Compartir
Publicidad

MSI GT780DXR, primeras impresiones de un portátil para jugar

MSI GT780DXR, primeras impresiones de un portátil para jugar
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

MSI es una compañía que, aunque tiene un rango muy amplio de productos, en España se ha posicionado muy bien en el segmento de componentes y portátiles para videojuegos. Es precisamente en este último capítulo donde la taiwanesa ha escrito su última línea hasta el momento, el MSI GT780DXR.

Este pasado jueves hemos tenido oportunidad de pasar un rato con este portátil de grandes dimensiones que incorpora no pocos detalles interesantes y, sobre todo, potencia bruta para los amantes de jugar durante horas.

Externamente, el GT780DXR es un portable. Sus medidas ascienden a 428 × 288 × 55 milímetros y 3.9 kilos de peso. Parte de la culpa la tiene la pantalla, una LED de 17.3 pulgadas de diagonal con acabado mate antireflejos y resolución Full HD 1920 × 1080 píxeles. La visualización de la pantalla tiene buenos ángulos y fidelidad de color. También es muy efectiva evitando brillos. Por su parte, la carcasa está acabada en plástico mate y aluminio negro cepillado. Las texturas elegidas son discretas y no cogen huellas.

MSI GT780DXR

El apartado de conexiones físicas está tremendamente bien surtido, con 2 USB 2.0, 2USB 3.0, VGA, HDMI, eSATA, SPDIF, conexiones de audio completas con entrada y salida de línea además de auricular y micro, y ethernet.

MSI GT780DXR

Como detalle adicional, las tomas de corriente, red, HDMI, VGA y eSATA están ubicadas en la parte trasera, con lo que no estorban durante sesiones largas. No hay que olvidar que el GT780DXR está más pensado para trabajar conectado a al corriente durante largas sesiones de juego. La batería, una 9 celdas, rinde unas tres horas de autonomía nominal, lo que nos sacará muy justo de los apuros y poco más.

MSI GT780DXR

El teclado ha sido fabricado por Steelseries e incorpora una distribución de teclas que resalta las más utilizadas en juegos y mueve algunas como la de Windows donde no molesten. Un fallo bastante estrepitoso es la falta de retroiluminación. Existe una versión del equipo que si está retroiluminada y, de hecho, en la caja aparece con las teclas de ese tipo incluso en su versión española pero, ojo, en la piel de toro sólo se vende la versión sin retroiluminación y no se puede cambiar el teclado después. La única forma de hacerse con la versión retroiluminada sería comprar el GT780DXR en un país donde sí que se venda y apechugar sin la ñ.

MSI GT780DXR

Sobre el teclado encontramos una hilera de controles táctiles entre los que encontramos algunas funciones curiosas, como uno para activar y desactivar la pantalla y otro que pone a tope los ventiladores (a costa del subidón de consumo eléctrico y más zumbido) si necesitamos sobreenfriar el equipo por alguna barbaridad que estemos haciendo con él.

Internamente, el MSI GT780DXR integra un procesador Intel Core i7 2670QM a 2.20GHz sobre la plataforma Sandy Bridge, y una potente gráfica Nvidia Geforce GTX570M con 1.5GB de RAM GDDR5. La RAM general asciende a 8GB ampliables a 16, mientras que el espacio de almacenamiento es de 1.5TB repartidos en dos discos duros de 750GB y 7200 RPM configurados en Raid 0.

MSI GT780DXR

La unidad óptica es un Blu-Ray. En este sentido conviene mencionar que el MSI GT780DXR incorpora sonido 7.1 THX Trustudio Pro emulado mediante dos altavoces y un subwoofer inferior confeccionados por la prestigiosa casa danesa Dynaudio. Aunque MSI no ha especificado la potencia de este sistema, hemos tenido oportunidad de probarlo en un local con mucho ruido ambiente y los resultados nos han causado muy buena primera impresión.

El MSI se vende con su propio ratón y una mochila para llevar su considerable masa a un precio de 1.699 euros. Es caro para un portátil convencional, pero un precio medio o incluso moderado si estamos buscando un equipo portátil para videojuegos.

Más información | MSI

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos