Publicidad

Los televisores QLED 8K y 4K de Samsung para 2020, explicados: cómo son, en qué se diferencian y cuánto cuestan

Los televisores QLED 8K y 4K de Samsung para 2020, explicados: cómo son, en qué se diferencian y cuánto cuestan
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

El modelo insignia de Samsung para 2020 está a punto de llegar a las tiendas españolas. El Q950TS QLED es el televisor 8K más avanzado que ha puesto a punto la marca surcoreana. De hecho, no solo tiene la tecnología de atenuación de la retroiluminación más ambiciosa disponible para los modelos QLED, sino también la mayor capacidad de entrega de brillo de toda la gama.

Aunque lo conocemos desde que Samsung lo presentó a principios de enero en el CES hemos tenido que esperar hasta ahora para saber cuándo llegará y qué precio tendrá. Y ya lo sabemos. Llegará a las tiendas durante los próximos días, estará disponible en 85, 75 y 65 pulgadas y tendrá un precio de partida para la versión con un tamaño más comedido de 5.499 euros. Intuíamos que no sería barato, y, efectivamente, no lo es, pero, sobre el papel, pinta bien. Y, sobre todo, es interesante conocerlo más a fondo para saber en qué medida mejora lo que ya nos ofrece el modelo 8K más avanzado que lanzó Samsung el año pasado.

Televisores QLED 8K y 4K de 2020: especificaciones técnicas

La tabla que tenéis debajo de estas líneas resume las principales especificaciones de los televisores que dan forma a la gama QLED de Samsung para este año. Todos ellos utilizan paneles LCD de 10 bits con la tecnología de puntos cuánticos por la que la marca surcoreana ha apostado durante los últimos años. También comparten su compatibilidad con HDR10+, aunque ninguno de ellos puede procesar metadatos Dolby Vision, y su apuesta por Tizen, el sistema operativo al que esta marca nos tiene acostumbrados. Pero entre estos modelos también existen diferencias importantes en las que merece la pena que indaguemos.

Todos los televisores QLED de Samsung para 2020 comparten la tecnología de puntos cuánticos de esta marca, la compatibilidad con HDR10+ y su apuesta por Tizen

Una de las más relevantes es la tecnología utilizada para atenuar la retroiluminación LED. Los modelos 8K y los dos televisores 4K más avanzados, el Q95T y el Q80T, apuestan por la retroiluminación FALD (Full Array Local Dimming), mientras que el Q75T y el Q60T se conforman con un esquema de retroiluminación LED periférico algo menos preciso. Otra diferencia muy relevante es la capacidad máxima de entrega de brillo que tienen estos televisores. Por el momento tenemos que quedarnos con las cifras que anuncia Samsung (cuando los analicemos comprobaremos si su brillo está a la altura de las expectativas), pero, en cualquier caso, destacan los picos de 4.000 nits que es capaz de entregar el modelo Q950TS, y también los picos de 2.000 nits de los televisores Q800T y Q95T.

Samsung4k

El procesador de imagen también varía de unos modelos a otros. Los dos televisores 8K se apoyan en un chip capacitado para procesar el enorme volumen de datos que requiere el tratamiento de imágenes con esta resolución, mientras que los modelos 4K incorporan una versión del chip Quantum Processor con una potencia algo más comedida y adaptada a la resolución 4K. Curiosamente, el modelo Q60T integra una revisión del procesador que incorporan los otros televisores 4K un poco más sencilla, posiblemente para reducir el precio de este televisor.

SAMSUNG QLED 2020 Q950TS Q800T Q95T Q80T Q75T Q60T
PANEL QLED LCD 8K de 10 bits con relación de aspecto 16:9 QLED LCD 8K de 10 bits con relación de aspecto 16:9 QLED LCD 4K UHD de 10 bits con relación de aspecto 16:9 QLED LCD 4K UHD de 10 bits con relación de aspecto 16:9 QLED LCD 4K UHD de 10 bits con relación de aspecto 16:9 QLED LCD 4K UHD de 10 bits con relación de aspecto 16:9
RESOLUCIÓN 7.680 x 4.320 puntos 7.680 x 4.320 puntos 3.840 x 2.160 puntos 3.840 x 2.160 puntos 3.840 x 2.160 puntos 3.840 x 2.160 puntos
TAMAÑOS DISPONIBLES 85, 75 y 65 pulgadas 82, 75, 65 y 55 pulgadas 85, 75, 65 y 55 pulgadas 85, 75, 65, 55 y 49 pulgadas 75, 65 y 55 pulgadas 85, 75, 65, 58, 55, 50 y 43 pulgadas
RETROILUMINACIÓN Direct Full Array Elite Direct Full Array Elite Direct Full Array Premium Direct Full Array Premium Ultimate UHD Dimming Supreme UHD Dimming
HDR HDR10+, HDR10 y HLG HDR10+, HDR10 y HLG HDR10+, HDR10 y HLG HDR10+, HDR10 y HLG HDR10+, HDR10 y HLG HDR10+, HDR10 y HLG
BRILLO MÁXIMO 4.000 nits 2.000 nits 2.000 nits 1.500 nits 1.000 nits 1.000 nits
PROCESADOR DE IMAGEN Quantum Processor 8K Quantum Processor 8K Quantum Processor 4K Quantum Processor 4K Quantum Processor 4K Quantum Processor Lite
TECNOLOGÍA OTS OTS+ OTS+ OTS OTS No No
TECNOLOGÍA AVA No
SISTEMA OPERATIVO Tizen Tizen Tizen Tizen Tizen Tizen
SONIDO 4.2.2 canales / 70 vatios 4.2.2 canales / 70 vatios 4.2.2 canales / 60 vatios 2.2.2 canales / 60 vatios 2 canales / 20 vatios 2 canales / 20 vatios
PRECIO A partir de 5.499 euros (65") A partir de 3.122,99 euros (65") A partir de 1.999 euros (55") A partir de 1.299 euros (49") A partir de 1.299 euros (55") A partir de 713,99 euros (43")

Una pregunta interesante que los usuarios podemos hacernos con motivo de la llegada del televisor insignia de Samsung a las tiendas es en qué medida resulta atractivo si lo comparamos con el precio del modelo 8K más avanzado lanzado por esta marca en 2019, el Q950R. Este último está disponible con un precio de partida de 2.598,96 euros, por lo que, como podíamos intuir, es sensiblemente más barato que las distintas versiones del nuevo Q950TS. Eso sí, este último incorpora tecnologías que no están presentes en el modelo de 2019, como OTS+ y AVA. Y cabe la posibilidad, aunque no lo sabremos con certeza hasta que lo analicemos, de que su procesado de imagen y su atenuación de la retroiluminación sean más precisos que los implementados por Samsung en su predecesor.

Las tecnologías OTS y AVA, explicadas

Entre todas las tecnologías que Samsung ha incorporado a estos televisores hay dos en las que, por su novedad, merece la pena que indaguemos un poco más. Como podéis ver en la tabla, las innovaciones OTS y AVA están disponibles en buena parte de la gama, aunque no en todos los modelos. Como cabe esperar, los televisores Q75T y Q60T, que son los que tienen el precio más competitivo, son los que salen peor parados si nos ceñimos a estas dos tecnologías. Aunque, eso sí, el Q75T sí incorpora AVA. Este es el rol de estas dos innovaciones:

  • Active Voice Amplifier: Analiza en tiempo real el sonido de la fuente de vídeo que estamos reproduciendo para atenuar o eliminar el ruido de fondo y, así, conseguir que las voces de los actores se escuchen con más claridad y rotundidad. Además, cuando el televisor detecta ruido ambiental en la sala en la que lo estamos utilizando incrementa la presión sonora de las voces para que los espectadores podamos escucharlas sin dificultad.

  • Objecting Tracking Sound+ (OTS+): El objetivo de esta tecnología es conseguir que la imagen y el sonido del televisor estén sincronizados desde un punto de vista espacial. Esto significa que si un sonido dentro de una película procede del extremo derecho de uno o varios fotogramas tendremos la sensación de que realmente proviene de ahí. Para implementar esta prestación Samsung ha integrado en sus nuevos televisores varios altavoces en la parte superior, los laterales y la base de cada dispositivo, de manera que es un algoritmo de inteligencia artificial el responsable de gobernar su comportamiento con el propósito de recrear un espacio sonoro tridimensional. Pinta bien, pero tendremos que esperar hasta que podamos probarlo en vivo para comprobar si su rendimiento está a la altura.

Aún quedan algunas preguntas sin responder

La información que Samsung ha publicado durante los primeros meses de este año, y que ha completado hoy mismo, es lo suficientemente extensa para que podamos hacernos una idea bastante precisa acerca de qué nos proponen estos televisores. Pero aún no lo sabemos todo acerca de ellos. Todavía no sabemos si los nuevos modelos QLED implementan parcialmente la norma HDMI 2.1, que es lo que hacen los televisores que colocó esta marca en el mercado el año pasado, o si, por el contrario, la introducen de forma completa, que sin duda es lo que a los usuarios nos gustaría.

Otro dato importante que tampoco conocemos aún es el número de zonas que implementa la retroiluminación de cada uno de los modelos. En cualquier caso, a medida que vayamos analizando algunos de estos televisores intentaremos despejar tanto estas como otras dudas que hoy están en el aire.

Más información | Samsung

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios