Compartir
Publicidad

Este simulador de origami en 3D imita es muy fiel a la realidad y plantea un reto aún mayor: lograr la figura en un solo paso

Este simulador de origami en 3D imita es muy fiel a la realidad y plantea un reto aún mayor: lograr la figura en un solo paso
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hace un tiempo hablábamos de digitalizar el arte haciendo de las hojas de cálculo un lienzo para las verdaderas obras inmortales, ahora dejamos los pinceles a un lado para trabajar con nuestras propias manos. O bueno, algo así, ya que lo que busca este simulador de origami es que tiremos de cálculo geométrico mental para lograr conformar la pajarita y otras figuras obtenidas con esta técnica japonesa.

Un simpático proyecto que es tan entretenido como interesante y que se convierte en una herramienta para aprender a realizar las características figuras de papel, aunque ahora veremos que de una manera algo diferente a la práctica habitual en cuanto a los pliegues que se hacen. Desde la rana hasta la torre Miyamoto pasando por orquídeas, hay un montón de diseños pre-cargados y permite además crear los nuestros.

Origami virtual y más directo

Sobre ese proceder distinto a la hora de doblar el "papel" habla su autora, Amanda Ghassaei, en la descripción de la página. Ghassaei advierte que el simulador actúa de manera diferente al no tratarse de ir doblando paso a paso el papel hasta obtener la figura deseada, sino de doblar todos los pliegues a la vez.

Origami Castillo Estres

¿Cómo? Pues teniendo en cuenta la geometría y la dinámica del papel, para lo cual disponemos de varias herramientas en la parte inferior. Una vez seleccionamos un modelo, que puede ser de los de las librerías del simulador o de creación propia, en la base podemos seleccionar si ver el papel como tal, como material, o bien con una indicación de lo doblado que está a modo de cámara térmica, pero indicando el esfuerzo o estrés que sufre el papel con el gradiente de colores (azul para el estrés cero, rojo para el nivel máximo).

No es sencillo (el origami nunca lo fue), pero es entretenido y bastante bonito. Sobre todo si rebuscamos entre las formas ya propuestas, algunas de ellas como base para intentar doblarlo hasta obtener la forma final y otros ya doblados/recortados. Una vez tenemos uno en la pantalla principal, podemos girarlo o tirar de las esquinas seleccionando la opción abajo a la derecha, y podemos ajustar el grado de doblez deseado con un deslizador al medio.

Origami Detrozo Podemos intentar doblar una plantilla o destrozarla, como en esta imagen (había que probar la fidelidad).

Hay un panel de opciones avanzadas para personalizar las opciones de visualización, por ejemplo el grado máximo de estrés (si tenemos nociones de diseño 3D nadaremos mucho mejor en este mar de opciones). En un primer momento puede que no sepamos muy bien como jugar con los diseños al intentar el doblaje tradicional, pero tras unos minutos probando ya podremos ver cómo ir logrando la figura deseada según cómo y con qué fuerza tiramos (o acabarla de destrozar).

Origami Opciones Avanzadas

Simulando PCs de gaming, que somos hackers o nuestra hora de la muerte

Explica la autora que todos los métodos de simulación se crearon dese cero, y que se ejecutaron en paralelo en numerosos sombreadores (fragment shader) para lograr un desempeño más rápido. El código está disponible en GitHub y podéis enviar vuestro propio diseño para que se añada.

Aquí alguna vez hemos visto otros simuladores que tratan de aproximarse a la realidad cuestiones o actividades que escapan un poco a lo que solemos ver para realidad virtual o entretenimiento, como el que nos valía para montar un PC de gaming. PC Gaming Simulator, una herramienta que permite elegir y ver componentes y montarlos en la torre teniendo en cuenta hasta los tornillos.

En Genbeta nos mostraron uno también muy visual, pero algo más tétrico. Se trata de How You Will Die, y sí, es un simulador que "predice" la causa y momento de nuestra muerte partiendo de nuestra edad, sexo y la etnia (obviamente sólo con estas variables es imposible predecir nada en serio).

Algo menos Halloween y más 'Matrix' es el que nos permite ponernos el sombrerito de hackers. Basado enteramente en el estereotipo que vemos en las películas cuando se emula a un hacker o craker, Hacker Typer nos llena la pantalla de código con letras verdes sobre fondo negro, con mensajes tipo "ACCES GRANTED" que podemos hacer saltar pulsando teclas. La capucha es opcional, claro.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio