Publicidad

Estados Unidos, Japón y cinco países más piden a las tecnológicas "puertas traseras" para acceder a herramientas cifradas
Pro

Estados Unidos, Japón y cinco países más piden a las tecnológicas "puertas traseras" para acceder a herramientas cifradas

Funcionarios de justicia de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda (los cinco países que conforman la alianza Five Eyes) han emitido un comunicado conjunto pidiendo a las empresas tecnológicas que permitan a las autoridades acceder a las herramientas y aplicaciones encriptadas. Japón e India se han unido a esta petición, que alega que esas comunicaciones cifradas “end to end” son un peligro para la seguridad pública.

No es la primera vez que estos cinco gigantes países del mundo angloparlante insisten en este asunto, pidiendo acceso a las comunicaciones y conversaciones dentro de aplicaciones cifradas de extremo a extremo.

La Alianza Global WePROTECT, el NCMEC y una coalición de más de 100 organizaciones de protección infantil y expertos de todo el mundo pidieron previamente que se tomen medidas para garantizar que la privacidad de los usuarios, incluido el cifrado de un extremo a otro, no atente contra la seguridad de los niños. Aprovechando esta coyuntura, los siete países han vuelto a pedir la creación de "puertas traseras" a las herramientas cifradas.

El comunicado pide a las empresas del sector que trabajen conjuntamente con los reguladores gubernamentales “para encontrar una solución que ponga la seguridad pública en primer lugar”, que lleve a la creación de puertas traseras que permitan a los gobiernos el acceso a las herramientas encriptadas.

En este ocasión parece que también quieren tocar la sensibilidad de la opinión pública al respecto. Para ello, el comunicado oficial que ha publicado el gobierno británico en su web afirma que esta petición quiere que las “compañías tecnológicas pongan la seguridad de los niños” como prioridad. Además, les dicen a las gigantes del sector que no ignoren que sus plataformas se utilizan para actividades ilegales como, por ejemplo, compartir imágenes de abuso infantil.

Los ciudadanos y ciudadanas de estos siete países que suscriben el comunicado comprenden la quinta parte de los usuarios totales de Facebook, tal y como destacan las autoridades del Reino Unido.

“Le debemos a la población, especialmente a nuestros niños, una garantía a su seguridad para continuar desenmascarando a los depredadores sexuales y terroristas que operan en línea”, según las palabras de Priti Patel, secretaria de Estado británica.

¿Miedo a que las autoridades busquen espiar a la ciudadanía?

Este reclamo constante levanta, obviamente, dudas. ¿Podrían aprovechar los departamentos de inteligencia estatales para recopilar información de las personas?

No podemos obviar aquí que la asociación Five Eyes comenzó a formarse en 1946, tras la Segunda Guerra Mundial, cuando Reino Unido y Estados Unidos firmaron el acuerdo UKUSA para compartir información de inteligencia con el objetivo de interceptar y descifrar las comunicaciones del Bloque Soviético en la Guerra Fría. Los demás países llegaron en los siguientes años. Ha sido una unión tan opaca que hasta la década de los 90 no se dio a conocer públicamente.

China se ha pronunciado sobre este tema. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, dijo ayer en una conferencia que si esta petición “no tendría un doble rasero” y ha recordado que estos estados miembros de la alianza Five Eyes han estado acusando “sin fundamento”, según sus palabras, a empresas chinas de establecer "puertas traseras" en productos de empresas del país.

encriptar-cifrado Encriptar cifrado

Según las palabras de Zhao, publicadas en el medio chino Global Times, “Five Eyes Alliance, la organización de inteligencia más grande del mundo, ahora exige públicamente a las empresas de telecomunicaciones que instalen "puertas traseras" en sus productos como excusa para combatir los delitos cibernéticos. Si su propósito real es vigilar la delincuencia o recopilar información para su inteligencia es una pregunta que deben responder”.

Por su parte, los representantes de los siete países firmantes del comunicado dicen que trabajarían de la mano de las empresas tecnológicas para asegurar que estas puertas traseras solo se usarían para investigar crímenes, de modo que no se ataque la privacidad de la ciudadanía o que esto pueda perjudicar la ciberseguridad de las herramientas de comunicación.

Como ya publicó en diversas ocasiones Xataka, el cifrado es el gran enemigo de los organismos de inteligencia. El FBI lleva años tratando de convencer a la opinión pública y a los legisladores de Estados Unidos, de que el cifrado en dispositivos móviles es algo que entorpece sus investigaciones, lo que a su vez es un problema de seguridad nacional, según la agencia.

Vía | Web oficial del gobierno del Reino Unido

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios