El último episodio de 'La Casa del Dragón' se ve bien. El problema es que no tienes la mesa de sus editores

El último episodio de 'La Casa del Dragón' se ve bien. El problema es que no tienes la mesa de sus editores
39 comentarios

El séptimo episodio de 'La Casa del dragón', la precuela de 'Juego de Tronos' que está emitiendo HBO Max y que se encamina a su recta final, ha venido con polémica incluida. Muchos espectadores se han quejado de que el episodio, titulado 'Marcaderiva', es demasiado oscuro. Tanto, que es imposible distinguir qué sucede en la escena.

Noche americana en Poniente. Las quejas se llegaron a difundir por redes sociales y HBO Max se disculpó diciendo que era una "decisión creativa intencionada". No es, desde luego, la primera vez que una polémica de este tipo afecta a la serie: el episodio está dirigido por el ex-showrunner Miguel Sapochnik, que coincide en ser el director de 'La larga noche', otro episodio (el tercero de la temporada 8) que fue muy criticado en su momento por las mismas razones.

En una entrevista con IndieWire, Sapochnik defendió la iluminación de la escena: "Tenía sentido que esta fuera la última esperanza de la humanidad, el último faro de luz y, desde la perspectiva de hacia dónde necesitábamos ir con la historia, que era llegar a un clímax surrealista y caótico, necesitábamos un entorno acorde a eso". Y añade que "nadie se sentó a pensar si se vería demasiado oscuro".

casa del dragón

El auténtico motivo de la oscuridad. Curiosamente, algunas de las secuencias más oscuras del episodio (hasta llegar a un total de 18 minutos de escenas sumidas en la más absoluta falta de luz), forman parte de la primera tanda de imágenes promocionales que HBO mostró hace meses de la serie. Sobre estas líneas se puede ver una de ellas, y no hay más que comparar con algunas capturas tomadas por usuarios (la que encabeza este artículo forma parte también de las imágenes promocionales facilitadas por HBO para este capítulo) para ver que son imágenes claramente rodadas de día con una determinada exposición en las cámaras y tratadas en postproducción para simular la falta de luz.

El problema, tal y como apunta The Verge en un análisis del problema son las diferencias de calibración entre monitores de muy distinto tipo. Como suele decirse, cada usuario es un mundo, y es imposible que todos tengamos la misma calibración, a lo que se suma el mismo origen de la señal: en Estados Unidos hay quien sigue recibiendo la señal por cable, mientras que la compresión varía en el resto del mundo según su señal de internet. Y, por supuesto, y configuración aparte, es muy diferente ver la serie en un móvil que en un televisor con panel OLED.

El paraíso de los editores. Que es, por cierto, lo que suelen usar las salas de edición. La calibración de estos monitores permite distinguir una gama de grises que, sencillamente, están fuera del alcance de nuestros televisores (por limitaciones técnicas o porque, sencillamente, la inmensa mayoría de los usuarios funcionan con la configuración de fábrica). Las salas de edición también cuentan, no lo olvidemos, con una iluminación óptima que favorece la fotografía oscura en las series.

Pero a eso se suma lo ya apuntado más arriba: la calidad del archivo que los editores están manejando en sus estaciones les permite trabajar con imágenes de una calidad muy superior a la que nos llega en la interfaz de HBO Max, comparable a la nitidez de un Blu-Ray UHD. La inevitable compresión con la que nuestras conexiones a internet y las plataformas de streaming castigan sus productos aleja a las películas y series de esa calidad. En su momento, el director de fotografía de 'La larga noche' achacó a la compresión los problemas de visionado de aquel episodio de 'Juego de tronos'.

Y el dinerito. La puntilla la pone Daniel Novel, VFX Compositing Artist que trabaja en Outpost VFX, en toda la temporada de 'La Casa del dragón', y que afirma que "se ve bien en una pantalla decente y sin compresión", y desvela el auténtico motivo de que la escena sea tan oscura. Además de que se intenta que el episodio transcurra en tiempo real desde el amanecer hasta la noche, una apuesta abiertamente creativa, hay razones más prácticas: "tiene también que ver con la integración de los dragones en la escena. Los presupuestos no son los de Game of Thrones y hay que optimizar".

Es decir, una explicación de lo más mundana para un problema que ha afectado a millones de espectadores: la escena es oscura para (entre otras cosas) disimular unos efectos especiales que habrían necesitado mucho más trabajo si hubieran estado perfectamente iluminados. Decisiones creativas incluidas o no, al final el dinero (y las prisas) siguen moviendo el mundo. Hasta los mundos que incluyen dragones.

Temas
Inicio