Los ingenieros vuelven a San Francisco, pero no a Londres: los efectos dispares del trabajo híbrido, un año después

Los ingenieros vuelven a San Francisco, pero no a Londres: los efectos dispares del trabajo híbrido, un año después
Sin comentarios

Londres y San Francisco son las dos caras de una misma moneda. Grandes ciudades con una gran masa crítica de empresas de tecnología que, desde que irrumpiera la pandemia de la Covid en marzo de 2020, han visto cómo buena parte de su fuerza laboral emigraba a ciudades con un coste de vida más económico.

Sin embargo, mientras que en el caso de la estadounidense parece que los ingenieros están volviendo a la urbe y los alrededores, en el caso de la capital londinense el gobierno británico se prepara para revitalizar económicamente la zona por los efectos que tiene en otros negocios el teletrabajo.

Urbanitas que no quieren dejar de serlo

Un extenso artículo del New York Times asegura que San Francisco y Silicon Valley están empezando a recuperar parte del pulso perdido el último año y medio.

Ingenieros que, durante la pandemia, decidieron mudarse a estados más tranquilos y rurales, están volviendo ahora a la costa oeste en busca de la vida urbanita. Aunque no quieran reconocerlo en voz alta, como sí hicieron cuando abandonaron la zona.

De hecho, los confinamientos conllevaron una cierta movilidad entre los trabajadores de las tecnológicas en Estados Unidos. Por un lado, otras ciudades, como Miami, se posicionaban como alternativa a Silicon Valley y querían atraer el talento de estas empresas. Una tendencia que también se producía en nuestro país entre diferentes ciudades.

Por otro, algunas grandes compañías avisaban que, de producirse esta movilidad laboral entre los estados, se acometería un ajuste en el salario, dado que el coste de vida de San Francisco es bastante superior al de otras zonas del país.

Más tráfico, sube el alquiler

El rotativo asegura que este regreso al corazón tecnológico por excelencia se deja notar en el tráfico particular de vehículos: casi 1,4 millones de vehículos privados pasaron por el puente Golden Gate en mayo, el dato más alto desde febrero de 2020. Además, la velocidad media por las tardes se ha reducido llegando a niveles normales antes de la pandemia.

También se está notando en el precio del alquiler, que está aumentando especialmente en los vecindarios de San Francisco donde suelen vivir los empleados de tecnología.

Joshua Sortino Rtwup5gjb18 Unsplash

Según sus datos, en un área cercana al distrito financiero de San Francisco, donde los trabajadores tecnológicos tienden a vivir, los precios de alquiler de apartamentos cayeron más del 20 por ciento en 2020. Sin embargo, esa misma zona ha experimentado los mayores aumentos de precios en la ciudad en los primeros cinco meses de 2021.

Cabe recordar, además, que durante estos últimos meses varias empresas tecnológicas, como Oracle o HPE, decidían mover sus sedes centrales a otros estados de Estados Unidos.

Revitalizar las ciudades

Mientras, en Reino Unido el gobierno está buscando maneras de revitalizar el centro de las cinco principales ciudades, ya que, según se calcula, cada mes pierden 322 millones de libras como consecuencia de la tendencia al trabajo híbrido. Bares, cafeterías o tiendas son algunos de los principales damnificados del hecho de que los trabajadores no vayan todos los días a las oficinas.

Cabe recordar que también en Reino Unido la consultora Deloitte anunció recientemente que permitiría a sus trabajadores en el Reino Unido teletrabajar, convirtiéndose en la primera de las big four en adoptar el teletrabajo de forma permanente.

Photography Account P1u7yomu Mo Unsplash

Repartir 322 millones de libras al mes

La ciudad que más pierde es la capital (234 millones de libras al mes), a gran distancia de la segunda (Manchester, con 48 millones al mes).

No en vano, el número de personas que van diariamente a las oficinas en Reino Unido es un 34% menos que antes de la pandemia (cifra que llegó a caer al 69% en abril del año pasado).

El Partido Conservador del Reino Unido se había mostrado partidario de que la gente regresara a la oficina precisamente para evitar pérdidas económicas y de empleo en tráfico en tiendas y restaurantes.

Sin embargo, parece que el gobierno está buscando activamente formas de ayudar a las personas a seguir trabajando desde casa si no hay "necesidad" de que estén en una oficina.

Temas
Inicio