Compartir
Publicidad

En Japón quieren parar el llanto de los bebés con un peluche que suena igual al motor del coche

En Japón quieren parar el llanto de los bebés con un peluche que suena igual al motor del coche
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Naitemo iiyo! es una expresión japonesa que viene a significar "no pasa nada". Se trata de las palabras utilizadas por una campaña que se inició por un grupo de madres en 2016 para luchar contra el estigma que provocaba el llanto de los bebés en público. Lo que en muchos países es un hecho normalizado, en Japón sigue viéndose como un acto molesto para el resto. Tanto es así, que incluso muchos padres y madres evitan utilizar el transporte público con bebés por tal de no molestar al resto de pasajeros, tal y como mostró una investigación realizada por la All Nippon Airways.

Las causas de esta desaprobación serían varias, aunque entre ellas suele nombrarse el envejecimiento de la población y el acoso a la maternidad en el ámbito laboral (matahara). En medio de esta situación, el fabricante de coches Honda ha dado a conocer su último experimento: un juguete que genera sonidos similares a los de sus motores y según sus pruebas ayudan a calmar a los bebés.

Japón y el llanto de los bebés en público

Its Fine Cry La mala imagen del lloro de los bebés en público fue motivo de varias campañas en Japón que reivindicaban su normalidad.

El fabricante de coches nipón da a conocer su 'Honda Sound Sitter', un peluche en forma de uno de sus coches que genera sonidos con la frecuencia más parecida al sonido que escuchan los bebés en el útero de la madre. Con esto pretenden evitar que los niños sigan llorando, ya que como han detectado en sus pruebas los pequeños que escuchan ese sonido suelen calmarse.

La compañía probó 37 modelos diferentes de sus coches y encontró que el NSX de 2016 era el más tranquilizador para los bebés. En sus pruebas, 11 de cada 12 bebés con edades entre los seis meses y el año y medio se calmaban al escuchar el sonido del motor. Con esos sonidos los bebés dejaban de llorar y su ritmo cardíaco se reducía.

Honda Sitter

La explicación que proporciona Honda es que esos sonidos de baja frecuencia son similares a los que escuchan los bebés en el interior de la madre. Y en el caso del NSX, sería el más parecido. Lo que puede parecer inverosímil no lo sería tanto ya que otros fabricantes como Ford también han ofrecido algo similar. 'Max Motor Dreams' es una cuna creada desde España que aprovecha las sensaciones de los coches para que los bebés caigan rendidos.

Por el momento se trata únicamente de un experimento, con fines más sociológicos que comerciales. El producto no está a la venta ni hay planes para venderlo en un futuro. Por el contrario, sí se detalla la existencia de una aplicación para generar este sonido desde el móvil. Con ello, los padres interesados podrían activar el sonido del motor e intentar utilizarlo para calmar a su pequeño.

Más información | Honda Sound Sitter

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio