Compartir
Publicidad

Whistle busca el cuantificador de perros definitivo tras su última adquisición

Whistle busca el cuantificador de perros definitivo tras su última adquisición
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando Whistle se presentó en público en agosto de 2013 el mundo de la cuantificación estaba muy verde, Fuelband y poco más. Desde entonces las cosas han avanzado mucho, con numerosos competidores en el campo humano... y con Whistle posicionándose como líder de la cuantificación en mascotas.

Sin muchas novedades más allá del cuantificador inicial aunque con un Whistle GPS planteado para 2015 que ahora cobra valor. Whistle adquiere Tagg, siendo el principal producto de Tagg precisamente un GPS para mascotas. Su lema, Make sure they always get home safe, garantiza que aunque le perro se pierda podamos encontrarlo gracias a un GPS que se integra en el collar y la conectividad contínua, que envía la señal de la posición a los servidores de Tagg y que podemos consultarla en cualquier momento desde un smartphone, tablet o portátil.

Tagg Dog Tracker

Whistle consigue así una perlita para su futuro nuevo producto, siendo el compañero perfecto para lanzar ese Whistle GPS que debería llegar al mercado durante los próximos meses. Tendremos un cuantificador de la actividad del can unido a un registro de su posición, un complemento perfecto sobre todo teniendo en cuenta que, según Tagg, son 10 millones de perros los que anualmente se pierden en territorio estadounidense.

Nos cuantificamos nosotros y luego cuantificaremos a nuestras mascotas

El mundo de la cuantificación no agrada a todo el mundo. Tener varios chismes en nuestro cuerpo que van monitorizando actividad o incluso en las más recientes generaciones también constantes vitales, tiene sus ventajas pero también inconvenientes: seguridad, privacidad de la información...

Tagg Dog Tracker

Pero ahí está. El mundo de la cuantificación continúa creciendo, integrándose en los smartphones - ¿conocéis Google Fit? - y ampliándose a otros espectros. Las mascotas es un siguiente paso a realizar, y uno importante teniendo en cuenta los 15 millones que Whistle ha recibido de fondos de inversión y compañías como Nokia o Qualcomm, según informa TechCrunch. Como nota curiosa, Tagg es obra de una subsidiaria de Qualcomm.

A muchos les parecerá una locura cuantificar el ejercicio de una mascota, pero los que tenemos perro sabemos que es una genial opción para aprovechar la tecnología y conocer a fondo todos los detalles sobre la actividad del can. Y bienvenida sea.

Más información | Whistle

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio