Publicidad

Facebook compra CTRL-Labs, la startup que desarrolla una pulsera para controlar ordenadores con la mente

Facebook compra CTRL-Labs, la startup que desarrolla una pulsera para controlar ordenadores con la mente
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Facebook ha anunciado la compra de la startup CTRL-labs, que está centrada en la interfaz neuronal y se encuentra desarrollando una pulsera que "lee el cerebro" transmitiendo sus señales eléctricas a la interfaz de un ordenador. Con ello, se pretende poder controlar dispositivos electrónicos con la mente o pequeños gestos sin tener que interactuar físicamente con ellos.

El anuncio lo ha hecho Andrew "Boz" Bosworth, responsable de Facebook Reality Labs, la sección de Realidad Virtual y Aumentada de la empresa de Zuckerberg en su perfil de Facebook. En este anuncio no ha dado cifras, pero medios como CNBC aseguran que la adquisición estará cifrada entre 500 y 1.000 millones de dólares. Menos, por lo tanto, de los 2.000 millones de dólares que Facebook gastó en la compra de Oculus en 2014.

"Sabemos que hay formas más naturales e intuitivas de interactuar con dispositivos y tecnología", ha dicho "Boz" Bosworth. "Y queremos construirlos". Luego, el responsable de AR y VR de Facebook ha explicado que la visión de la startup que han adquirido es la de crear una pulsera que permita que la gente controle sus dispositivos como "una extensión natural del movimiento", una tecnología cuyo desarrollo quieren acelerar con la unión para convertirla pronto en productos de consumo.

Qué es exactamente lo que ha comprado Facebook

No, Facebook ha comprado una empresa que desarrolla una pulsera que lee nuestra mente, pero no pienses que podrá saber lo que piensas. Más bien, es un intento de crear una interfaz directa entre tus pensamientos e intenciones y el dispositivo que quieras controlar. Y de momento, ni siquiera funciona únicamente con pensamientos.

La tecnología funciona de la siguiente manera, tal y como ha explicado el responsable de AR y VR de Facebook. Tenemos neuronas en nuestra médula espinal, que le envían señales eléctricas a los músculos de nuestras manos para decirles que se muevan de maneras específicas. Por ejemplo, para mover el dedo y pulsar un botón o hacer clic en el ratón.

La idea final es que se puedan controlar los dispositivos de tu casa mediante órdenes neuronales o con pequeños gestos en vez de interactuar físicamente con ellos.

La pulsera que está desarrollando CTRL-labs busca decodificar estas señales, y traducirlas en señales digitales que puedan ser entendidas por los dispositivos. De esta manera, la idea final es que se puedan controlar los dispositivos de tu casa mediante órdenes neuronales o con pequeños gestos en vez de interactuar físicamente con ellos.

Facebook lleva tiempo tratando de crear este tipo de trecnologías. En 2017 ya nos presentaron su Building 8, un laboratorio experimental con el que pretendían crear sistemas que nos permitiesen escribir en un ordenador con la mente. Esta iniciativa no tuvo éxito y no logró producir investigaciones ni productos significativos, y cerró dividiendo sus proyectos entre otras divisiones de la empresa.

Parte de estos proyectos se unificaron en los Facebook Reality Labs, los laboratorios de realidad virtual y aumentada supervisados por Bosworth. Y aunque desde entonces no habíamos tenido grandes noticias sobre cómo estaban evolucionando estos proyectos para las interacciones entre cerebros y máquinas, la compra anunciada demuestra que Facebook sigue persiguiendo este objetivo y que no teme gastar dinero para intentar sacar productos finales que lo consigan.

Crear una pulsera u otro dispositivo capaz de traducir nuestras señales cerebrales tampoco es el único objetivo del Facebook Reality Labs. De hecho, también tiene proyectos que tienen más que ver con las realidades virtual y aumentada tal y como las conocemos hoy en día, y por ejemplo hace unas semanas supimos que quieren crear sus propias gafas de realidad aumentada con Ray-Ban para el año 2023.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir