Compartir
Publicidad
Publicidad

Apple TV: la apuesta de la manzana por el salón

Apple TV: la apuesta de la manzana por el salón
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mientras que del iPhone no podremos disfrutar por aquí hasta finales de año, el Apple TV pronto estará entre nosotros. Pero, ¿qué es exactamente este aparato? Pues básicamente la apuesta de Apple para meterse en el salón del hogar.

El Apple TV pretende desligar las películas, canciones y fotos del ordenador para que podamos disfrutar de ellas en el televisor tumbados en el sofá. Es decir, que no necesitemos estar delante de nuestro ordenador para disfrutar de aquello que hayamos comprado en la iTunes Store. Y es que esta es una de las apuesta fuertes de Apple, intentar que la gente adquiera más productos en su tienda on-line. Porque no nos engañemos, no es lo mismo sentarse a ver una película delante del ordenador que verla en un televisor de gran formato, sentados en el sofá, pudiéndola compartir fácilmente con más gente sin necesidad de apelotonarse alrededor de la pantalla y, posiblemente, con un mejor sonido si disponemos de un equipo de Home Cinema. ¿Qué no es el Apple TV? Pues no es un DVR, ni un sustituto del TiVo. No dispone de un sintonizador que nos permita grabar los contenidos de la televisión, sino que el contenido tiene que venir del ordenador. Por tanto, no estamos ante un Media Center, sino ante un simple extensor del ordenador hacia la pantalla del televisor.

Para entendernos, con él lo que podremos hacer es reproducir el contenido que tengamos en iTunes en la tele. La conexión con el ordenador se realizará mediante red inalámbrica o bien mediante Ethernet. Por cierto, que la conexión Wi-Fi soporta los protocolos 802.11 b/g/n, a pesar de que este último todavía no es una estándar oficial, lo que nos lleva a la aparición del nuevo Airport Extreme, que analizaremos en otra entrada.

Con el Apple TV viene incluido un mando a distancia Apple Remote, igual al que viene con todos los ordenadores de Apple y un cable de corriente, es decir, que no lleva transformador externo, lo que siempre es de agradecer. Para disfrutar de este equipo necesitaremos un televisor en formato panorámico (16:9), idealmente con entrada HDMI, aunque puede ser también DVI o vídeo compuesto. También necesitaremos, tal como hemos comentado, un ordenador desde el que conseguir los contenidos.

De todas maneras, el ordenador no es imprescindible en todo momento. Para desligarse un poco de él, el Apple TV incluye un disco duro de 40 GB donde se almacenarán los contenidos, que se sincronizarán automáticamente con los que tengamos en iTunes.

Poco más a decir del Apple TV, al cual, para mi gusto le falta la capacidad de funcionar como DVR para poder triunfar.

Se pone a la venta en febrero y su precio es de 289 euros.

Más información | Apple Store. En Xataka | [MacWorld 2007] Apple TV, anteriormente conocido como iTv.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos