Compartir
Publicidad

Socibot, el robot social que es capaz de replicar cualquier cara

Socibot, el robot social que es capaz de replicar cualquier cara
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Decía Mashahiro Mori, en su famosa hipótesis de “El valle inquietante”, que según un objeto artificial era más realista llegaba un punto que en vez de seguir creando empatía producía mucho rechazo de golpe. Este es el caso de Socibot y es que su nueva versión causa mucha inquietud.

El objetivo del equipo de desarrolladores detrás de Socibot es la de crear un robot capaz de tener conversación con un ser humano. No se trata de una prueba más para superar el test de Turing sino en crear un autómata capaz de relacionarse con la gente de forma real, perfecto para tímidos o con problemas a la hora de interactuar socialmente.

Tu cara me suena

Socibot cuenta con un sistema de dos cámaras que se encargará de seguir nuestros movimientos y también hacia dónde miran nuestros ojos para crear un contacto visual en tiempo real. No sólo eso, es capaz de detectar nuestras emociones a través de los gestos y ofrecernos una respuesta en función de nuestro humor.

Esto no es todo, lo más inquietante de Socibot es su cara. En vez de tener un sistema mecánico de boca y ojos, la primera versión recordaba más a un ventrílocuo, cuenta con una pantalla que le permite mostrar cualquier cara con cierta precisión, incluso la propia nuestra.

La sensación, por lo que se puede ver en las imágenes y vídeos es como si la cara que observamos estuviera separada por una especie de barrera. Resulta bastante inquietante y da un poco de miedo al principio, según sus creadores, pero luego te acostumbras rápido a tener una cara conocida delante tuya.

De momento las intenciones de los creadores de Socibot, afincados en Reino Unido, no pasan tanto por crear robots para uso personal sino más bien en asistentes pensados para espacios públicos como aeropuertos, centros comerciales, parques temáticos o museos. El robot completo vale 20.000 euros y existe una versión de escritorio, con sólo el busco por algo más de 10.000 euros.

Aún así sus creadores avisan de que todavía hay mucho camino que recorrer y que veremos versiones más avanzadas en el futuro. Personalmente hay algo que me suscita algunas dudas y es la interacción con los seres humanos en servicios públicos. ¿Creará suficiente empatía para respetar a Socibot?

Es decir, puede que mucha gente se anime a interactuar con él de una forma con la que no nos relacionaríamos con una persona. Siendo conscientes de que es una máquina, sabemos que algunos comportamientos como una agresión física, o verbal, son más fáciles de llevar a cabo que si fuera un ser humano ya que la penalización por ello es menor.

En servicios como los mencionados —centros comerciales, aeropuertos— el nivel de estrés puede ser muy alto y es posible que más de uno se anime a interactuar con él con menos respeto y vergüenza que cómo lo haría con una persona. Habrá que seguirle la pista a Socibot.

Más información | Socibot En Xataka | Beyond: dos almas, el valle más inquietante

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio