Este SSD de Verbatim se comporta como un DVD: una vez que lo grabas ya no hay vuelta atrás

Este SSD de Verbatim se comporta como un DVD: una vez que lo grabas ya no hay vuelta atrás
36 comentarios

Si eres un viejuno digital posiblemente recuerdes aquellos tiempos en los que utilizábamos CDs o DVDs para almacenar nuestra información. A menos que contáramos con un soporte de almacenamiento regrabable, estos discos se podían grabar solo una vez (aunque también teníamos la posibilidad hacer una "multisesión" para añadir datos posteriormente). Verbatim vuelve a poner esa posibilidad sobre la mesa, pero con un SSD.

¿Pero acaso los SSD no están diseñados para que los datos se puedan sobrescribir? Sí, pero las nuevas unidades de estado sólido SWOVA128G del fabricante estadounidense solo se pueden escribir una vez, al igual que los viejos soportes. El fabricante, que denomina a su solución como de "larga duración", promete 10 años de vida útil garantizada, por lo que los datos deberían permanecer inalterables durante ese tiempo o más. 

Una unidad SSD con espíritu de CD

El concepto de escribir datos una sola vez puede resultar algo inusual en los tiempos que corren. Sin embargo, Verbatim imagina varios escenarios de uso para sus unidades de un solo uso. Entre ellos menciona el almacenamiento de datos contables, datos confidenciales y proyectos entregables. Como podemos ver, este tipo de solución está orientada principalmente a usuarios empresariales, pero resulta interesante.

A nivel de características y especificaciones, nos encontramos con la posibilidad de almacenar (por única vez) hasta 128 GB y una conexión USB-C. Para escribir la unidad es necesario tener Windows 11 o Windows 10 (las versiones S y ARM están excluidas) con un software específico. A la hora de escribir no necesitamos ningún programa adicional y podemos hacerlo desde Windows 11, 10, 8.1, macOS, Chrome OS, iPad OS y Android.

Cabe señalar que, debido a su naturaleza de un solo uso, el software de Verbatim nos notificará si la unidad de almacenamiento está llegando al límite de su capacidad. Un dato curioso es que como los datos no se pueden borrar, si queremos deshacernos de esa información la única alternativa, según explica el fabricante, es destruir físicamente el SSD.

Por lo pronto las unidades SWOVA128G se lanzarán en Japón (desconocemos su precio). Uno de los motivos por los que llega inicialmente a este país es la nueva Ley de Contabilidad Electrónica. La misma establece que todos los datos de transacciones se deben almacenar electrónicamente en lugar de en papel y pide "garantizar la autenticidad" de la información.

En Xataka | SSD: buenas prácticas y consejos para conservar lo mejor posible este tipo de unidades de almacenamiento

Temas
Inicio