Compartir
Publicidad

Discos duros multimedia, qué tener en cuenta (software)

Discos duros multimedia, qué tener en cuenta (software)
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una vez analizados los aspectos a tener en cuenta a nivel hardware, pasamos a otro punto clave a la hora de saber escoger un disco duro multimedia para nuestro hogar digital. Nos referimos a aspectos de software y algunos extras que podemos desear para nuestro modelo perfecto.

Lo primero que veremos al conectar un disco duro multimedia al televisor es la interfaz con la que accedemos a nuestros contenidos. Encontrarse con opciones claras y definidas es algo en lo que no siempre se centran los fabricantes. Asimismo, que el firmware se pueda actualizar de forma sencilla y clara es un valor a tener en cuenta.

Compatibilidad de formatos, subtítulos y alta definición

lost4.jpg

El mayor quebradero de cabeza del dueño de un disco duro multimedia es el tema de la compatibilidad de formatos. No hay nada que frustre más que intentar ver en el televisor un vídeo y que nos demos cuenta tarde de que ese formato no es compatible con el sistema. En este caso, la mencionada actualización del firmware puede solucionar en parte ese problema tanto en la actualidad como pensando en el futuro. Hay fabricantes que mantienen al día sus equipos mientras que otros olvidan tras la compra ese aspecto de los formatos soportados. Con la velocidad de cambio actual es algo que tiene nefastas consecuencias.

Las compatibilidades que más se buscan ahora tienen como protagonistas a los subtítulos y los contenedores de vídeos en alta definición. Ahí destacan los subtítulos SRT y el contenedor MKV. Es lo mínimo para empezar con la alta definición.

El audio tampoco puede olvidarse, y por ejemplo, con un conector HDMI con especificación 1.3a nos aseguramos compatibilidad con sonido avanzado como DTS HD-HR, DTS HD-MA, Dolby Digital Plus y Dolby TrueHD.

Extras en los discos duros multimedia

Muchos usuarios se conforman con los servicios que un disco duro multimedia con reproducción de alta definición les da. Pero si queremos, en el mercado hay modelos que nos permiten contar con un elemento multimedia un poco más completo.

Hablo de discos duros multimedia a los que se ha incorporado por ejemplo un sintonizador TDT. En ese caso, la posibilidad de grabar algo de la programación televisiva mientras vemos otro programa es una realidad. Pero si no tenemos sintonizador TDT en nuestro televisor, podemos usarlo como un equipo más con esa funcionalidad principal.

Otros discos duros nos permiten ampliar su memoria interna con memorias y discos que conectamos a su puerto USB. Y qué menos que puedan ser servidores de contenido, con compatibilidad UPnP y DLNA.

Un tipo de disco duro muy demandado por los usuarios más exigentes son aquellos que por sí mismo pueden descargar el contenido gracias a su cliente bittorrent integrado. Es pues otra característica en la que podemos fijarnos.

Y ya que estamos, ¿por qué no pedirle poder ver vídeos procedentes de Internet?

a_110.jpg

Precio de los discos duros multimedia

Hemos dejado para el final el aspecto del precio, porque en la mayoría de los casos, el coste de un disco duro multimedia con igual capacidad, suele ir asociado con las tres clases de discos duros en las que hemos dividido los modelos del mercado de forma general:

  • Disco duros multimedia de bajo coste, menos de 150 euros.
  • Discos duros multimedia de gama media, con un coste de entre 150 y 300 euros.
  • Discos duros multimedia de gama alta, con precios de más de 300 euros.

Dado que hay modelos interesantes, dedicaremos también una parte del especial a las carcasas y equipos que convierten un disco duro interno o uno externo clásico en uno reproductor multimedia.

[En la siguiente parte del especial iremos seleccionando modelos concretos para cada una de las gamas de precios comentadas]

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos