Compartir
Publicidad
No, Netflix no tardó en llegar a España por culpa de las descargas
Streaming

No, Netflix no tardó en llegar a España por culpa de las descargas

Publicidad
Publicidad

En Internet existen muchas leyendas urbanas que no son ciertas pero que, de tanto ver repetidas una y otra vez, muchos asumen como tal sin preguntarse. Una de ellas es que Netflix descartó hace años su llegada a España por culpa de las descargas no autorizadas. "Los altos niveles de piratería preocupan a la firma norteamericana", decían algunos medios, aceptando como buenas las conclusiones de algunas entidades gestoras de los derechos de autor. "Netflix margina a España por la piratería", llegaban incluso a afirmar otros.

Netflix, claro, nunca se pronunció oficialmente sobre los motivos del retraso de su llegada a España, pero en la entrevista que El Mundo publicaba hace unos días con su CEO Reed Hastings sí que mencionaron brevemente este asunto. Para Hastings, el hecho de que exista un "alto índice de piratería" no es un freno, sino una oportunidad. Atentos a sus palabras:

Bueno, puedes llamarlo un problema, pero lo cierto es que también ha creado un público acostumbrado a ver contenido en internet. Nosotros ofrecemos una alternativa mucho más sencilla e inmediata que buscar un torrent.

En Holanda teníamos una situación parecida. Era un país con un elevado índice de piratería. Y pasaba lo mismo en Canadá. En ambos somos un servicio de éxito.

Podemos pensar en esto como en el negocio del agua embotellada. El agua de grifo se puede beber y es gratis, pero aun así hay un público que demanda agua embotellada.

La postura oficial de Netflix es que esto no sólo no es un impedimento, sino que les va a beneficiar. ¿Significa esto que estén muy feliz con que la gente acceda a contenidos sin autorización? Tampoco es eso: hace unos meses Netflix señaló a Popcorn Time como su gran rival. El motivo parece claro, y es que ambos tienen un modelo similar (facilitar el acceso al contenido con un par de clicks hasta a gente que no entiende mucho de informática). Pero el discurso que nos llevan dando desde 2011 diciendo que Netflix no llega por culpa de las descargas no es cierto, según las declaraciones de Hastings.

Entonces, ¿por qué tardaron tanto?

Mapa Netflix

En la misma entrevista a la que hacemos referencia, Hastings explica que el retraso en llegar a España se debe a que "para nosotros llegar a un nuevo país supone hacer una importante inversión en contenido y licencias cuando aún no tenemos siquiera un suscriptor". Por eso, y en sus propias palabras, "cada año sólo podemos expandirnos a un número limitado de países porque es necesario realizar una inversión muy grande". Otros rumores, no confirmados tampoco por Netflix, llevan años apuntando a los "abusivos derechos de autor" como la principal causa de este retraso.

¿Descargas? No: Netflix dice que sólo puede expandirse de poco en poco debido a la elevada inversión en contenidos cada vez que llega a un país

Sin embargo, el retraso no es tan grande si lo ponemos en perspectiva. A Alemania y a Francia, Netflix no llegó hasta septiembre de 2014. En Italia justo hoy conocemos que también llegará en octubre, al mismo tiempo que en nuestro país. Hacerse con los derechos de emisión de contenido en un país tan grande como España, además sabiendo que también apostarán por contenido local, no debe de ser tarea fácil. Ya vimos los problemas que tuvieron en Francia.

Además, y aunque Netflix ahora está en su mejor momento, hace unos años vivieron una de las mayores crisis de su corta historia. A finales de 2011, y en plena expansión, el servicio anunciaba que dejaban sus planes suspendidos temporalmente. Unos meses antes, Netflix había intentado separar su negocio de streaming del alquiler físico de DVDs en EEUU con la creación de Quickster, con la consecuente subida de precio. Además de innumerables quejas, las acciones de la compañía se desplomaron. Terminaron dando marcha atrás.

Durante los primeros años tras el lanzamiento en un país, Netflix no es rentable. Los altos costes de adquisición de contenidos no se compensan con las suscripciones, que van creciendo poco a poco. A finales de 2014, la compañía anunciaba otro gran logro: sus versiones de Canadá, Holanda, Irlanda, Reino Unido y Latinoamérica ya daban, en conjunto, beneficios. No es casualidad que esa noticia coincidiera en tiempo casi con su llegada a Francia y Alemania.

¿Por qué tardó entonces Netflix tanto en llegar a España? Seguramente por un cúmulo de razones que se resumen en que a Netflix le cuesta mucho dinero llegar a un país, inversión tras la cual la app no da beneficios en dicho territorio hasta varios años después. Con esto en cuenta, su lanzamiento escalonado y alternando países grandes con países pequeños es una estrategia lógica. Además, es posible que, de no haber sufrido la crisis de 2011, ya hubiéramos tenido el servicio con nosotros hace tiempo. Lo que está claro, a partir de las palabras del CEO de Netflix, es que las descargas no han tenido nada que ver.

En Xataka | Qué puedes esperar y qué no del Netflix que llegará a España

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio