Publicidad

Si tu consola detecta que te aburres tomará decisiones por ti

Si tu consola detecta que te aburres tomará decisiones por ti
14 comentarios

Publicidad

Si en ocasiones nos da verdadera rabia que la tecnología nos gane en algunos apartados de nuestra vida, que también nos gane en empatía puede llegar a ser exasperante. Pero tranquilos, que nuestro smartphone o PC también se dará cuenta de esta situación y nos animará a relajarnos. Algún día, y no creas que está muy lejano.

Ese ese más o menos el futuro que ven en Stanford, donde Corey McCall está "jugando" con sensores colocados en un mando de consola para conocer el estado anímico del jugador y actuar en consecuencia. Sí, justo lo que Kinect 2 sobre el papel podría hacer aprovechando su mejorada sensibilidad o que otras compañías como Sony no deja escapar.

El objetivo final es muy claro: que el videojuego conozca cómo nos sentimos para adecuar la experiencia. Si nos estamos aburriendo, nada como realizar variaciones para meternos de nuevo en el juego.

Sin necesidad de aparatosos sensores, la clave

Medir las emociones de un jugador o conductor con sensores no es algo nuevo. Sin embargo, desde la Universidad de Standford pretenden que no sea algo de lo que el usuario se pueda percatar. Para ello han dotado a un mando de una consola Xbox de sensores que serían capaces de "espiar" a nuestro sistema nervioso autónomo.

Ese mando podría conocer nuestro pulso o presión sanguínea con diferentes sensores o midiendo simplemente el tiempo que tarda una pequeña corriente eléctrica en pasarnos de un brazo a otro. La gran ventaja de este sistema de Stanford, que ya tiene el visto bueno para arrancar la fase de pruebas con jugadores, es que para detectar lo que nos está pasando en cada momento no recurre a sistemas de medición muy aparatosos o de los que el jugador pueda notar fácilmente su presencia. Nada de cascos ni cables pegados a nuestro cuerpo.

La tecnología sería extrapolable a otros dispositivos electrónicos que nos ayudarían a llevar mejor situaciones de estrés que suelen verse asociadas a la tecnología. ¿O es que tus nervios de acero te permiten quedarte sin gritar cuando una aplicación deja de funcionar o acabas con tu bono de datos del mes en los primeros cinco días?

Vía | Bits.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir