Compartir
Publicidad

Kodi podría ser el siguiente gran objetivo de la industria audiovisual

Kodi podría ser el siguiente gran objetivo de la industria audiovisual
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer nos enterábamos del cierre de todas las webs de RojaDirecta por mandato judicial, una noticia que llega tras varios años de lucha legal y en la que se revela como la sentencia decreta que este sitio web ha sido "un cooperador necesario para la vulneración de los derechos de propiedad intelectual".

Ese cierre hace que muchos usuarios hayan migrado a otras formas de acceder a esos contenidos, pero esas alternativas también podrían acabar igual. Ha ocurrido en el Reino Unido, donde acaban de arrestar a cinco personas acusadas de vender dispositivos de streaming basados en Kodi en los cuales ya venían precargados plugins para acceder a contenidos protegidos por derechos de autor.

Kodi no tiene la culpa

En la BBC revelan cómo estas "cajas Kodi completas" llevan tiempo siendo perseguidas por la llamada Federation Against Copyright Theft (FACT), un organismo que trata de proteger los derechos de productoras de contenidos. Según dicha entidad, los sospechosos lograron ingresar unas 250.000 libras gracias a la venta online de estos dispositivos.

Androidtv Los set-top-box con Kodi preinstalado dan acceso a muchas posibilidades interesantes en la gestión y reproducción multimedia

Estas soluciones están cada vez más extendidas en todo tipo de tiendas online: se trata de pequeños miniPCs que una vez conectados al televisor a través de un puerto HDMI y a la red (inalámbrica o alámbrica) permiten realizar streaming de contenidos con servicios convencionales como YouTube, por ejemplo.

En muchos de ellos se preinstala Kodi, un popular software para gestionar y reproducir contenidos multimedia tanto locales como de internet. El problema es que Kodi es modular y permite la instalación de plugins externos, algunos de los cuales dan acceso a contenidos protegidos por derechos de autor.

Las personas arrestadas en el Reino Unido precisamente se aprovechaban de esa capacidad para vender dispositivos ya preparados para poder acceder a esos contenidos de forma directa, algo que la justicia británica lleva tiempo persiguiendo. El director de FACT indicaba cómo "los set-top-boxes cargados con aplicaciones y complementos que permiten acceder a materiales que infringen el copyright son ilegales y todos los involucrados en vender estos dispositivos no deberían sorprenderse si reciben una visita".

Vía | BBC
En Xataka | El ministro de Cultura lo tiene claro: lo que haga falta en internet para contentar a las entidades de gestión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio