Compartir
Publicidad
Publicidad
Pebble Time, análisis: la autonomía por bandera con una pantalla siempre encendida
Análisis

Pebble Time, análisis: la autonomía por bandera con una pantalla siempre encendida

Publicidad
Publicidad

La compañía Pebble es uno de los mayores éxitos de las campañas crowdfunding y es que tras batir récords de recaudación con su proyecto del smartwatch Pebble original ha vuelto a conseguirlo con su renovado Pebble Time.

Este nuevo smartwatch es fruto de muchas de las peticiones de usuarios, como por ejemplo pantalla a color y funcionalidades como son el reconocimiento de voz para responder desde el propio reloj. Es una mejora considerable frente al modelo original y sigue siendo compatible con Android e iOS.

Cuando fue presentado me apunté personalmente a la lista de espera para recibir el smartwatch y me llegó hace dos semanas el modelo kickstarter backer que analizamos a continuación y que con bastante uso nos acompaña sin acercarnos a un enchufe durante más de cinco días sin pestañear, es decir, con la pantalla encendida siempre.

Ligero y compacto

Si alguien ha sido usuario del modelo Pebble original o bien lo ha podido ver / tener en sus manos sabrá que no se trataba de un dispositivo pequeño. Ligero era debido a su construcción en plástico pero era un modelo tosco y bastante grande. De hecho si tienes una muñeca pequeña, como es mi caso, el smartwatch parecía abultar más de la cuenta.

Pebble Time vs Pebble Pebble Time vs Pebble

Este es uno de los puntos en los que más mejora Pebble, con su nuevo Pebble Time ha conseguido reducir el grosor y hacer más pequeño el smartwatch en cuanto a las dimensiones físicas 40,5 x 37,5 x 9,5 mm.

Es sin duda uno de los smartwatches más ligeros del mercado con tan sólo 42,5 gramos y se agradece ya que te acabas olvidando de que lo llevas puesto. A esto también ayuda que la gente de Pebble ha conseguido doblar ligeramente la parte trasera para hacer que se adapte mejor a la curvatura de la muñeca.

Pebble Time análisis

Como se puede ver en las fotos, la compañía ya no hace uso de ese frontal de policarbonato en este modelo que tanto sufría ante golpes y arañazos. En esta ocasión tenemos cristal Gorilla Glass resistente 2,5D y un marco metálico de acero inoxidable con acabado pulido y mate que rodea a la pantalla y su borde negro y sirve también de antena bluetooth.

A nuestro parecer este marco, le aporta un toque diferente de estilo según cual sea el modelo que elijas, disponible en blanco, negro y rojo.

Captura De Pantalla 2015 08 10 A Las 17 48 14

El apartado botones no se ha alterado frente al modelo original, tenemos tres en la parte derecha y uno en la izquierda que nos sirven para navegar por todas las funciones. Si esperas pantalla táctil, Pebble Time no es tu smartwatch. En este modelo se ha mejorado el sistema, teniendo botones de más corto recorrido y con un tacto más suave durante la pulsación.

Pebble promete que Pebble Time es resistente al agua y no lo hace siguiendo estándares IPXX que suelen garantizar soportar de manera estática cierta presión de agua, sino que ha testeado concienzudamente y el reloj, prometiendo una resistencia al agua de hasta 30metros, que lo hacen perfecto incluso para nadar o pequeñas zambullidas. El único orificio que existe en el reloj es el del micrófono y tiene una membrana que lo protege del agua hasta 50 metros de manera estática, pero con movimientos Pebble garantiza hasta 30 metros aunque también comenta que no es un dispositivo para bucear.

Captura De Pantalla 2015 08 10 A Las 17 45 47

Para finalizar hablaremos de la correa que acompaña al smartwatch. Es de goma a juego con el color del reloj que elijas y llega con un sistema de pasador de fácil cambio. Podrás ponerle cualquier pulsera de ancho estándar de 22 mm en menos de un minuto.

Pebble ha comentado que en el futuro se pueden añadir lo que han dennominado correas inteligentes - smartstraps - que podrán interactuar con el reloj vía un adaptador y el conector inferior de carga del reloj y dar mediciones sobre pulso, temperatura local, etc.

Pebble1

En el momento de redactar el análisis no hay ninguna disponible pero deja entrever futuribles aplicaciones y funcionalidades de Pebble Time.

Pantalla a color, aunque quizá no como esperas

Si bien muchos medios anunciaron el modelo original como un smartwatch con pantalla de tinta electrónica, la verdad es que montaba una pantalla LCD monocromo Sharp de 1,26 pulgadas transflectiva tipo e-paper.

Captura De Pantalla 2015 08 10 A Las 17 43 30

Pebble Time da un pequeño salto hacia pantalla e-paper a color manteniendo la resolución y prácticamente la diagonal de pantalla con 1,25 pulgadas. Son 144 x 168 pixeles útiles (182ppp) capaces de usar un máximo de 64 colores. Este nuevo modelo tiene un sistema de antialiasing para fuentes por lo que se suaviza notablemente la pixelación de dibujos y texto que teníamos en Pebbles anteriores.

Pebble TimeApple Watch (37mm / 42 mm) Moto 360Sony Smartwatch 3LG G Watch RHuawei Watch
Diagonal (pulgadas) 1,251,3 / 1,5 1,561,61,31,4
Resolución 144x168 272x340 / 312x390 320x290320x320320x320400x400
Densidad 182ppp320 ppp 205 ppp200 ppp245 ppp286 ppp

Acostumbrados a relojes que tienen pantallas IPS con una resolución mayor y por tanto mayor densidad de pixeles este reloj parece que monta una pantalla de menor calidad. Simplemente e-paper es una tecnología diferente y tiene sus pros y sus contras.

Captura De Pantalla 2015 08 10 A Las 17 49 38

Personalmente creo que para un dispositivo de este tipo una pantalla encendida constantemente y evitar los falsos positivos a la hora de gesticular y que se encienda la pantalla (con su retroiluminación) - o lo que es peor, que no se encienda - es algo que aún está por pulir en otros smartwatches. Otro punto aparte es el consumo que veremos más adelante y es Pebble Time es un claro vencedor.

La pantalla de Pebble Time es de una tecnología completamente diferente al resto de smartwatches del mercado, que montan pantallas IPS

La pantalla es transflectiva y tiene una capa que evita los problemas de visualización bajo gafas o luz polarizada que vimos en el modelo original y que ya solucionó Pebble Steel.

¿Qué significa que sea transflectiva? Que de manera natural no integra retroiluminación y usa la propia luz del entorno para que veas su contenido. Es como si comparas la pantalla de un eBook (Pebble) con la de una tablet (resto de smartwatches).

Este tipo de pantalla tiene la ventaja de poderse ver sin problemas bajo la luz del sol o en entornos bien iluminados. Sin embargo, cuando la iluminación escasea esa ventaja se pierde y es ahí donde Pebble integra iluminación LED que unida a su sensor de movimiento ilumina la pantalla cuando haces el gesto de mirarla y no hay suficiente luz ambiente.

Luz

A mi parecer es una solución inteligente ya que la mayoría de tiempo del día no es necesaria retroiluminación y el gran contraste de la pantalla hace posible ver la hora sin problemas.

Muchos me preguntan que por la noche cómo veo la hora y mi respuesta es simple: ¿cómo veías la hora de noche en tu reloj antiguamente? Yo recuerdo tener que pulsar un botón para encender la luz o bien si tenía un reloj con manillas luminescentes, brillaban en la oscuridad. Esta solución de Pebble es la solución que más se parece al "modelo original" de reloj de muñeca.

Software y funcionamiento

Los que venimos de utilizar un Pebble sabemos las virtudes y limitaciones que tienen. Sin embargo la compañía homónima ha conseguido implementar mejoras notables con Pebble Time, hasta el punto de ponerlo a la altura de smartwatches mucho más caros, aunque eso sí, con una autonomía que triplica fácilmente la de los mismos.

Pebble Time trabaja sobre un sistema operativo propietario Pebble OS que llega en su versión 3.0 y cambia de manera estética y de usabilidad frente a versiones anteriores, mucho más espartanas.

Pebble Time monta un procesador Cortex M4 más rápido que los modelos anteriores (Cortex M3 a 80 MHz) y aunque podría funcionar a un máximo de 180 MHz Pebble OS lo limita a 100 MHz en aras del ahorro energético.

Con esa velocidad el reloj se mueve ligero, respondiendo siempre al instante a la pulsación de botones y el sistema operativo parece cumplir en rendimiento sin problemas. Gran parte de esta sensación llega gracias a las animaciones entre pantallas que si bien son algo infantiles, sirven para cubrir posibles lags entre operaciones y dan algo de vida al reloj.

Vamos a comentar ligeramente el funcionamiento del reloj propiamente dicho para pasar a hablar la integración tanto con Android como con iOS de Apple, sí sí, es un smartwatch que puede funcionar con cualquier smartphone con esos sistemas operativos y con soporte Bluetooth 4.0.

El botón izquierdo sirve como salida de los menús para finalmente llegar a la pantalla principal / esfera del reloj que los anglosajones llaman watchface. Si dejamos pulsado ese botón accedemos a la última aplicación o apartado del reloj que hayamos usado.

En el lateral derecho tenemos un botón central que sirve desde la esfera para entrar en el menú donde se encuentra la configuración, controles de música, acceso a notificaciones, selección de esferas del reloj y las aplicaciones que hayamos instalado desde nuestro smartphone, navegamos con los botones superior e inferior y vamos entrando con el botón central, para salir, el botón del lateral izquierdo.

Captura De Pantalla 2015 08 10 A Las 17 49 02

Pebble OS 3 trae consigo un nuevo sistema de navegación que se puede llevar a cabo desde la pantalla principal si pulsamos los botones de arriba o abajo, y que nos llevan a nuestras citas futuras del calendario, o bien nos deja echar un vistazo a las que ya han pasado a modo de línea de tiempo personal (timeline). En este timeline también aparecen las llamadas perdidas o la hora del ocaso y de amanecer. Es una manera de utilizar el smartwatch como agenda personal y, de hecho también puede avisarte de las citas con anterioridad para que no las pierdas.

Otra de las funcionalidades del reloj es el uso de los botones de superior e inferior del lado derecho como acceso directo a las funciones o aplicaciones que queramos. Se puede personalizar directamente desde el reloj y una vez configurado una pulsación larga al botón lanzará la aplicación o funcionalidad al segundo. En mi caso he encontrado útil el acceso a un cronómetro (Timer+) y acceso directo a las alarmas.

Experiencia de uso

Este es el momento donde queremos comentaros cómo ha sido el pasar unos días con el smartwatch conectado al teléfono, notificaciones, posibilidades de interactuación entre ambos así como la aplicación Pebble Watch que sirve como puente entre ambos y permite una personalización más a fondo de esferas del reloj, entre otros.

Tenemos que hacer notar una mejoría frente a los modelos anteriores y es que no tenemos limitación de 8 aplicaciones / watchfaces, y que ahora la limitación no es numérica como tal sino de espacio de almacenamiento del smartwatch. No sé cuantas aplicaciones necesitáis en un reloj, pero yo he probado bastantes y numerosos watchfaces y no he encontrado problema a la hora de instalarlos y usarlos. Según la memoria disponible en el reloj calculamos que podrás tener alrededor de unas 50 aplicaciones / watchfaces en el reloj.

La última actualización de Pebble OS ha traído consigo mejoras como son la posibilidad de elegir el tamaño del texto en pantalla o bien cambiar la intensidad de la vibración y activar un modo "no molestar" periodo en el cual no recibirás notificaciones.

La experiencia de uso de Pebble ha sido dispar, con grandes diferencias entre usarlo con un smartphone Android o con un iPhone

El reloj y las notificaciones que recibe tienen un funcionamiento similar al de Android Wear, es decir, puedes interactuar con ellas mientras están en pantalla.

Posteriormente sí que puedes acceder (a diferencia de Android Wear) mediante el apartado de notificaciones pero sólo para leerlas. Ejemplo, puedes responder un mensaje de Whatsapp según lo recibes y lo tienes en pantalla, pero si ya lo has leído y has salido a la pantalla principal, la única interactuación que puede tener es desde el apartado notificaciones donde sólo podrás leerlo.

Queremos comentar que hay aplicaciones como la de Misfit, que transforma tu Pebble en una pulsera cuantificadora, permitiendo contar los pasos que das en el día y llevando un registro diario, mostrando cuánto queda para alcanzar tu meta diaria etc.

Captura De Pantalla 2015 08 10 A Las 17 50 48

Vamos a aclarar que actualmente Pebble OS 3 sólo está disponible en inglés. También comentaros que vamos a dividir este apartado en dos, para comentar la experiencia del reloj con Android y con iOS. Empiezo por, por ejemplo, Android siguiendo orden alfabético o bien porque es la plataforma móvil que utilizo como principal.

Pebble y Android, grandes compañeros

El uso de Pebble con un smartphone Android es una experiencia muy grata. Tienes en la muñeca un smartwatch que sirve, para darte la hora a cada momento sin tener que hacer gestos raros para verla o tocar ningún botón.

Es una pantalla adicional donde ves notificaciones, o quien llama, antes de tener que sacar el móvil. Puedes colgar directamente la llamada y mandar un SMS como excusa por colgar. Una de las mejoras más notables de Pebble Time frente a sus predecesores es la incorporación de un micrófono. ¿Para qué? Pues ahora es posible responder cualquier notificación (Correo, WhatsApp, Telegra o SMS, entre otros) mediante voz.

Captura De Pantalla 2015 08 10 A Las 17 50 23

Para ello podremos elegir la opción responder y luego voz y tendremos una ventana de tiempo de 6 segundos máximo en el que el smartwatch grabará la voz, la manda al smartphone que la transcribe y el reloj nos da la opción de aceptar esa transcripción para enviarla como respuesta final. Es un sistema sencillo y funciona bastante bien en español (España) que es el idioma que hemos probado. En inglés también es bastante acertado incluso con nuestra dudosa pronunciación del mismo en ocasiones.

La aplicación Pebble Time corre de fondo en nuestro smartphone y nos muestra en la barra de notificaciones el estado de la conexión bluetooth con el smartwatch.

Desde la aplicación podremos buscar nuevos watchfaces, nuevas aplicaciones, e instalarlas en el reloj. De hecho desde el apartado de mi Pebble podremos ver las watchfaces instaladas y personalizarlas ya que muchas de ellas podrás adaptarlas, cambiando el formato de la tipografía, o bien los colores. Incluso con posibilidad de activar vibración horaria o cuando hay una desconexión del smartphone.

Captura De Pantalla 2015 08 10 A Las 17 51 08
Hay numerosas esferas (watchfaces) en B/N, a color e incluso animadas

También podrás personalizar qué notificaciones serán las que lleguen al reloj filtrando según aplicaciones, útil si no quieres ver en el smartwatch que hay actualizaciones de aplicaciones o bien si sólo te interesa ver notificaciones de WhatsApp y correo electrónico.

En nuestra experiencia de uso con dos smartphones Android distintos podemos concluir que se trata de un conjunto que está bien pulido, donde tenemos un día a día sin problemas de sincronización con recepción de notificaciones al instante.

Pebble e iOS, aún lejos de la experiencia con Android

Tras una más que positiva experiencia con Android decidimos dar el salto a la manzana y sinceramente nuestra experiencia no ha sido tan positiva.

Aquí queda patente la política de Apple para el desarrollo para sus productos e interactuación con ellos. Las API que ofrece son muy cerradas y varias de las funcionalidades que ofrece el reloj de Pebble quedan sin uso con un iPhone.

No hay que confundirse, no decimos que la experiencia de uso sea mala, es sólo que funciones que hemos podido disfrutar con un smartphone Android no están disponibles con un iPhone. Personalmente creo que aquí Apple tiene gran parte de culpa ya que algunas de estas funcionalidades sí que están disponibles para Apple Watch, es decir, están cubriéndose las espaldas.

Captura De Pantalla 2015 08 10 A Las 17 50 04

Ejemplos, el micrófono del Pebble Time pasa a ser inútil, nada de acceso a respuesta por voz. O bien al interactuar con notificaciones nos encontramos con muchas carencias frente a las que vemos en Android, quedando prácticamente sólo la posibilidad de descartar/borrar (dismiss) notificaciones.

Desde la aplicación Pebble Time, sólo disponible para iPhones con iOS 8 en adelante, podrás personalizar también watchfaces como en Android, elegir que notificaciones llegarán al reloj.

Como decimos, nuestra experiencia con iOS es algo agridulce, pero aún así estamos ante un smartwatch que nos da la hora, es una ventana a notificaciones y nos permite interactuar con la música de nuestro iPhone, entre otras funciones.

Autonomía, imbatible a día de hoy

Este es, sin duda, el apartado donde Pebble no tiene rival. No hay una alternativa que con un uso similar, mismo número de notificaciones, sea capaz de aguantar hasta 7 días según Pebble.

En nuestro caso hemos visto cómo podemos estar hasta 5 días con el smartwatch sin necesidad de cargarlo con la vibración activada y todo tipo de notificaciones entrando.

Es cierto que en nuestros tres ciclos de carga hemos conseguido alcanzar esos 7 días durante uno en el que apagamos la vibración del smartwatch. Aún así 5 días de manera consistente y un uso elevado nos parece excelente comparando con el resto de alternativas del mercado.

Captura De Pantalla 2015 08 10 A Las 17 52 04

¿Cómo se carga el smartwatch? Aquí tenemos dos noticias, una buena y una mala. Empezamos por esta última, es un conector propietario... por lo que necesitarás el cable que acompaña al smartwatch en la caja cuando lo compraste. Me pregunto yo, entiendo que es un diseño sellado, y un conector microUSB sólo añadiría más tamaño al conjunto, pero... no estaría mal incluir algún adaptador microUSB a ese conector magnético para tener un sistema de carga adicional.

La buena es que el sistema de fijación magnética ha mejorado frente al modelo original y hemos notado una mayor fiabilidad a la hora de cargarlo.

Captura De Pantalla 2015 08 10 A Las 17 52 15

Otro punto que queremos comentar es que es un dispositivo con una vida limitada, como la mayoría de smartwatches. Hablamos de dispositivos que llegan sellados con una batería de litio. Esta tecnología tiene una vida útil a partir de la cual dejan de retener energía eficientemente y acaban muriendo.

Siguiendo un hilo de pensamiento lógico, un smartwatch que tiene que cargarse a diario, tendrá una vida útil mucho inferior que uno que tenga que cargarse cada 5 días. Es por ello que Pebble Time debería ser capaz de aguantar entre 6 y 10 años mientras que los smartwatches de la competencia aguantarán poco más de dos años con la batería rindiendo como el primer día.

Y para finalizar, sólo queremos comentar un detalle muy inteligente por parte de Pebble. Cuando la autonomía del reloj alcanza el 0% en cualquier smartwatch, éste se apaga, y nos quedamos con peso muerto en la muñeca.

Captura De Pantalla 2015 08 10 A Las 17 51 34

Con Pebble Time, cuando la carga es 0% el smartwatch se queda con una pantalla en blanco, cesa la conexión bluetooth y pasa a un estado de hibernación en el que sólo muestra 0% y la hora que es.

¿Me lo compro o no me lo compro?

Teniendo en cuenta que Pebble tiene ya una gran base de watchfaces y aplicaciones y que los desarrolladores pueden actualizar sus aplicaciones para compatibilizarlas con Pebble OS 3 y añadir opciones de color, entre otros, vemos que estamos ante un ecosistema vivo y con grandes posibilidades.

Obviamente no es un ecosistema como pueda ser Android Wear, con varios modelos de reloj en el mercado y un gigante como Google detrás o bien Apple tras su reloj, pero podríamos hacer una comparación similar a los usuarios de ordenador Windows, OS X y Linux. Siendo los de este último sistema operativo los equivalentes a los de Pebble.

Captura De Pantalla 2015 08 10 A Las 17 52 33

La compañía da completa libertad para desarrollar para el reloj mediante APIs y un entorno de desarrollo sencillo y la fuerza y tracción que cogió la compañía gracias a Kickstarter con su modelo inicial y ahora con su segunda generación de smartwatches se deja notar en la scene detrás del mismo.

El precio al que puede adquirirse un Pebble Time es actualmente 249 euros y está claro que será el usuario final el que tenga que ponderar si para su caso de uso es rentable.

Para un usuario Android, a día de hoy hay alternativas más completas y más económicas (salvo por la autonomía) para un usuario de iOS no. En mi caso personal, prefiero este smartwatch a por ejemplo Motorola 360 que está a algo menos de 200 euros, por el simple y mero hecho de la autonomía. Yo no concibo tener que quitarme el reloj cada día y ponerlo a cargar.

Captura De Pantalla 2015 08 10 A Las 17 42 46

Es cierto que si eres un usuario que busque monitorización, Android Wear y Google Fit, son un punto positivo, pero según mi punto de vista y el uso personal que le doy... Pebble Time cumple mis expectativas y más si valoro que la compra vía Kickstarter me supuso 179 dólares que al cambio con aduanas no llegó a 200 euros.

Pebble Time saciará las necesidades de la mayoría de usuarios siempre y cuando seamos conscientes de que no tenemos un smartphone en la muñeca como Samsung Gear S y no esperemos funcionalidades deportivas avanzadas.

7,6




Diseño7
Pantalla7,5
Software7
Autonomía9,5
Interfaz7

A favor

  • Peso
  • Autonomía
  • Pantalla siempre encendida

En contra

  • Integración iOS pobre
  • Colores algo apagados
  • Conector de carga propietario

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos