Publicidad

Dyson 360 Heurist, análisis: la esencia del mejor Dyson en potencia y calidad de aspiración en versión robot aspirador
Análisis

Dyson 360 Heurist, análisis: la esencia del mejor Dyson en potencia y calidad de aspiración en versión robot aspirador

Publicidad

Publicidad

La firma británica, toda una institución personas con asma, alergias y otros problemas respiratorios por sus aspiradores de trineo – o mejor dicho, la calidad de sus filtros – , sigue sumergiéndose en el sector de los robots aspiradores con el Dyson 360 Heurist, el segundo modelo de este tipo. Con el reclamo de haber mejorado su limpieza y su autonomía, el sucesor del 360 Eye desembarca en el mercado español. Lo hemos probado y esta es nuestra experiencia.

Dyson 360 Heurist, ficha técnica

Dyson 360 Heurist

Dimensiones

120 x 240 x 230 mm

Peso

2,51 kg.

Capacidad del depósito

0,33 L

Conectividad

Wi-Fi (2.4GHz y 5 GHz) y Bluetooth 4.0

Ruido

n.d.

Potencia

200W (85 vatios aire de capacidad de succión)

Filtro

hasta 0,3 micras

App

Programable

Compatible con asistentes

Pendiente Alexa*

Navegación inteligente con mapeo

Sí, visión inteligente VSLAM con cámara y luces LED

Batería

hasta 75 minutos

Tiempo de carga

Unas 2 horas

Qué hay en la caja

Dyson 360 Heurist, base y cargador

Precio

1.299 euros

*Compatible con Alexa en otros países, se espera su llegada próximamente

Dyson 360 Heurist aspiradora Robot (níquel Azul), aprende y se Adapta a tu hogar

Dyson 360 Heurist aspiradora Robot (níquel Azul), aprende y se Adapta a tu hogar

Diseño compacto y estética "Dyson"

Img 4032

Con los colores brillantes y acabados mate que encontramos en otros aspiradores de la firma británica, lo que más llama la atención cuando sacamos la Dyson 360 Heurist de su caja es lo pequeña que es. Recuerda bastante a los radiocassete de hace 15 años, esos que venían con CD. A decir verdad, es algo más alta de lo que suelen ser este tipo de aspiradores pero con diámetro que es casi la mitad. Y en el día a día su tamaño se nota, tanto para bien como para mal, como veremos en el apartado de limpieza.

Su depósito, además de pequeño, también es bastante curioso. Y es que en lugar de estar integrado dentro del cilindro que constituye el aspirador, es otro cilindro más pequeño que se coloca en un lado. Aunque Dyson no detalla sus dimensiones, os anticipo que si sois como yo y no vaciáis el depósito tras cada limpieza, os vais a encontrar con la desagradable sorpresa de que en unos tres días se llena (os recuerdo que vivo con una mascota).

Al otro lado encontramos el acceso al filtro, de modo que podamos limpiarlo o sustituirlo. Según Dyson, este filtro es capaz de capturar partículas de hasta 0,3 micras, unas cifras similares a las que ofrecen sus aspiradores verticales.

Controles Controles manuales e iconos informativos de la Dyson 360 Heuristic

Justo en el centro geométrico de la parte superior encontramos los controles, que por cierto también recuerdan bastante a los de un radiocassete. Así, encontramos un botón "PLAY/PAUSE" y una combinación de iconos que se irán iluminando en función de lo que suceda:

  • Wi-Fi, para indicar que está conectada.
  • Una batería, para controlar a simple vista el nivel de carga de forma cualitativa, o para saber si se está cargando.
  • El icono de la base, que se ilumina cuando termina la limpieza y está retornando a la base o cuando se pierde.
  • En caso de problemas con el cepillo, el flujo del aire (obstrucciones) o mecánicos, se enciende cada uno de los tres respectivos iconos.

Al lado de los controles nos topamos con un anillo LED que rodea la cámara, la principal responsable de la navegación del Dyson 360 Heuristic, que no el único: también cuenta con sensores para detectar la base, de desnivel y de seguimiento del suelo, de modo que no se cae si lo dejamos en un borde. Según explica la marca, su conjunto de sensores de localización y mapeo simultáneo (SLAM) va midiendo distancias cada 20 milisegundos para orientarse.

Img 4074

Procedemos a darle la vuelta, topándonos con dos ruedas grandes y con un diseño para facilitar el agarre y desplazamiento, y la rueda delantera, más pequeña. Como es habitual en este tipo de aspiradores, nos topamos con el rodillo central, que en este caso está fabricado con una combinación de fibra de carbono y nylon que recuerdan tanto en materiales como en diseño al Direct Drive que encontramos en sus aspiradores verticales.

Pese a lo pequeño del Dyson 360 Heurist, el cepillo ocupa todo el ancho del robot optimizando sus dimensiones: de los 23 centímetros de ancho que tiene el robot, el rodillo ocupa 21.

Configuración y puesta a punto

Robot Caja

El Dyson 360 Heurist viene en una bastante compacta en la que esencialmente encontramos el cable, una base muy minimalista y el robot aspirador. No hay recambios ni accesorios de limpieza del propio robot. Tras enchufar la base a la corriente y dejar el aspirador encima, procedemos a su configuración, para lo cual se requiere la instalación de Dyson Link, la aplicación disponible para iOS y Android.

En las primeras pantallas de la aplicación tendremos que seleccionar la región en la que nos encontramos, leer (je) y aceptar las condiciones de uso y crearnos un perfil con contraseña. Una vez hecho esto y entrado a nuestra cuenta, la app encontrará ella sola la Dyson que esté más cerca. Ya solo es cuestión de dejar móvil y aspirador cerca durante unos segundos para que "se entiendan".

Después, pulsamos el PLAY del Dyson 360 Heurist y esperamos unos segundos más. Ya se han sincronizado. Terminamos esta configuración buscando la red doméstica e introduciendo su correspondiente contraseña. En menos de un minuto habrá terminado todo. La verdad es que ha sido uno de los procesos más rápidos e intuitivos con los que me he encontrado.

App La configuración de la Dyson 360 Heurist es rápida y sencilla

Pero no acaba aquí. Aunque ya podemos manejarla desde el móvil, todavía no está lista para echar a andar. Ahora toca ponerle nombre para poderla usar con asistentes de voz, seleccionar la fecha de compra del reloj para que se active la garantía y activar las actualizaciones automáticas, algo que permitirá que los bugs que nos encontremos se vayan solventando con parches que lance la firma.

Como se trata de un robot con navegación inteligente, ahora le toca trazar su primer mapa. Para ello, el Dyson 360 Heurist recorrerá el piso sin la función de aspiración, pero mejor hacerlo con la casa despejada para que pueda trazar un mapa lo más ajustado a la realidad posible.

Mapa

Cuando ha terminado el reconocimiento de nuestra casa, podremos ir marcando separadores para diferenciar habitaciones y espacios, para posteriormente nombrarlos y así poderlos limpiar de forma individualizada. Ojo porque el Dyson 360 Heurist solo guarda un mapa.

Una limpieza profunda, herencia de sus hermanas mayores

Ya tenemos el Dyson 360 Heurist listo para la acción, que se va a desarrollar en un piso de unos 65 -70 metros cuadrados con suelos de baldosa y parquet con una mascota de pelo corto.

Dyson, como el resto de fabricantes, nos insta a dejar el espacio lo más despejado posible para que la limpieza sea mejor. A las pruebas me remito: desde la app es posible ver por dónde ha pasado el robot aspirador y, si hemos optado por dejar obstáculos por el medio, veremos que esa zona se queda sin aspiración.

No obstante, habrá zonas que simplemente no podremos despejar y que por su tamaño o características, el Dyson 360 Heurist puede pasar y hacer destrozos, como pueden ser los cables del router y el teléfono o el comedero de la perra. En estos casos lo mejor es apostar por poner restricciones al paso.

En la aplicación podremos elegir entre tres modos de potencia: máxima, alta y silenciosa, siendo este último el elegido para esta limpieza inicial. Una hora larga después, el robot vuelve a la base tras haber limpiado mi casa. De esta limpieza inicial me llaman la atención varias cosas.

La primera es que, a diferencia de la vasta mayoría de robots, este aspirador cesa su aspiración cuando tiene que ir de un lado a otro, optimizando así el uso de la batería. Eso sí, limpiando toda la casa en modo silencioso, ha vuelto a la base bajo mínimos.

Es cierto que de un modo silencioso cabe esperar una potencia de succión menor y una mayor autonomía, pero en este caso he de decir que el ruido es notable, recordando bastante a los aspiradores verticales de la firma, tanto en lo bueno como en lo malo. Sí, son moderadamente ruidosos pero los Dyson V7, también demuestran una alta capacidad de aspiración similar, al menos cualitativamente hablando.

En este tiempo de prueba nos ha quedado claro que el modo silencioso es más que suficiente para aspirar habitualmente todo tipo de suelos y llevarse consigo pelos, pelusas, polvo, césped, migas y tierra. Aquí también queremos destacar el buen hacer del rodillo central tanto en diseño y materiales como en velocidad de giro: logra buenos resultados atrapando suciedad y es muy resistente al uso, enredones y al desgaste, especialmente comparado con modelos que son de cerdas o incluso solo de goma.

No obstante, si estimamos que nuestra casa está muy sucia, siempre podemos usar los modos "Alta" y "Máxima potencia", si bien con el modo más exigente la autonomía se va hasta los 34 minutos, lo que no permite complete la limpieza de toda la casa con la capacidad de su batería. En este sentido, no hay problema: retornará a la base a cargarse y, en menos de dos horas, volverá al punto donde lo ha dejado para culminarla.

Un punto muy bueno de la Dyson 360 Heurist es que se ha considerado que no siempre vamos a necesitar la misma potencia para todo, ya que es común que haya espacios como la cocina, el hall o el baño que estén más sucios. No hay problema: podemos configurar la limpieza para aplique más potencia en esas zonas.

Una navegación inteligente y "heurística" con claroscuros

Aspi Cesped El Dyson 360 Heurist sufre cuando tiene que subir obstáculos

Que el robot sea tan pequeño presenta luces y sombras. Sí, es capaz de meterse por sitios estrechos, como entre las patas y sillas del comedor, pero por sus dimensiones, también le cuesta más sortear desniveles. Un ejemplo: es incapaz de subir en este felpudo de césped artificial de menos de dos centímetros de altura. En este sentido, podremos subirlo para que limpie una alfombra y lo hará bien por su potencia, pero hay modelos mejores que se suben ellos mismos e incluso que adaptan su potencia cuando están encaramados en una.

Del mismo modo, también se queda encajada de vez en cuando por su altura, por ejemplo en los bajos del sillón relax o bajo las ruedas de mi silla de oficina. Aunque insistimos en dejar despejada la zona – por ejemplo subiendo la silla a la mesa para que pase por la zona – o en poner restricciones, hay otros robots aspiradores que solventan mejor la presencia de estos elementos.

Todavía no hemos explicado algo del nombre del Dyson 360 Heurist: su apellido. La "heurística" hace referencia el método empleado para aumentar el conocimiento. ¿Y cómo se aplica esto a un robot aspirador? Lo normal es que un robot aspirador inteligente trace un mapa y a partir de ahí, se dedique a usarlo como referencia para desplazarse. En el caso del buque insignia de la firma británica, se traduce en que en las misiones de limpieza suele dar de vez en cuando un paseo adicional, en teoría para seguir descubriendo el terreno y mejorando el nivel de detalle.

En nuestras dos semanas de prueba no hemos notado que esto se traduzca en una mejora significativa de los tiempos requeridos para la limpieza o que se choque menos. Sí, en general se choca con pocos obstáculos, pero sigue quedándose atrapada de vez en cuando.

Del mismo modo y pese a que dispone de un anillo de luz para funcionar incluso con poca luminosidad, no hace milagros: la navegación inteligente mediante cámara suele sufrir cuando hay poca luz, por lo que es más fácil que se desoriente (caso extremo: poca luz y que pase por debajo de la cama). En la práctica, va a trabajar mejor si el habitáculo está bien iluminado

Una app equilibrada entre funcionalidad y simpleza

Dándole al play, la Dyson 360 Heurist comienza a limpiar toda la casa, pero merece la pena hacer uso de la aplicación para aprovechar todo lo que ofrece. Además, estamos ante un software que destaca por su sencillez y buen diseño.

Img 4288

Sobre estas líneas os dejamos el aspecto que tiene la interfaz central una vez configurado. ¿Qué podemos hacer con ella?

  • Visualizar el mapa trazado y restringir zonas por las que el robot aspirador no ha de pasar. También podemos editarlo y borrarlo. Ojo porque solo guarda un mapa.

  • Mandarlo a limpiar toda la casa o por zonas, en este caso eligiendo qué espacios y con qué potencia. Y si está en acción, detenerlo.

  • Cambiar la potencia de succión entre silencioso, alto y máxima potencia.

  • Programar el robot, eligiendo días, espacios y potencia de succión, esta opción está especialmente clara y bien desarrollada.

  • Conocer de forma cualitativa el nivel de batería y si se está cargando.

  • Visualizar el historial de limpieza del robot, conociendo la fecha, área limpiada, tiempo requerido y si ha tenido que volver a la base a cargarse

  • Acceder al manual del Dyson 360 Heurist, así como a las secciones de ayuda y asistencia técnica.

  • Conocer y modificar la configuración del robot: nombre, zona horaria, notificaciones o eliminarlo.

Pantall

La interfaz de Dyson Link es clara y cuidada, ofreciendo un equilibrio muy adecuado entre sencillez de uso y funcionalidad, lo que permite por ejemplo que podamos mandar a limpiar al robot a ciertas zonas con cierta potencia, pero que a la hora de programar las limpiezas, estas sean completas, es decir: toda la casa con la misma potencia de succión. No obstante, se echa en falta un localizador para que suene el robot cuando se pierde.

Cómo es el mantenimiento

Filtro Desmontamos el filtro y el depósito de la Dyson 360 Heuristic

Teniendo en cuenta lo pequeño que es y la cantidad de suciedad que aspira, la limpieza del depósito va a ser una operación frecuente. No obstante y como se trata de un cubo transparente, bastará con ver que la basura se encuentra en la línea de "MAX", aunque yo lo he hecho antes ya que hay residuos como el pelo que no caen tan fácilmente a la parte inferior.

No hay problema: pulsaremos el botón que se encuentra en la parte superior y tiraremos hacia afuera. Posteriormente tiraremos hacia arriba de la tapa, liberando las dos partes que lo conforman. En menos de un minuto puedes hacerlo todo. Si quieres dejarlo todavía más limpio, puedes enjuagar la parte transparente con agua (pero sécalo después) y la rejilla con un paño. Detalla Dyson que si el depósito está demasiado lleno, el robot puede apagarse, pero yo no he llegado a tal punto.

Como leemos tanto en el manual como en la app, para limpiar el exterior del Dyson 360 Heurist basta con hacerlo con un paño seco, incidiendo especialmente en los sensores y cámara, de modo que estén libres de suciedad que altere su funcionamiento. Sobre el cepillo, es suficiente con retirar la suciedad que pueda quedarse enroscada con la mano.

Puede suceder en algún momento que se encienda la luz de obstrucción, en cuyo caso deberemos coger el robot – si lo elevamos y está en funcionamiento, se detiene inmediatamente – y revisar con cuidado el rodillo y el depósito. Ojo porque el contacto con la fibra de carbono con la piel puede irritar levemente la piel, por lo que o usamos guantes, o nos lavamos las manos inmediatamente después.

Una parte importante del mantenimiento del Dyson 360 Heurist es el lavado de los filtros, que debe realizarse cuando el robot no esté en la base de carga, con agua fría y secado posterior antes de volver a montar. La firma británica sugiere que lo hagamos "con regularidad" – pero sin proporcionar datos orientativos –, especialmente si aspiramos polvo fino y moquetas.

Dyson 360 Heurist, la opinión de Xataka

Obstaculo

Tras terminar mi análisis de la Dyson 360 Heurist me he quedado con un sabor un tanto agridulce. Estamos ante un modelo muy atractivo para aquellos que busquen una aspiración de muy alta calidad en un tipo de aspirador a priori menos ambicioso en este sentido. Si además tienes una casa muy despejada, es una propuesta muy seria.

La marca ha sido capaz de trasladar con acierto su potencia de succión y la efectividad de sus cepillos a un formato más compacto y autónomo, que es el elegido por muchos por la comodidad de hacerlo desde una aplicación, que por cierto ha desarrollado francamente bien. Así, tenemos un robot aspirador que aspira mucho y bien, y una app muy cómoda para manejarlo y personalizar su trabajo.

Pero este robot aspirador todavía tiene camino por recorrer en cuanto a la gestión de los obstáculos, especialmente si tenemos en cuenta su precio. Cabe esperar pérdidas y atascos en la gama baja o incluso que estos sucedan esporádicamente en la gama media, pero en un modelo de mil euros es más complicado de justificar.

Y no es tanto cuestión de la pericia a la hora de navegar – que, sin ser el método más depurado del mercado, es solvente – sino por sus dimensiones: le cuesta subir a alfombras y similares de más de un par de centímetros y también sufre en las alturas. Apostando por un tamaño más estándar – mayor diámetro y menos altura – minimizaría este efecto. Y con un tamaño algo más grande sería posible integrar un depósito y una batería mayores que, sin ser imprescindibles, resultarían muy útiles para el usuario.

Dyson 360 Heurist aspiradora Robot (níquel Azul), aprende y se Adapta a tu hogar

Dyson 360 Heurist aspiradora Robot (níquel Azul), aprende y se Adapta a tu hogar

Este producto ha sido cedido para la prueba por parte de Dyson. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios