Compartir
Publicidad

iPhone 6: nuestra experiencia tras un mes de uso

iPhone 6: nuestra experiencia tras un mes de uso
164 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dicen que el tiempo es el mejor consejero, y esa es la idea tras la cual planteamos nuestros tests de largo recorrido. De hecho, permiten complementar perfectamente los análisis que realizamos con detalle tras unos días con estos productos, y nos permiten dar una visión más personal y 'sosegada' de esos dispositivos que suelen marcar tendencia en el mercado.

Es el caso del iPhone 6, clara referencia actual en el segmento de los smartphones, y que ya analizamos en profundidad hace dos meses. Ahora lo enfrentamos a esa prueba más realista que hace que podamos valorar la experiencia tras un mes de uso. Allá vamos.

iPhone 6 tras un mes de uso en vídeo

La valoración de este dispositivo tras estas semanas de uso las veréis plasmadas también en las siguientes líneas, pero desde luego no queríamos dejar pasar la oportunidad de grabar un vídeo en el que recogemos precisamente todas esas impresiones:

Más grande, más fino, más escurridizo

Es evidente que lo primero que salta a la vista para cualquier usuario de los terminales de Apple es el crecimiento de la diagonal de pantalla. Las 4,7 pulgadas son notables si venís de iPhones anteriores, pero lógicamente no parecen nada del otro mundo cuando como en mi caso precisamente utilizaba un terminal con ese mismo tamaño de pantalla.

Iphone 6 Mes Uso 6

Aún así, el diseño del iPhone 6 es lógicamente destacable en muchos apartados, pero tiene luces y sombras. En el caso de las sombras debo insistir, como hice ya en aquellas primeras impresiones, en el hecho de que los perfiles curvos y su pulida carcasa posterior ofrezcan un acabado que provoca la sensación de tener un móvil escurridizo entre las manos. En ese diseño también mandan los marcos simétricos superior e inferior que agrandan las dimensiones demasiado para nuestro gusto: las 4,7 pulgadas del iPhone 6 acaban haciendo que el smartphone de Apple tenga unas dimensiones más similares a cualquier 5 pulgadas Android.

Aún así, en ese diseño vuelve a brillar el acabado de las soluciones Apple, y a pesar del aumento de tamaño el peso del dispositivo es muy ajustado. En ese diseño destaca eso sí la protrusión de la cámara posterior, de la que hablaremos más adelante pero que nos parece un detalle curiosamente mal trabajado por parte de Apple.

Impecable en funcionamiento

Como mencionamos en el vídeo, el iPhone 6 demuestra de forma fehaciente que unas especificaciones "medias" pueden proporcionar una experiencia de gama alta. Ocurre con muchos de los apartados hardware del iPhone 6, que parecen inferiores sobre el papel a sus competidores Android. El procesador dual-core a una frecuencia de 1,4 GHz no parece gran cosa, como tampoco lo parecen su memoria RAM de 1 GB, su pantalla con esa extraña resolución de 1.334 x 750 píxeles o su cámara de 8 Mpíxeles.

Iphone 6 Mes Uso 5

Todos esos datos engañan, porque si sobre el papel el iPhone 6 pinta como un gama media, en uso se porta con una solvencia envidiable. La fluidez de manejo del sistema operativo y las aplicaciones es fantástica, y la gestión al abrir y cambiar de aplicación es igualmente sobresaliente. El nuevo procesador no parece mucho más potente -tampoco habría muchas áreas en las que notar esa diferencia- pero sí apunta a esa mayor capacidad en temas como una cámara lenta más potente o en la ejecución de juegos exigentes con mayor fluidez gracias a la conjunción con Metal, esa API que permite sacarle todo el jugo a la GPU tanto en esos juegos como en aplicaciones que sepan exprimirla.

La pantalla vuelve a brillar con luz propia -y nunca mejor dicho- en el iPhone 6, que mantiene la misma densidad de píxeles que sus antecesores. Eso hace que la experiencia de uso sea muy natural en la nueva diagonal. El brillo y contraste vuelven a ser excelentes en todo tipo de situaciones, y de hecho la visibilidad en exteriores es prácticamente tan buena como lo es en interiores.

La autonomía de la batería también es destacable en los nuevos iPhone 6, y en nuestro día a día nos encontramos con que llegaba sin problemas al final del día e incluso aguantaba hasta la mañana del día siguiente con cierta solvencia. Eso sí: no acabamos de entender por qué no aprovechar la protrusión de la cámara de la parte posterior, haciendo el dispositivo algo más grueso y metiendo más batería para destacar aún más en este importante detalle. En mi opinión, Apple ha perdido aquí una oportunidad de ganar enteros en una faceta clave para la gran mayoría de usuarios.

La cámara e iOS 8 como verdaderos protagonistas

El gran paso adelante de este dispositivo no es tanto su hardware como su software. iOS 8 es una versión de la plataforma móvil de Apple que da un salto de gigante en cuanto a la conquista de opciones que abren muchas nuevas posibilidades a desarrolladores y usuarios.

Iphone 6 Mes Uso 4

La extensibilidad que permite que las aplicaciones "se hablen" entre sí es todo un logro, pero también lo son Continuity y Handoff, dos opciones de las que ya hemos hablado en detalle y que son pilares de esa "experiencia convergente" de Apple en la que podremos disfrutar de una sesión continua de trabajo y ocio con nuestros dispositivos... siempre que estos sean de Apple, claro.

A ese software más abierto -y en el que también llegan los widgets, aunque solo sea al área de notificaciones- se le une la otra característica diferencial del iPhone 6: su cámara. Esos 8 Mpíxeles demuestran su capacidad en casi todas las situaciones -lástima, nada de grabación 4K-, y la calidad de las tomas y vídeos es fantástica. Tenemos poco que añadir a las conclusiones que ya obtuvimos en nuestra comparativa de cámaras de móviles, en la que el iPhone 6 se alzó con la victoria en la mayoría de apartados con el permiso de un Lumia 1020 que sigue dando mucha guerra.

Este mes de uso del iPhone 6 me ha confirmado que estamos ante un nuevo telefonazo de Apple, que eso sí, tiene un precio injustificable a pesar de sus prestaciones. Sobre todo cuando Apple está forzando de forma subbrepticia a que los usuarios se compren directamente el modelo de 64 GB, 100 euros más caro. Esos 800 euros de ese modelo (jamás recomendaría el 16 GB, que es lo que Apple precisamente pretende) se me antojan un mundo para cualquier dispositivo móvil, y el iPhone 6 no es la excepción.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio