Publicidad

Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico en España: de la recarga en casa a la recarga pública
Vehículos

Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico en España: de la recarga en casa a la recarga pública

Publicidad

Publicidad

La respuesta a la pregunta sobre cuánto cuesta cargar un coche eléctrico siempre debería ser depende. Depende de las circunstancias de cada conductor y de sus hábitos de carga. Depende también de cuánto haya querido informarse o de si ha sido mal o bien asesorado a la hora de contratar su tarifa eléctrica en casa. Depende de muchos factores.

En general, moverse en coche eléctrico es más barato que hacerlo en uno de combustión. Sin embargo, es un coste bastante variable en función de cuándo, cómo y dónde se haga la recarga. En este artículo vamos a tratar de analizar todas las casuísticas que pueden afectar al coste de la recarga de un coche eléctrico con el objetivo de dar respuesta a una pregunta cada vez más común.

Cargar un coche eléctrico en casa: punto de recarga, tarifa y coste

Culturalmente estamos acostumbrados a tener bastante claro cuánto cuesta movernos con un coche de combustión. El precio del diésel o la gasolina son similares en cualquier parte de la península, con unas decenas de céntimos arriba abajo dependiendo del proveedor, la ubicación o la competencia que haya alrededor. Por eso, como paso previo a comprar un coche de combustión, calcular cuánto va a costar movernos con él es muy sencillo: basta con multiplicar el consumo del coche por el precio del litro de combustible.

Sin embargo, en el caso de los coches eléctricos, la cantidad de variables a tener en cuenta aumenta considerablemente. El coste de recargar un coche eléctrico depende de si se hace en casa o en un punto de recarga público, de si se tiene una tarifa del mercado regulado o del libre, de si se tiene discriminación horaria y de la potencia a la que se realiza, entre otros muchos otros factores.

Configuración del punto de recarga

Hoy en día, quien tiene un coche eléctrico, lo habitual es que lo cargue en su domicilio. Siempre hay excepciones, con gente valiente a la que le es suficiente con la recarga pública u otros con más suerte que puedan cargar en su trabajo de forma habitual. Casos particulares aparte, actualmente es casi imprescindible poder cargar tu vehículo eléctrico en casa para aprovechar al máximo todas sus ventajas.

Los puntos de recarga en domésticos, a nivel de configuración física, se pueden catalogar de dos formas:

  • Punto de recarga en vivienda unifamiliar. Sin duda, una de las mejores y más optimizadas formas de cargar el coche. Apenas necesita inversión ni obra más allá de lo que pueda costar el wallbox o punto de recarga (en caso de que no quieras cargarlo en un schuko convencional), ya que se aprovecha la propia infraestructura eléctrica de la vivienda. El problema es que en España el 66,5% de la población vive en bloques de viviendas, por lo que no es una opción real para muchos.
  • Punto de recarga en garaje comunitario. Se trata de una de las opciones más comunes y realistas en nuestro país. Básicamente, existen dos casos:
    1. Si el garaje se encuentra en tu misma comunidad (normalmente en el sótano del edificio), es posible tirar un cable desde el contador de tu vivienda hasta tu plaza de garaje. De esta forma, el punto de suministro eléctrico será el mismo que el de tu vivienda y podrás compartir la misma factura.
    2. Si el garaje es una edificación aparte y está alejado de tu vivienda, tendrás que contratar un nuevo punto de suministro, lo que implica una factura nueva y lo que es peor, tener que pagar otro término de potencia.

Si tienes dudas, en Xataka tienes una guía sobre cómo instalar un punto de recarga en tu garaje comunitario.

Vehiculo Electrico Cargar Bateria

Qué tarifa debo contratar

Antes de pasar a explicar cuánto cuesta cargar un coche eléctrico en tu domicilio, es importante entender lo básico sobre tarifas de electricidad domésticas (todas las inferiores a 10 kilovatios de potencia contratada).

Básicamente, las tarifas se dividen en dos tipos, mercado regulado (PVPC) o mercado libre:

  • El Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) tiene su precio regulado por el Gobierno y directamente asociado a las variaciones del mercado mayorista de electricidad. Si tienes un contador digital (la mayoría de la población), se te facturará según el precio eléctrico horario. Si todavía tienes un contador analógico, en cambio, se hace una media del precio horario. En cualquier caso, es importante saber que solo entorno al 30% del coste de la factura se fija en el mercado mayorista de electricidad.

  • La tarifa de mercado libre permite determinar un precio trimestral o anual para el consumidor, permitiendo a este conocer el coste de la energía antes de que llegue la factura. Además no hace distinción por el tipo de contador que esté instalado. Este tipo de tarifa puede implicar la necesidad de firmar una permanencia o la contratación de otros servicios (seguros, servicio técnico) con la comercializadora. En este caso no estamos sujetos a la variabilidad del mercado, pero es importante saber que rara vez será más barato que el PVPC.

Muchos expertos recomiendan la tarifa PVPC que, aunque no sea siempre el mejor precio del mercado, es un precio aceptable, que te da seguridad y con el que te puedes olvidar de estar revisando periódicamente la factura eléctrica. En el mercado libre es posible encontrar precios mejores, pero te obliga a ser un cliente activo e informado en un mercado para nada sencillo y a estar atento a posibles cambios.

Recarga Coche Electrico Precio

Los cálculos de este artículo se basan en el PVPC, ya que es la mejor forma de obtener un precio representativo frente a un mercado libre compuesto por tarifas que son muy diferentes unas de las otras, y que suelen incluir otros servicios asociados (ajenos al suministro eléctrico) en el coste de la factura. Cada vez hay más comercializadoras que ofrecen tarifas específicas para coches eléctricos, pero mi recomendación es siempre analizar, comparar y decidir lo mejor para cada uno.

Un cliente doméstico del mercado regulado puede contratar cualquiera de estas tarifas siempre que la potencia contratada sea inferior a 10 kW:

  • Tarifa 2.0A: también conocida como tarifa general o tarifa por defecto, cuenta con un solo periodo de facturación. Esto quiere decir que independientemente de la hora del día que consumas la electricidad, siempre se te cobrará el mismo precio por cada kWh. La inmensa mayoría de la población tiene esta tarifa.
  • Tarifa 2.0DHA: también conocida como tarifa nocturna o tarifa eficiencia dos periodos, cuenta con dos periodos diferentes de facturación. Esto quiere decir que dependiendo la hora del día en la que consumamos, pagaremos más o menos por el precio de la electricidad. Consumir en horas valle (cuando el sistema tiene menos demanda) es más barato que hacerlo en horas punta (cuando hay más demanda). Los periodos varían de la siguiente manera: P1 (Punta) Invierno: 12-22h / Verano: 13-23h | P2 (Valle) Invierno: 22-12h / Verano: 23-13h.
  • Tarifa 2.0DHS: también conocida como tarifa super valle o tarifa del vehículo eléctrico, es similar a la 2.0DHA pero con tres periodos diferentes de facturación. Los periodos varían de la siguiente manera: P1 (Punta) 13-23h | P2 (Valle) 23-01h / 07-13h | P3 (Supervalle) 01-07h.
Enchufe Domestico Phev

Coste de recargar tu coche eléctrico en casa

Dado que es muy probable que el coche eléctrico pase a ser el mayor consumidor de electricidad de nuestro hogar, lo lógico es que carguemos el coche en el periodo más barato de la tarifa. De esta forma, y cogiendo los datos de la aplicación LUMIOS de Red Eléctrica de España, para un coche eléctrico que consuma 16 kWh cada 100 kilómetros el coste queda de la siguiente manera en cada una de las tres tarifas (impuesto eléctrico e IVA incluidos) y teniendo en cuenta un rendimiento en la recarga del 85%:

Tarifa

€/kWh

€/100km

2.0 A (P1)

0,13840 2,6

2.0 DHA (P2)

0,07455 1,4

2.0 DHS (P3)

0,06648 1,25

Como se puede comprobar, si hablamos exclusivamente del coste de la energía, la forma más económica de cargar un coche eléctrico es hacerlo en el periodo más barato (P3) de la tarifa 2.0 DHS, con el cual moverse cuesta solo 1,25 euros cada 100 kilómetros. No obstante, no sería del todo justo decir que el coste de cargar un coche eléctrico es solo ese, sino que hay otra serie de factores que es habitual olvidar en estas comparativas y que es importante tener en cuenta:

  • Coste de la instalación. Instalar un punto de recarga en casa tiene un coste que debe ser considerado a la hora de hacer las cuentas económicas de nuestro coches eléctrico. El wallbox o punto de recarga suele costar a partir de los 500-600 euros, que se suman al coste de la instalación. Este último varía en función de los metros de cable que haya que echar y de la complejidad de la obra, pero entre ambas partidas rara vez se superan los 1.500 euros. En función de la promoción, es habitual que a la hora de comprar el coche, el concesionario o el plan de ayudas vigente te subvencione parte (o el total) de la instalación del punto de recarga.
  • Contratación de un nuevo punto de suministro. Este es uno de los mayores hándicaps al que nos enfrentemos cuando queremos hacer un estudio económico de la compra de un coche eléctrico. Si como hemos explicado antes, nuestro garaje se encuentra en otra comunidad de propietarios, tendremos que contratar un nuevo punto de suministro eléctrico para poder cargar nuestro coche. Esto supone tener que pagar un nuevo término fijo de la factura de la luz, que para una potencia contratada de 3 kW (algo más o menos mínimo para cargar un coche con ciertas garantías) es de unos 150 euros anuales. No es ningún despropósito, pero con ese dinero se pueden recorrer muchos kilómetros en coche eléctrico.
Suv Citroen C5 Aircross Hybrid 4
  • Aumento de potencia. A veces, no siempre, en los casos en los que vivienda y coche compartan punto de suministro, puede ser necesario hacer una ampliación de la potencia contratada. Esto dependerá principalmente de las horas a las que cargues el coche y a la velocidad a la que quieras cargarlo. Como normalmente será de noche, cuando el resto de consumos eléctricos del hogar son mínimos, es posible que este aumento de potencia no sea necesario. En cualquier caso, es el coste aumentar la potencia contratada es de unos 50 euros anuales por cada kilovatio de más.
  • Consumo en horas pico. Si contratas una tarifa con discriminación horaria, sea de 2 o 3 periodos, las horas pico tienen un coste un algo más alto que con la tarifa normal. Es decir, va a haber horas en las que consumir energía te salga algo más caro (pico), y otras en que te salga mucho más barato (valle). En cualquier caso, la diferencia será mínima y probablemente a tu favor: a la mayoría de los consumidores le saldría más barato pasarse a discriminación horaria incluso sin tener un coche eléctrico en casa (aunque no lo sepan).
  • Rendimiento de la recarga. A veces el coste de la recarga se calcula contando directamente el consumo del coche. Sin embargo, la recarga no tiene una rendimiento del 100% y, aunque es variable según la potencia de carga y el modelo de coche, conviene contar un 10-15% más de consumo cuando estemos desarrollado nuestro estudio económico. En nuestro estudio de coste de recarga este rendimiento está incluido.

Coste de cargar un coche eléctrico en un punto de recarga público

Coste Recarga Coche Electrico

Una vez que salimos de los límites de lo doméstico, el panorama cambia completamente. Tratar de conseguir los precios de casa en un punto de recarga público es prácticamente ciencia ficción. Nada de lo explicado anteriormente para el caso doméstico sirve como referencia.

En función de la potencia, podemos dividir la recarga pública en dos tipos:

  • Recarga lenta o acelerada. Es el homólogo a la recarga doméstica pero cuando se realiza fuera del hogar. También se le conoce como recarga en destino. Generalmente, se realiza en corriente alterna. Son puntos que tienen desde 3,4 kW hasta 22 kW de potencia (aunque aparte del ZOE, apenas hay modelos que admitan esta última en AC).
  • Recarga rápida. Es la que permite realizar viajes de larga distancia. Típicamente, está ubicada en estaciones de servicio o en lugares estratégicos en los principales corredores. Son puntos que tienen a partir de 40 kW de potencia llegando hasta los 400 kW (aunque todavía no hay ningún coche en el mercado que admita esta última).

Hablar de un precio concreto para un punto de carga público no es tarea sencilla. Depende de la potencia (lento, acelerado, rápido) de dónde esté ubicado (vía pública, centro comercial, hotel, restaurante, parking) y de quién lo gestione (empresa privada, administración pública).

En el caso de la recarga lenta o acelerada, es relativamente habitual que sea gratuita. Muchos establecimientos lo ofrecen como reclamo y fidelización para sus clientes o simplemente como servicio a las nuevas formas limpias de movilidad. También es habitual encontrarse este tipo de recarga en parkings privados (esta vez de pago) donde los coches van a pasar varias horas y la recarga rápida no tiene tanto sentido.

En el caso de la recarga rápida, en cambio, no es tan habitual encontrarse puntos de recarga gratuitos. Y si los hay, probablemente es cuestión de tiempo que dejen de serlo. Al final, la inversión y el coste de mantener un punto de recarga rápido es elevado y en el medio plazo lo lógico es que se cobre para que sea sostenible.

La siguiente tabla muestra los precios de los principales proveedores de recarga rápida en España ordenados de mayor a menor:

Proveedor

Precio (€/kWh)

Precio (€/100km)

Ionity (1)

0,79

14,22

Endesa X

0,49

7,84

Repsol

0,47

7,52

Wenea

0,45

7,2

GIC

0,45

7,2

EMT Madrid

0,40

6,4

Cargacoches

0,38

6,08

EDP

0,36

5,76

Iberdrola

0,30

4,8

Easycharger (2)

0,30

4,8

Tesla (3)

0,29

4,64

(1) Los suscriptores a programas de recarga de Ionity tendrán precios más competitivos. (2) Los propietarios de Nissan eléctricos pueden cargar a 0,15€/kWh. (3) Solo para usuarios Tesla. La mayoría de Model S y X tienen carga gratuita ilimitada.

Llama la atención el caso de Ionity, que con el reciente cambio de sus tarifas, moverse en un coche eléctrico recargado en su red es más caro que hacerlo con uno de gasolina. Sin embargo ese precio solo afectará a los conductores que no tengan ningún tipo suscripción al programa de recarga de la marca correspondiente (Audi, Volkswagen, Porsche, BMW, Mercedes-Benz, Ford, Kia y Hyundai). Por ejemplo, se sabe que los propietarios del nuevo VW ID.3 tendrán una suscripción de un año gratis al programa de recarga de Volkswagen WeCharge, aunque se desconoce el precio que aplicarán después.

En la otra vertiente está Tesla, que destaca por ser el proveedor de recarga rápida más barato con permiso de los Nissan e Easycharger. Eso sí, en el caso de Tesla tiene truco, ya que solo los modelos de la marca pueden hacer uso de la red, por lo que tampoco puede considerarse como una opción para el resto de propietarios ni como un competidor del resto de proveedores.

La bueno es que cada vez hay más competencia entre empresas y mayores inversiones en puntos de recarga rápida, lo que está permitiendo un importante desarrollo de la red de recarga en nuestro país. La mejor noticia para el usuario.

En Xataka | ¿Es realmente más barato el mantenimiento de un coche eléctrico? Hacemos los números | ¿Merece la pena el coche eléctrico? Aquí tienes una calculadora para comprobarlo

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios