Compartir
Publicidad
Publicidad

Probamos el Parrot AR.Drone, un cuadricóptero que se maneja con el iPhone

Probamos el Parrot AR.Drone, un cuadricóptero que se maneja con el iPhone
Guardar
49 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque mis compañeros ya han hablado por aquí de este aparato, ya podemos contaros que ha sido presentado oficialmente en España el AR.Drone de Parrot, un cuadricóptero que se maneja a través de wifi controlado por un iPhone. Este juguetito aterrizará en las tiendas el 28 de agosto y saldrá a la venta por el precio que se esperaba, 299 euros en Media Markt.

Cada AR.Drone llevará incluida la descarga gratuita de la app que lo controla, pero al haberla hecho sobre código abierto esperan que pronto esté también disponible para ser usado desde otros teléfonos móviles, además de los de Apple.

Este aparato se eleva mediante cuatro hélices que van protegidas con tubo de carbón (parecido al porexpan, para entendernos), está preparado para ser utilizado tanto dentro como fuera de casa y en Parrot aseguran que hasta los niños podrán jugar con él, ya que todas sus piezas son fáciles de desmontar y se venderán por separado para poder repararlo en caso de avería. Sus medidas con la cubierta para vuelos interiores son 52,5 × 51,5 cm y pesa unos 400 gramos, mientras que para vuelos exteriores mide 45 × 29 cm y pesa unos 360 gramos.

El helicóptero AR Drone de Parrot se presentó ayer en Madrid.

El AR.Drone tiene cuatro sensores que lo hacen idóneo para jugar a videojuegos de realidad aumentada pero también funciona bien para quienes simplemente disfruten viéndolo volar. Tiene un piloto automático que hace realmente fácil tanto despegar como aterrizar, así como dos modos de pilotarlo en función de la pericia del que lo maneje.

El cuadricóptero posee dos cámaras de vídeo, una bajo su estructura que le sirve para medir la altura y una frontal, que se puede ver en la pantalla del iPhone (o del iPad o del iPod Touch) mientras se está jugando, aunque durante el manejo esto pasa a ser secundario, ya que o te fijas en la trayectoria del avión o te fijas en la pantalla. No obstante, el manejo es realmente sencillo, ya que funciona no solo mediante los típicos movimientos de joystick sobre la pantalla del iPhone sino que también reacciona a la inclinación del teléfono, por lo que es muy intuitivo.

Durante la presentación, nos han demostrado en un vídeo cómo puede ser un videojuego utilizando dos AR.Drone a los que se les ponen unas pegatinas que sirven como sensores para “hacer blanco” en los disparos de uno a otro. El problema es que los disparos aparecen solamente en la pantalla del iPhone y no me ha quedado muy claro si sería funcional en la vida real.

Otro modelo de carcasa de AR.Drone.

Serán tres las apps que se lancen cuando entre en el mercado el cuadricóptero: AR.FreeFlight, que es la necesaria para pilotar la nave; un solitario con realidad aumentada, para el cual serán necesarias las pegatinas, en el que hay que intentar que el enemigo dispare a tu cuatricóptero evitando la “zona gris” que también te quitará puntos de vida y el que hemos visto, que se llama AR.FlyingAce, imitando a las batallas aéreas de la Segunda Guerra Mundial. Estas dos apps costarán 2,99 euros.

De entre los pros, yo destacaría que la red Wi-fi generada por el cuadricóptero alcanza los 50 metros al aire libre y unos 20 en un espacio cerrado, así como que aunque su velocidad alcance los 18 km/h es muy fácil detenerlo con la mano. Entre los grandes inconvenientes está por supuesto la duración altamente limitada de su batería, de solo 12 minutos, que podemos ver en todo momento en la pantalla del teléfono. Eso sí, nos han asegurado que si te llaman mientras juegas con él, el AR.Drone se estabiliza durante todo el tiempo que dure la llamada.

Yo, como Whiskito, creo que es un juguete caro para un niño pero también me he enamorado locamente de él.

Más información | Parrot
En Xataka | Parrot AR.Drone, funciona y lo hemos visto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos