Compartir
Publicidad

Las pantallas de información del aeropuerto de Gatwick han fallado y unas pizarras blancas las han sustituido

Las pantallas de información del aeropuerto de Gatwick han fallado y unas pizarras blancas las han sustituido
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El segundo aeropuerto más grande de Londres y el segundo de mayor movimiento del Reino Unido, Gatwick, ha tenido que recurrir a pizarras blancas para mostrar la información de sus vuelos. Un cable de fibra óptica ha fallado, los detalles de los vuelos han desaparecido de las pantallas de información y algunos viajeros se han quedado en tierra.

Detectada la situación y advertidos los perjuicios que el problema iba a generar, el personal del aeropuerto ha situado un pequeño número de pizarras blancas frente a las pantallas y durante cinco horas han actualizado la información sobre los despegues manualmente. Hora de salida, puerta de embarque... todo se ha tenido que escribir a mano.

Un cable de fibra óptica ha sido el causante

Según un portavoz de Gatwick, el problema con el cable de fibra óptica fue detectado a primera hora de la mañana y explicó que la empresa responsable del mismo, Vodafone, debía resolver el problema. La compañía confirmó su responsabilidad y ha asegurado que sus ingenieros "están trabajando arduamente" para reparar el cable lo más rápido posible.

Pese a que desde el aeropuerto también se invitó a los usuario a permanecer atentos a los avisos por megafonía, que sí funcionaban, la principal vía de información para la mayoría fueron las pizarras blancas.

En 2017, otro fallo en los aeropuertos de Londres provocó el uso de las pizarras blancas para informar sobre los vuelos

En estos soportes el personal del aeródromo londinense organizó la programación de salidas con su número de vuelo, destino, estado y puerta de embarque, reservando un espacio destacado para las llamadas desde las puertas e incidencias destacadas.

Pese al caos vivido a la hora de informarse, no se ha cancelado ni retrasado ningún vuelo en Gatwick a causa de esta incidencia. El año pasado, un fallo informático en los aeropuertos de Londres también provocó que las pizarras blancas tuviesen que sustituir a las habituales.

Imagen | Edmund von der Burg

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio