CarPlay evoluciona: el iPhone servirá para controlar el aire acondicionado, los asientos y el sonido de tu coche

CarPlay evoluciona: el iPhone servirá para controlar el aire acondicionado, los asientos y el sonido de tu coche
20 comentarios

La llegada de CarPlay por parte de Apple en 2014 planteaba un escenario en el que el iPhone sería el centro de la experiencia de infoentretenimiento en el coche, pero la realidad es que el sistema aún tiene limitaciones.

Eso es precisamente lo que Apple quiere solucionar con 'IronHeart', el nombre en clave del proyecto que según Bloomberg hará que CarPlay pueda tomar un camino parecido al de HomeKit, y permitir así que los fabricantes permitan usar el iPhone para controlar el aire acondicionado, los asientos y el sonido de tu coche.

Un HomeKit para coches que tendrá que tener el visto bueno de los fabricantes

Este proyecto, aún en sus etapas iniciales, se llevará a cabo con la colaboración de los fabricantes de coches, que serán los que aprovechen o no las posibilidades que brinda esta tecnología.

La idea es la de extender la capacidad de CarPlay a la hora de controlar ciertos elementos del coche que hasta ahora eran parte integral de los sistemas del propio coche. Entre ellos estarían:

  • Lectura de temperatura y humedad exterior e interior.
  • Zonas de climatización, ventiladores y sistemas de descongelación.
  • Ajuste de altavoces, ecualizadores, y resto de controles del sistema de sonido del automóvil.
  • Asientos y reposabrazos.
  • Relojes que miden la velocidad, revoluciones, consumo y niveles de combustible.

En Bloomberg apuntan a que esta iniciativa iría dirigida a hacer que CarPlay tuviese una filosofía similar a la que ya tiene HomeKit. Este sistema permite que el iPhone pueda acceder y agregar datos de dispositivos externos como termostatos, cámaras de seguridad o cerraduras inteligentes.

El proyecto, por supuesto, podría no ser del todo bien visto por los fabricantes, aseguran en Bloomberg: ceder el control de esas funciones al menos parcialmente a Apple podría acabar haciendo que dependiesen demasiado de la empresa de Cupertino.

Empresas como Tesla o Ford llevan tiempo trabajando en sistemas de infoentretenimiento más ambiciosos, y es de esperar que otros fabricantes vayan también en esa dirección aun cuando también abran la puerta parcialmente a la tecnología de Apple.

Vía | Bloomberg

Temas
Inicio