En China han instalado unas cabinas inteligentes donde puedes pedir libros prestados y devolverlos ahí mismo

En China han instalado unas cabinas inteligentes donde puedes pedir libros prestados y devolverlos ahí mismo
40 Comentarios

Las cabinas telefónicas pueden estar desapareciendo del mundo, pero una nueva clase está apareciendo en la vía pública, al menos en China. Estamos hablando de unas cabinas inteligentes que no tienen teléfonos en su interior ni sirven para llamar, sino que contienen libros físicos.

Pese a que los libros electrónicos son cada vez más populares, muchas personas siguen asociándose a bibliotecas públicas para pedir libros prestados. Esta tarea requiere, por lo general, ir físicamente hasta el lugar, elegir el libro y, tras ser atendido por alguien, llevarlo a casa.

En el distrito de Liandu, al este de China, los responsables de la biblioteca pública han ideado un sistema para que los residentes puedan pedir libros prestados rápidamente. Se trata de una serie de cabinas con libros denominadas "Love Bookstore" repartidas por la ciudad.

Según explica una página oficial, estas cabinas están presentes en paradas de autobús, puntos de recogida de bicicletas públicas y otros lugares. Y esperan ampliar el sistema a otras ubicaciones como parques, estaciones de trenes y otros lugares públicos con el tiempo.

Cómo funciona el sistema

Los residentes tienen acceso a una aplicación que les permite verificar qué libros están disponibles en cada cabina. Si quieren pedir prestado uno, simplemente deben acercarse hasta el lugar y escanear un código QR con el sistema integrado de su teléfono inteligente o con WeChat.

El teléfono muestra las condiciones del préstamo gratuito. Si el usuario acepta, la puerta de la cabina se abre y puede retirar el ejemplar. Del mismo modo, cuando desee devolverlo, simplemente debe volver al lugar, repetir el proceso y poner el libro dentro de la máquina.

Love Bookstore 1

Las máquinas, según explican, funcionan con libros que han sido donados. Con el mismo procedimiento que para retirar o devolver libros, los residentes pueden donar un libro. Cuando lo hacen, reciben un cupón que puede ser utilizado para obtener descuentos en algunos comercios físicos o comprar libros de segunda mano.

En ocaciones pueden que se donen más libros de los que puedan caber dentro de las máquinas. En este sentido, cuentan desde la biblioteca pública, donarán parte de ellos a escuelas rurales "para que las personas compartan la alegría de leer".

Cabe señalar que se trata de unas cabinas "Love Bookstore" de tercera generación. Esta iniciativa tiene ya varios años de vida, pero anteriormente no contaba con esta tecnología, sino con unas pequeñas cajas de menor tamaño que no estaban conectadas a Internet y no permitían consultar los libros disponibles ni llevar un registro de los préstamos.

Imágenes | Gobierno Popular de Lishui

Temas
Inicio