Compartir
Publicidad
Publicidad

Mochila solar Powersafe Kyoto, videoanálisis

Guardar
2 Comentarios
Publicidad

La energía solar está en boca de todos. Y si la relacionamos con la electrónica de consumo, mucho más. Pero aprovecharse solo del nombre no está bien. Hay que ofrecer productos interesantes. La mochila Powersafe Kyoto prometía precisamente eso sobre el papel, pero al final, en el momento de las pruebas, se ha quedado en una mochila buena pero cuyos paneles solares no aportan nada, solo una elevación de precio en exceso.

Si bien la mochila Powersafe Kyoto tiene un acabado al que pocas pegas se le puede poner, con muchos compartimentos y muy cómoda, el panel solar, que podemos acertadamente quitar o dejar puesto a nuestro gusto, solamente está ahí para recargar cuatro pilas AA que en total apenas nos ofrecen 700 mAh de carga para nuestros gadgets. Nada de poder alimentar un portátil o darnos energía continua.

La salida de energía de ese cargador que pensábamos que sería una batería interna podemos regularla y disponemos de prácticamente cualquier adaptador para recargar un gadget. Pero apenas nos da para recargar unas tres horas de autonomía de un teléfono móvil.

El cargador, acertadamente, puede usarse en casa con corriente alterna o en el coche, pues viene incluido un cargador para conectar al encendedor.

En resumen, la mochila nos ofrece buen acabado, buena idea pero muy mal llevada a cabo y un precio demasiado alto para lo que ofrece, 180 euros. El uso de la energía solar, atractivo, al final se ha quedado solamente en una intención que se puede mejorar.

En Xataka | Mochila solar Powersafe Kyoto.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos