Compartir
Publicidad

Cinco apuntes tras las primeras horas con la PS4

Cinco apuntes tras las primeras horas con la PS4
51 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Resulta curioso que justo cuando la PS3 había logrado por fin ponerse a la altura en ventas de su gran rival de Microsoft, se dé el salto a una nueva generación. Curioso también que tras bastantes cambios, la PS3 era ya un modelo maduro y perfectamente válido y se dé el salto.

Curiosamente aquí tenemos a la PS4, la nueva consola de Sony. Esta vez la salida no es en desventaja ni tecnológicamente ni en precio, pero quizás sí en catálogo para una consola que por ahora solo quiere ser eso, una máquina para jugar.

Hoy se pone a la venta en España (en Vidaextra ya están con sus 12 horas en directo) y para ayudarte en tu decisión - o no - de compra, te dejamos con cinco apuntes tras las primeras horas jugando con la nueva PS4. Algunos ya apuntan a que será la nueva PS2 de Sony, ¿acertaremos?

1. Pequeña, discreta pero muy sexy

Tengo que confesarme. El diseño de la PS4 me ha ganado. No me decía casi nada en las imágenes, pero en directo gana mucho. Ahí, tan pequeña ella, decidí que sí, que me gustaba su diseño. ¿Es realmente relevante esto para una consola? Allá cada uno.

El diseño no debería - crucemos los dedos - afectar al rendimiento o manera de jugar, pero no deja de ser cierto que la PS4 es bastante pequeña además de discreta. Pero muy interesante visualmente.

PS4 prueba diseño

El diseño con ángulos pronunciados le da un toque de agresividad y al mirarla uno no tiene duda de que es una consola para jugar. En frontal es contundente, y cuesta bastante encontrar la primera vez el botón de encendido (lo habitual es encontrarlo por error, pues no es botón como tal sino superficie táctil), de expulsión del disco óptico o incluso de los dos puertos USB, que aunque no lo parezca, están colocados en el frontal de la PS4 pero pasan completamente desapercibidos.

Puertos frontal
La línea divisoria incluye los botones de encendido y expulsión del disco

En funcionamiento, menos cuando hacemos uso de los discos ópticos, la PS4 es bastante silenciosa, pero diría que menos que la Xbox One, que centró su diseño mucho más voluminoso en refrigerar adecuadamente la consola --para evitar los problemas que ya tuvieron con la 360-- y resultar silenciosa gracias a ello.

Del diseño por ahora solo me queda comentarte sobre la estela de luz que se ilumina en la ranura que separa la estructura de la PS4 en dos partes, y que le da un punto extra. También soy partidario - si no hay problemas - de tener la fuente de alimentación integrada en el diseño. Basta un sencillo cable para tener la consola lista, sin impacto visual ni en espacio ocupado.

PS4 prueba xataka

2. DualShock 4

Además de la propia consola, Sony ha aprovechado el paso de generación para renovar su DualShock. Y le ha sentado muy bien. Nada más cogerlo con la mano, uno agradece sobremanera su mejor ergonomía, con empuñaduras más largas y de mejor agarre.

dualshock
A la izquierda, el nuevo DualShock 4 con empuñaduras más largas y cómodas

La cruceta, al menos tras las primeras horas de juego, es suave al tacto y muy precisa. Los sticks parece que presentan un recorrido algo menor que en el DualShock de la PS3, la resistencia que ofrecen es definitivamente también menor y lo agradecemos, y el agarre también lo notamos como un paso adelante respecto al modelo de la PS3. Los gatillos traseros también me han resultado más cómodos en largas sesiones de juego.

PS4 mando

No hay revolución pero es que no la necesitaba. El nuevo DualShock 4 se ha modificado en determinados puntos que para nosotros han sido en general un acierto, y como pasa con el mando de la Xbox One, el nuevo de Sony también mejora al anterior y lo convierte para mi en el mejor mando de Sony. Y muy cerca del de la consola de Microsoft, del que era más partidario en la generación anterior pero al que no le veo tanta ventaja en esta.

dos dualshock

Otras novedades más visibles son el touchpad que por ahora apenas tiene relevancia en el uso de la consola (táctil de dos puntos pero también puede actuar como botón) ni en juegos ni en el sistema, y la salida de auriculares de 3.5 mm, que sí me parece una excelente idea. Simplemente incorporando nuestros propios auriculares podemos usar la comunicación por voz en los juegos o derivar todo el sonido por ellos para una sesión de juego en silencio - para los demás - .

PS4 prueba en Xataka

Por último tenemos los diferentes sensores de movimiento del mando y la barra de luz que debería ser clave cuando tengamos instalada la cámara, y que por ahora se limita a darnos información durante algunos títulos, al igual que hace el altavoz incluido en el mando. Prometen pero por ahora no se les saca un provecho que merezca la pena.

Respecto a los botones de Opciones y Compartir, para mi están demasiado lejos y no son directamente seleccionables. Y por cierto, el DualShock 4 podemos recargarlo directamente de cualquier puerto USB, incluso con uno de la propia consola que nos permite dejar "activo" para ese fin aunque la tengamos apagada.

DualShock 4

3. Concebida para jugar

Como no podía ser menos, para ponernos en marcha con la PS4 hay que descargar nada más sacarla de la caja una actualización de unos 300 MB. Luego configuramos la red, le decimos quién somos en PSN y listo.

Ahí nos aparece una más que simple interfaz azul que pide a gritos instalar juegos, aplicaciones y servicios para no parecer un desierto de agua. La sensación choca completamente con la que sentimos con el dashboard de la Xbox One, abrumador desde el principio.

Desierto azul

En la PS4 solo tenemos una línea "temporal" donde se van sucediendo los juegos y aplicaciones que hemos ido ejecutando pero cronológicamente, por lo que a poco que nuestro catálogo aumente, la gestión de todo el contenido se complica. Lo mismo pasa con las notificaciones, anecdóticas, o pasará con la información social, que de entrada Sony ha bloqueado en el lanzamiento europeo.

Un detalle que nos ha gustado es la posibilidad de apagar la consola completamente o de dejarla en modo de espera bajando actualizaciones y quedando así lista para el siguiente encendido. Que una actualización no detenga mis ansias por jugar es todo un acierto, así que bienvenido sea el segundo plano para estas descargas en juegos.

Killzone

Otro ejemplo de que Sony no ha querido dar ninguna otra importancia más que al juego en el lanzamiento de su PS4 lo demuestra que las opciones de reproducción multimedia no existen más allá de los pocos servicios incluidos de entrada o la unidad Blu-Ray (que hay que activar con la primera actualización).

Por ahora nada de reproducción directa desde sus puertos USB ni tan siquiera para música, y tampoco hay soporte DLNA, algo incomprensible hoy en día. Si puedo hacerlo con la PS4, ¿por qué tener un dispositivo extra?

Sony PS4

Tampoco viene la cámara en el pack de inicio, y hay que comprarla aparte. Si finalmente la PS4 se convierte en algo más que una consola para jugar solo el tiempo lo dirá. En ese sentido su valor actual no es más que el de una supermáquina para jugar.

4. Pero sin juegos por ahora

El problema para Sony es que aupando a su PS4 como una máquina de jugar desde su lanzamiento, no ha sido capaz de marcar diferencias en ese apartado. El catálogo de salida de la PS4 es correcto pero sin esos juegos determinantes, que finalmente se han quedado para 2014.

kill

En su lanzamiento destacamos Killzone Shadow Fall o Knack.

Para el año que viene tienen que esperar éxitos como DriveClub (te recuerdo que no hay GT6 para PS4) o Infamous Second Son.

¿Y de rendimiento de los juegos? Pues podemos apreciar más detalles, cierto, pero no son los que deberían establecer diferencias. Con los resultados de la PS3 no sentiríamos igualmente satisfechos y costaría discernir si estamos jugando a una u otra. Toca esperar a que los estudios expriman las posibilidades de la que, a priori, es la consola de nueva generación más potente.

Knack 4

También tenemos para 2014, al menos en EEUU, la promesa de Gaikai, con todo lo que representará en retrocompatibilidad o juego en la nube, una de las promesas de esta generación de consolas de sobremesa.

5. PS Plus, un obligado. La PS Vita, una buena amiga

Como te hemos contado esta semana, tras el holocausto al que el servicio online de Sony se vio abocado en su mes negro, PS Plus ha recobrado el interés y mejorado, a sabiendas Sony de que debía limpiar su nombre antes de la llegada de la PS4.

PS4 trasera

En esta nueva consola, desde los pasos iniciales de la configuración, la cuenta de PSN es vital, y también lo será la suscripción Plus si queremos sacarle todo el partido, por ejemplo con el juego online. Así que si estás pensando en hacerte con una PS4, anota unos 50 euros al año para esa suscripción. Esa suscripción te valdrá para todos tus equipos de Sony.

Más opcional es la PS Vita, la segunda pantalla de la PS4. Sony no ha ocultado nunca que "le pone" tener esa ventaja competitiva frente a Microsoft o Nintendo, pero me temo que lo que de verdad les alegra la vista es que por fin la PS Vita cobre protagonismo en el mercado.

PS4 prueba en Xataka

Habrá packs con PS4 y la portátil, así como títulos en los que aprovecharla como segunda pantalla, mando extra o lo más interesante, para continuar la partida directamente en la portátil.

Como este trabajo nos gusta, nos pasaremos todo el fin de semana jugando para que a comienzos de la que viene, el análisis de la nueva PS4 esté en la portada de Xataka.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio