Compartir
Publicidad

HTC Sensation XL. Análisis (II)

HTC Sensation XL. Análisis (II)
Guardar
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace dos días os ofrecíamos los primeros resultados de nuestro análisis del HTC Sensation XL, el gigante de la familia Android con HTC Sense que la taiwanesa había sacado apuntando a los usuarios más musicales.

Aunque la cámara del Sensation XL no salió muy bien parada en lo que a software se refiere, el terminal no está exento de virtudes ni mucho menos. Hoy cerramos ese análisis pasando revista a su potencia de hardware, conexiones y demás elementos de software que le hacen distinto. Vamos con ellos.

HTC Sensation XL. Conectividad y autonomía

Sobre el papel, el HTC Sensation XL está equipado con conectividad HSDPA a 14.4Mbps y HSUPA a 5.76Mbps. En la práctica, efectivamente, el dispositivo muestra un buen índice de transferencia, manteniendo los sistemas push más habituales sin problemas. Sí que es cierto que no es el terminal con mejor cobertura de antena en lugares donde la señal es menos intensa. Tampoco es el más rápido en recuperarse tras una pérdida de señal, pero en líneas generales responde con nobleza.

HTC Sensation XL

El resto de conexiones como WiFi, DLNA o Bluetooth responden como se espera de ellas. La versión 3.0 de Bluetooth ofrece un agradable extra de velocidad. También merece especial mención el GPS, rápido en localizar la posición y en mantenerla sin saltos absurdos.

En cuanto a la batería, el HTC Sensation XL equipa una 1.600mAh. Si mantenemos un uso ligero con varias notificaciones activas (e-mail, Twitter, Facebook, Foursquare…), el terminal es capaz de aguantar dos días largos antes de quedarse sin energía.

HTC Sensation XL

Si el uso sube hasta un nivel normal, con llamadas, GPS o navegación ocasional, el HTC Sensation XL ya desciende hasta el nivel medio de los smartphones de gama alta, que es mejor dejar cargando al final de la jornada para que al día siguiente vuelvan a estar al 100% a primera hora. Ver vídeo es una actividad agotadora para la tremenda pantalla de 4.7 pulgadas y si nos ponemos a ver películas vaciaremos la batería en unas 4 horas.

Potencia de hardware

Habiendole pasado los benchmarks más habituales, el HTC Sensation XL obtiene unas puntuaciones muy respetables. En Quadrant, por ejemplo, el Sensation XL supera ampliamente a terminales como el Nexus One o el Samsung Galaxy S.

En test sintéticos de capacidad gráfica como Nenamark, el terminal queda un poco por debajo de, por ejemplo y por tomarlo otra vez como una referencia, el Nexus One. Aunque integra un chip Adreno 205, el tamaño de pantalla y la memoria de 768MB probablemente tengan que ver en esta nota no tan buena.

HTC Sensation XL

No hay que olvidar que el HTC Sensation XL es un terminal con procesador a un sólo núcleo, concretamente un Qualcomm Scorpion 8255 a 1.5Ghz. En otras palabras, el terminal funciona con fluidez y a una velocidad aceptable, pero probablemente no aguante tan bien el paso del tiempo como pueda hacerlo un doble núcleo de los actuales.

HTC Sensation XL y sus mil aplicaciones

En lo que respecta a software, el HTC Sensation XL corre Android en su versión 2.3 Gingerbread convenientemente aderezado por la última versión del interfaz Sense de HTC. Aunque no me gusten particularmente las personalizaciones, he de reconocer que Sense es de las más completas y las que mejor funcionan.

Una de las mejores novedades es la posibilidad de ejecutar aplicaciones al desbloquear el terminal simplemente arrastrándolas al anillo de desbloqueo. El teléfono cuenta con decenas de widgets pensados para gestionar los contactos y las actualizaciones en redes sociales, la reproducción de música y vídeo o el calendario. El número de escritorios es personalizable y un sistema de carrusel bastante espectacular nos permite pasar rápidamente de uno a otro.

En líneas generales los widgets funcionan bien aunque alguno tiende a ralentizar el equipo si somos unos fanáticos de la instantaneidad cuando pulsamos un botón. Los widgets del tiempo, con sus nuevas animaciones en tiempo real, y el de música, tremendamente mejorado sobre el habitual de Android, merecen especial mención.

HTC sensation XL. La opinión de Xataka

Antes de comparar el HTC Sensation XL con cualquier otro superphone como el Samsung Galaxy Nexus o el Motorola Razr hay que pensar que estamos ante un teléfono que opera en otra liga, la de los terminales multimedia. El Sensation XL está pensado para hacer de todo de una manera digna, pero no meteórica. Su mejor marca está en la reproducción de audio, en la que los controladores, software y auriculares de Beats marcan una diferencia abismal.

HTC Sensation XL

Por otra parte, es un terminal estupendo para aquellos que quieran empezar a disfrutar de su móvil nada más sacarlo de la caja. El Sensation XL tiene aplicaciones para casi todo lo que un usuario normal pueda imaginar y alguna más. Sin embargo, aquellos que sean especialmente maniáticos de configurar el teléfono hasta la perfección e instalar sus aplicaciones favoritas tendrán un largo trabajo por delante instalando, desinstalando y configurando para afinar el termianl al máximo. Convendría que HTC se pusiera las pilas en lanzar algún parche que mejore algunas herramientas como la de cámara

En cuanto a precios, el terminal se lo ha quedado en exclusiva Orange durante todo noviembre. La operadora lo vende desde cero euros con sus planes de datos más potentes: Delfín 59 y Delfín 79. Seguramente en breve lo veremos en otras operadoras porque libre, eso sí, su precio es de 599 euros, una cota muy alta por la que es mejor decantarse por otros smartphones más potentes y equilibrados.

HTC Sensation XL, partes del análisis

  • HTC sensation XL. Análisis (II)

El teléfono ha sido cedido para la prueba por parte de HTC España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | HTC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos