Las salidas de emergencia del futuro se adaptarán a las circunstancias de cada urgencia

Las salidas de emergencia del futuro se adaptarán a las circunstancias de cada urgencia
5 comentarios

Señalización que es capaz de cambiar, cámaras que no solo graban lo que pasa sino que recogen información para analizar en tiempo real y los smartphones de los propios usuarios. Así podría ser la evacuación en caso de emergencia en un futuro cercano.

Con la financiación de la Unión Europea a través del programa eVACUATE, dos de las fases del proyecto se desarrollarán en España de la mano de investigadores del centro tecnológico IK4-TEKNIKER, que forma parte del mismo junto con una veintena de entidades europeas.

El estadio de Anoeta y el metro de Bilbao serán dos de las localizaciones de prueba del futuro sistema de desalojo de usuarios de forma dinámica, de cuya configuración en las fases de identificación de las fuentes de los problemas que han causado la emergencia, así como del aviso a los responsables de la señalización, se encargará el centro español.

Un sistema de evacuación que sea capaz de cambiar y avisar a los usuarios

Con la idea de no tener sistemas de evacuación que sean inmunes a las dinámicas de masas que se pueden producir durante una emergencia, los investigadores españoles desarrollarán nuevos sistemas que hagan uso de tecnologías ya disponibles como cámaras de seguridad o localización de personas para disponer de información suficiente de cara a que un ordenador pueda modificar un plan de evacuación atendiendo a nuevas circunstancias que se produzcan.

Ese sistema debería ser capaz de determinar cuál es la ruta de evacuación óptima en cada momento y notificar esas modificaciones mediante sistemas de señalización dinámica e incluso avisos e instrucciones a los propios usuarios por medio de sus smartphones.

En la fase de pruebas, los sistemas se probarán en entornos reales, donde se calcula que podría mejorarse en un 20% el tiempo medio de una evacuación masiva.

Más información | Tekniker.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio