Este simpático robot barman no solo prepara cócteles, también conversa con los clientes: así es Brillo

Este simpático robot barman no solo prepara cócteles, también conversa con los clientes: así es Brillo
11 Comentarios

La idea de crear un robot capaz de hacer de camarero o barman o no es nueva. A lo largo de los años hemos visto diferentes iniciativas, como la de Toni, que podía manejar 158 botellas y servir hasta 80 bebidas por hora. Sin embargo, posiblemente pocos investigadores habían pensado en crear un androide que, además de servir cócteles, pudiera interactuar con los clientes.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Nápoles Federico II, en Italia, ha desarrollado un sistema robótico interactivo llamado Brillo que incorpora este enfoque. No solo puede manipular bebidas y objetos para hacer tragos con sos brazos, sino que también conversa con los clientes, recordando sus gustos y ofreciéndolos recomendaciones personalizadas basadas en sus pedidos.

Brillo, el robot barman que puede hablar contigo

Según recoge TechExplore, Silvia Rossi, Alessandra Rossi y Nitha Elizabeth John, que forman parte del equipo de investigación, creen que un robot barman no solo debería ser capaz de preparar cócteles e interactuar de manera básica con el usuario, sino que también debería crear un "perfil" de cada uno de ellos. Para ello, dotaron a Brillo de un aspecto humanoide, micrófonos, altavoces y cámaras.

Este hardware se complementa con la combinación de dos sistemas que conforman una "arquitectura cognitiva compleja de múltiples capas que operan de forma asíncrona". Por un lado el llamado "sistema de registro", que analiza las interacciones de compra pasadas. Por otro lado el "sistema de compromiso", que busca mejorar la experiencia del usuario en base a los datos de su perfil.

Brillo 13

De esta forma, Brillo puede comunicarse con los clientes de forma directa a través de un sintetizador de voz, incluso alternar entre varios clientes a la vez. ¿Cómo hace para reconocerlos y diferenciarlos? Por reconocimiento facial gracias a sus cámaras integradas. Cuando los clientes vuelven, los identifica, recuerda sus preferencias en base a conversaciones pasadas y les sugiere los cócteles más adecuados.

Desde el Laboratorio de Robótica Inteligente y Sistemas Cognitivos Avanzados de la Universidad de Nápoles Federico II aseguran que no tienen intenciones de comercializar este robot. En cambio, aseguran que se trata de un banco de pruebas desafiante para investigar cómo un sistema puede mantener y actualizar el perfil de un usuario a lo largo de varias interacciones con diferentes personas.

Eso sí, las investigadoras quieren seguir avanzado con la investigación, lo que implica probar a Brillo en un escenario real. Para ello están preparándose para sacar el androide el laboratorio para evaluar su rendimiento con muchos humanos que no son científicos ni están al tanto del proyecto. ¿Serán algo común los robots barman en el futuro? Con el tiempo lo sabremos.

En Xataka | La inteligencia artificial lleva años ganándonos al ajedrez. Ahora también nos está enseñando a mejorarlo

Temas
Inicio
Inicio