Publicidad

Chromecast, la necesaria simplificación de la tecnología

Chromecast, la necesaria simplificación de la tecnología
41 comentarios

Publicidad

Publicidad

Sin hacer apenas ruido en los días anteriores, Google presentó ayer Chromecast. Un pequeño dongle HDMI que, a través de una conexión WiFi, nos permite ver contenido, con una serie de limitaciones, de nuestro móvil, tablet u ordenador de forma muy sencilla.

Si bien el concepto no era nuevo, demuestra que Google sigue interesada en el televisor y más concretamente en el mercado de los dispositivos inteligentes. Tras dos intentos fallidos, y mal planteados, quizá con Chromecast los de Mountain View pueden decir aquello de a la tercera va la vencida.

Simplificando lo máximo posible

Por motivos personales y profesionales, muchas veces me he topado con el mismo arquetipo de persona. Alguien sin muchos conocimientos tecnológicos pero que está orgulloso de su nuevo y flamante gadget. Ya sea un móvil o un tablet, siempre surge la misma pregunta: ¿Cómo lo conecto al televisor?.

“Es que he leído en no se dónde que…” “Es que Fulano me ha dicho que con un cable…” A través de esas fuentes vagas, no les culpo por ello, varias personas me han preguntado por cómo funciona. Muchas veces he tenido que encoger los hombros y preguntar: ¿qué tienes?

Porque claro, resulta que cada cacharro se conecta de una forma diferente. Unos lo hacen de forma inalámbrica, otros con un cable estándar o uno propietario, que ya sabemos lo puñeteros que son algunos fabricantes. MHL, WiFi, HDMI, AirPlay…qué locura.

Chromecast

Esto no acaba, porque no es sólo es el móvil o el tablet. Lo es también el televisor, que si es compatible, que si no… Ay amigo, qué complicado es conectar un móvil o un tablet al ordenador sin tener muchos conocimientos previos y tirándote a la aventura sin documentarte.

Cada fabricante ha hecho la guerra por su cuenta. Existen estándares, cierto, y más o menos los respetan pero al final parece que la única forma de hacer fácil todo esto es recompensando a aquellos que han adquirido todo el lote de equipos de la misma marca. Tiene sentido, por supuesto.

Ahora llega Google con algo sencillo, que no nuevo. Un pinchito que se enchufa en un puerto HDMI, y un conector adicional de corriente que eso sólo te lo explican con la letrita pequeña. Configuras la conexión WiFi y luego vas a cualquier cacharro con Chrome para empezar a enviar contenidos.

Toma ya, pensé cuando Sundar Pichai enseñó el nuevo juguete de Google. Este es el camino para que el gran público, el que cree más en el Plug and Play que el Plug and Pray. Algo sencillo, que simplemente funciona y permite hacer algo tan sencillo y básico como ver vídeos de gatitos en YouTube en la tele del salón.

He seguido durante un tiempo el mercado de los set top box con interés personal y he descubierto, con horror, que muchas veces la cantidad de cosas que hacen resulta abrumadora. ¿Para qué quiero un sistema Android completo? Para jugar a Angry Birds dicen.

Chromecast soluciona a la perfección la necesidad de hacer un gadget que sea sencillito de utilizar y sobre todo que le dé a la gente el contenido que realmente quiere: vídeos, música, páginas de internet, fotos y listo. En Estados Unidos además están de suerte, será compatible con Netflix.

¿Enemigo de las Smart TV?

La respuesta rápida, siguiendo la explicación que hemos hecho antes, es clara: sí. Chromecast sigue la estela de Google TV y el Nexus Q. Estar en los televisores y quitarle protagonismo a los sistemas de Samsung, LG, Sony, Panasonic, etc. Van a por ellos y la fórmula es buena.

Es cierto que los menús de las Smart TV ya tienen unos diseños de interfaz alucinantes, con muchas opciones y ventanitas que nos permiten hacer virguerías. Podemos incluso hablarle a la tele o hacer gestos con Kinect. Mola, muy futurista.

Samsung Smart TV F8500

Todo eso está muy bien pero a la hora de enviar contenidos, el proceso per se, aquí parece que Chromecast va ser mucho más rápido y natural. Pensemos en todas esas veces que estamos viendo la tele, seguramente en la mano que no estamos usando para sujetar una cerveza o el hombro de nuestra pareja tenemos el móvil.

Vamos al móvil, tocamos la pantalla y listo. Ya estamos emitiendo contenido al televisor. Eso sí, tampoco hay que confundirse. Tiene una serie de limitaciones y esta tecnología tampoco es AirPlay. Hay que dejar esto muy clarito.

SDK, fundamental para que prospere Chromecast

En Google han entendido a la perfección que aquí también hace falta un ecosistema alrededor y no basta sólo con lo que pueden ofrecer ellos. Necesitan a la tercera persona y anunciar que iba a haber un SDK para introducir esta función en las aplicaciones es todo un acierto.

No voy a entrar en si es fácil o no su integración, no es mi rol, pero es comprensible que Google habrá hecho todo lo posible para hacerlo sencillo para los desarrolladores. Lo que está claro es que muchos distribuidores de contenidos no tardarán en integrarlo.

Los ejemplos más claros son los que ya están disponibles: Netflix y Pandora. En mi caso no son mi preferencia pero por ejemplo si más compañías como Spotify, Wuaki, Deezer y compañía se suben al carro será un triunfo. Incluso la creación de apps para enviar archivos multimedia tirando, en el caso de Android, de un explorador de archivos.

La batalla por los HDMI del televisor

Por último, un detalle que creo que es importante. Como ayer comentaban algunos colegas del sector: el HDMI se cotiza caro. No el estándar, sino los conectores que tenemos en nuestro televisor. Son finitos en número y algunos de ellos ya tienen ilustres ocupantes como las consolas.

Sony PS4

Nadie quiere estar haciendo malabares con los cables de detrás del televisor. Por eso, quien ya los tenga ocupados quizá se lo piense un poco antes de comprar uno de estos cacharritos. Por sus funciones y precio resulta muy tentador hacerse con él.

Hay quienes apuntan muy bien diciendo que Chromecast es limitado, que Apple TV hace más cosas. Ciertamente lo hacen pero aunque el set top box de Cupertino es pequeño, no lo es más que este pequeño conector que va directamente al HDMI.

Veremos si es un éxito o no. Mientras se empieza a expandir por Estados Unidos, sin planes concretos para el resto del mundo, en Xataka os traeremos un análisis de Chromecast dentro de poco. Había que aprovechar este tiempo en Estados Unidos para algo más que hacer turismo.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir