Compartir
Publicidad
Publicidad

Marco de fotos digital Philips, análisis

Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los marcos de fotos digitales han bajado de precio. Y son cada vez más los fabricantes que se animan a colocarlos en sus catálogos de fotografía, lo que ha provocado que su popularidad haya aumentado mucho en el último año. Las pasadas Navidades fue uno de los regalos importantes. Normal teniendo en cuenta que cada vez hay más casas con cámaras de fotos digitales y las fotos quieren ser mostradas.

En Xataka hemos probado durante unos días una de las mejores opciones que hay en el mercado, el marco de fotos de Philips. Es seguramente el marco que mayor calidad de imagen nos ofrece, gracias a su resolución de 800x480 y a la calidad de la pantalla LCD. Además, es uno de los más reconocidos por todos gracias a que fue Philips una de las primeras marcas en dar a conocer al gran público este tipo de accesorios.

El modelo que hemos analizado es de la gama alta, con 10 pulgadas de tamaño, pero en el que hemos echado de menos más opciones para introducir las fotos, básicamente porque otras marcas ya están incorporando por ejemplo el blueototh o la conectividad WiFi. Además, el puerto era miniUSB y hubiéramos preferido un USB estandar.

Pero empecemos por lo básico. La caja en la que viene este marco es bastante grande. Y es que el marco también lo es, además de grueso y pesado. Pero la sensación de calidad en los materiales bien lo merece. Básicamente es de plástico duro y el marco, de cristal de gran calidad. Los marcos intercambiables sin embargo nos han parecido que pueden mejorarse, aunque su colocación es sencilla y rápida.

Empezar a usar el marco no tiene mayor secreto. Lo enchufamos e introducimos la tarjeta de memoria en su ranura (Compact Flash tipo I, SDHC, SD, Tarjeta xD, Memory Stick , Memory Stick Pro, Micro Secure Digital (SD), Memory Stick Duo (mediante adaptador) y MS Pro Duo (mediante adaptador)) o conectamos el marco al ordenador vía USB. A partir de ahí podemos empezar una presentación directamente de la tarjeta de memoria, o si las tenemos en el ordenador, copiarlas en la memoria interna de 128 MB, que es bastante alta.

Las opciones para mostrar las fotos son amplias: transiciones, mosaicos, fondos, entre otros, y la edición básica de imágenes también podemos realizarla desde el marco, pero solamente cortar, pegar, girar, recortar o zoom.

Lo más positivo de este marco de fotos Philips ya hemos comentado que es la calidad de su pantalla, con una resolución alta, 800x480, y más que suficiente para el tamaño de pantalla, contraste de 300:1 y luminosidad de 200cd/m2. Y el diseño tan exquisito. Éxito asegurado cuando tengáis visitas.

En el lado negativo, lo mismo que todos los marcos: necesita estar conectado a la corriente para funcionar, pues la batería interna que incorpora apenas da para pasarse el marco entere las visitas. Y más particularmente en éste de Philips, el peso y grosor.

Algunos añadirían como cosas a mejorar de este marco que no reproduce vídeo o música, pero no es precisamente lo que se busca en un marco de fotos.

El marco de 10 pulgadas de Philips lo podemos comprar por unos 180-200 euros.

Más información | Philips.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos