Compartir
Publicidad
iPhone 6s Plus, nuestra experiencia tras un mes de uso
Análisis

iPhone 6s Plus, nuestra experiencia tras un mes de uso

Publicidad
Publicidad

La competencia en en formato phablet no tiene tantos protagonistas como en gama alta. Y eso no quita que los propios phablets compitan precisamente en esa gama por precio. Uno de los referentes desde el año pasado es el iPhone con apellido Plus.

Este año tuvimos análisis del iPhone 6s Plus nada más salir pero como solemos hacer con los terminales de referencia, hemos seguido usándolo como terminal principal durante muchos mas tiempo para poder ofreceros su review tras un mes de uso, un clásico de Xataka. En vídeo, cómo no.

Más agarre, más resistente pero muy grande

Sin novedades en el frente en cuento a diseño se refiere, hay que hilar fino para apreciar qué trae nuevo el iPhone 6s Plus respecto al modelo del año pasado en términos de acabado. Ya os contamos que, por los problemas de doblado o no, este iPhone estrenaba el nuevo aluminio que ya vimos que incluía el reloj de Apple y que resultaba más resistente. Efectivamente no ha habido casos conocidos de iPhone que se hayan doblado esta vez.

Tras este mes de uso y como intuíamos en nuestro análisis, no es lo más significativo del nuevo acabado del iPhone 6s Plus. Lo que nos ha parecido realmente importante de este material es que nos ha resultado más resistente en general. Es el primer iPhone que uso una larga temporada sin funda de por medio y si bien ha habido caídas como era de esperar, ningún desperfecto ha sufrido cuando con anteriores versiones un simple golpe afectaba bastante principalmente a los bordes.

También creo que ha mejorado mucho el agarre. Su tamaño sigue siendo descomunal para la pantalla que alberga, al menos si miramos a la competencia, así que mejorar el agarre no es una cuestión para tomarse a broma. Tras este mes de uso hemos notado bastante diferencia con el iPhone 6s Plus del año pasado.

Respecto a las dimensiones del iPhone 6s Plus, Apple ya no puede presumir del mismo equilibrio que el año pasado y tanto en grosor como en peso, especialmente en este último apartado, queda ahora mismo muy lejos de sus rivales. Un último apunte sobre el diseño: la cámara nos resulta demasiado cercana al borde, y los altavoces siguen siendo indignos de este terminal en tanto que es demasiado fácil acabar tapándolos.

1024 2000 16

3D Touch llega a la rutina del manejo del smartphone

Sin novedades en la resolución o tamaño de la pantalla, el iPhone 6s Plus tenía otro valor que demostrar en nuestra prueba de un mes: que la llegada de la tecnología 3D Touch no fuera pasto del olvido fácil.

Y le ha salido bien la jugada a Apple. En este mes no hemos visto una desembarco enorme de aplicaciones que aprovechen la ventaja de que la pantalla pueda detectar la fuerza con la que la pulsamos para implementar más funciones y accesos directos, pero algunas de las importantes se han actualizado, incluida WhatsApp, algo casi inaudito aunque la ventaja que saca al 3D Touch nos parezca muy simplona.

1024 2000 15

En este mes de uso del iPhone 6s Plus hemos acabado acostumbrándonos a usar las opciones del 3D Touch y lo hemos incorporado a nuestra rutina. Cuesta acostumbrarse a que unas aplicaciones lo usen y otras no, y la diferente manera de hacerlo de cada una, pero una vez que asimilas qué ofrece cada una, es bastante intuitivo. Por ejemplo, para entrar en las notificaciones de Instagram ya lo hago directamente en el acceso directo habilitado por 3D Touch en el icono del escritorio.

Rendimiento fantástico pero con iOS 9 con dudas

El nuevo iPhone 6s Plus estrena procesador y memoria RAM de 2 GB para conseguir rendir a la altura de los mejores smartphones de este año en los benchmarks. En el día a día también se traduce en una fluidez total en todo lo que tratamos de realizar con el phablet, pero más a menudo de lo habitual nos hemos encontrado con acciones en el terminal, básicamente en el cambio de orientación de la pantalla, donde iOS 9 se ha mostrado dubitativo.

Si a esto le sumamos que no son muchas las aplicaciones, incluso nativas, que le sacan partido al mayor área de trabajo respecto al iPhone 6s, hay lagunas en iOS 9 que no acaban de cubrirse correctamente. Hablando de lagunas, habiendo usado este iPhone 6s Plus estos días, modelo de 128 GB, resulta más evidente que el de 16 GB es tremendamente ridículo porque tanto como almacén de contenido multimedia, aplicaciones y juegos, como para almacenar fotos y vídeos (ahora que son 4K), los GB caen a un ritmo endiablado.

650 1200 17

Pese a que Apple ha aumentado el peso de su iPhone 6s Plus, la batería reduce su capacidad para dejar sitio a la tecnología 3D Touch de la pantalla. Sin embargo, tras este mes de uso no hemos notado diferencia alguna respecto a la autonomía que ya disfrutábamos en el modelo del año pasado. Estamos hablando de un día y medio como norma habitual. Lo que hemos echado de menos es que la carga rápida o inalámbrica hubiera llegado a este iPhone, porque con el ecosistema de terceros fabricantes, hubiera dado mucho juego.

Más megapixeles para las mismas fotos y por fin vídeo 4K

Recientemente presentado, resulta curioso que el iPhone 6s Plus suba la calidad de su grabación de vídeo a la resolución 4K cuando el nuevo Apple TV no la soporta. Se había resistido hasta ahora pero no hay duda de que es un golpe mediático muy importante. Pero no es solo eso: la calidad del vídeo que obtenemos con la cámara del iPhone 6s Plus es magnífica, y a ello colabora mucho su estabilizador.

Si nos centramos en la fotografía, nos ha resultado muy importante el aumento de megapixeles de la cámara no tanto por el nivel de detalle que podemos conseguir ahora sino porque nos ha permitido reencuadrar escenas y salvar fotografías sin que el desastre en resolución fuera tan absoluto como con el modelo del año pasado. Más allá de este aspecto, ninguna novedad relevante tras este mes de uso.

1024 2000 17

Las fotografías siguen saliendo en la mayoría de los casos muy bien, incluso de noche, pero me he encontrado en más de una ocasión escogiendo al Galaxy S6 Edge o el LG G4 como compañero fotográfico cuando otros años no me lo había planteado en ningún momento. Si bien en resultado final no hay muchas diferencias y dependerá de lo que busquemos concretamente el escoger una cámara y otra (para mi la del Galaxy S6 Edge es superior con poca luz), sí que nos parece después de este tiempo que a nivel de velocidad general de funcionamiento, Apple ya no lidera en este aspecto ni mucho menos entre las opciones que se dejan en manos del usuario.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio