle SX58H7 Pro es uno de los ordenadores con Intel Core i7-900 más pequeños del mercado, llegando a soportar incluso el Triple Channel (si os fijáis en los zócalos de la RAM, hay tres del mismo color) y con un par de puertos PCI Express 2.0 para CrossFire X o SLI.

Sin embargo, soy de la opinión de que los ordenadores potentes deben estar en una caja adecuada a ellos para lograr una ventilación lo más cerca del punto óptimo. El procesador del Shuttle SX58H7 Pro funciona correctamente, pero se nota que una GPU potente y de grandes dimensiones está demasiado forzada. El ruido emitido es bastante alto, algo que en cierto modo se soluciona con una GPU más comedida, pero no del todo, ya que el ventilador de la CPU sigue funcionando independientemente de la tarjeta gráfica.

Shuttle SX58H7 Pro fuente alimentación
Fuente de alimentación (500 vatios) integrada

Lo más positivo lo encontramos en el tamaño, muy reducido y que incluye fuente de alimentación interna, situada en la cara opuesta a donde instalamos la tarjeta gráfica. También dispondremos de múltiples conectores frontales y traseros, incluyendo algunos USB 3.0 y un eSATA con conector de energía externo.

En definitiva, un equipo que funciona como cualquier ordenador grandote excepto por el ruido emitido. Por lo demás, si lo que buscas es algo pequeño y potente puede ser una opción interesante.

Shuttle SX58H7 Pro, precio y disponibilidad

El Shuttle SX58H7 Pro está disponible en España por un precio que ronda los 500 euros, aproximadamente, a los que hay que sumar memoria RAM, microprocesador, disco duro y tarjeta gráfica.

Más información | Shuttle.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos