Publicidad

Este wearable usa cámaras térmicas para detectar el movimiento de los dedos y los gestos realizados

Este wearable usa cámaras térmicas para detectar el movimiento de los dedos y los gestos realizados
Sin comentarios

Actualmente los dispositivos de realidad virtual y aumentada no sólo requieren de unas gafas sino también de mandos especiales o guantes que detecten la posición y gestos de las manos. Para solventar este problema unos investigadores tienen una solución un tanto diferente: mapa de calor de la mano del usuario.

FingerTrack es lo que su propio nombre indica, un rastreador de los dedos. Se trata de un wearable que se coloca en la muñeca a modo de pulsera, aunque el prototipo inicial es más aparatoso que eso. La pulsera en cuestión tiene un total de cuatro cámaras que apuntan hacia la mano desde la muñeca. Estas cámaras sin embargo no son cámaras tradicionales, sino cámaras térmicas de baja resolución. Es lo que necesitan para comprender los gestos de la mano.

Las cámaras térmicas recopilan un mapa de calor de cada parte de la muñeca y el aparato se encarga de combinar las cuatro imágenes en tiempo real para tener una imagen general. Esta imagen en realidad es indescifrable a primera vista, pero un algoritmo del wearable la entiende lo suficiente para detectar hasta un total de 20 posiciones diferentes en las articulaciones de los dedos. Y es que algunos gestos de las manos son siempre iguales en la imagen final térmica, o como mucho con diferencias mínimas.

En las imágenes publicadas por los investigadores vemos cómo el wearable reconoce la flexión y el movimiento de los dedos en tiempo real mientras se agarran objetos con la mano. La precisión desde luego no es milimétrica y el wearable también tiene cables y componentes extra en el brazo. No obstante, es un paso dede luego prometedor para ver implementada una tecnología similar en el futuro en dispositivos como por ejemplo un reloj inteligente.

Realidad virtual, lenguaje de signos y otros usos

¿Y qué aplicaciones tiene esto? Puede ser particularmente útil en entornos de realidad virtual o aumentada donde ahora mismo se depende de mandos o guantes para recopilar todos los movimientos de los brazos y lo que hacemos con ellos. Con un dispositivo como este se podría no tener que depender de este tipo de aparatos tan engorrosos y llevar una simple pulsera para recoger lo movimientos de las manos y cada uno de sus dedos.

FingerTrack parte de la ventaja de utilizar cámaras térmicas y las variaciones en el calor para detectar los movimientos. A diferencia de las cámaras tradicionales no requiere de resoluciones espectaculares ni tampoco de almacenar y procesar una gran cantidad de datos. Aquí son simplemente cuatro minúsculas cámaras que se pueden colocar en cualquier pulsera.

Vía | Engadget
Más información | Cornell Chronicle

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios