Así es "Jaguar", el robot semi-autónomo armado con una ametralladora que vigilará la Franja de Gaza

Así es "Jaguar", el robot semi-autónomo armado con una ametralladora que vigilará la Franja de Gaza
59 comentarios

Las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) tienen un nuevo y singular robot semi-autónomo armado para patrullar la frontera entre Israel y Gaza. Su nombre es "Jaguar" y ha sido desarrollado por IDF e IAI (Israel Aerospace Industries). Se trata, en palabras de las fuerzas armadas israelíes, de "uno de los primeros robots militares del mundo que puede sustituir a los soldados en las fronteras".

El robot está equipado con una docena de sensores, incluyendo cámaras de alta resolución, un sistema de conducción automatizado, capacidades de fuego avanzadas y un sistema de megafonía. Por no hablar de la ametralladora MAG de 7,62 milímetros que puede funcionar tanto cuando el robot está quieto como en movimiento.

No dispara solo, pero sí tiene asistencia por IA

Aparentemente, "Jaguar" ya ha sido desplegado en la frontera entre Gaza e Israel, según podemos ver en unas imágenes publicadas por el DFLP (Frente Democrático por la Liberación de Palestina). No se sabe cuándo se tomaron las imágenes, pero en una de ellas puede verse el robot patrullando la frontera. La idea es que el robot puede sustituir a los soldados en misiones de inteligencia, vigilancia, reconocimiento y protección de convoyes, entre otras.

El "Jaguar" es un robot semi-autónomo, es decir, que puede hacer algunas cosas por sí solo, como trazar una ruta hasta cierto punto y moverse hasta ella, evitar obstáculos e incluso recargarse sin intervención humana, pero para otras cosas se requiere de un operador humano. Por ejemplo, para disparar. Es el humano el que, en última instancia, debe apretar el gatillo.

IDF Jaguar

El robot tiene una interfaz llamada "point-and-shoot". El operador apunta y dispara, mientras que el robot usa se vale de inteligencia artificial para estabilizar la ametralladora (una FN MAG de 7,62 milímetros o una IMI Negev israelí) y ajustar el fuego. La torreta combina una serie de sensores electrónicos y térmicos para detectar blancos a 1,2 kilómetros de distancia de día u 800 metros de noche, según describen en Daily Beast.

¿Y qué pasa si es capturado? Que se autodestruye, por supuesto. IDF no da muchos detalles sobre el sistema, simplemente dice que "tiene la habilidad de autodestruirse si cae en manos enemigas". Desde Shepard señalan que un UGV (vehículo terrestre no tripulado pesado) tiene la capacidad para enviar los datos de su ubicación precisa a un UAV en caso de quedarse inmovilizado o ser atrapado para que los operadores decidan si lo destruyen desde el aire.

Vía | Jerusalem Post
Más información | IDF

Temas
Inicio