Compartir
Publicidad
El PC lleva cinco años cayendo en ventas, ni los gamers pueden salvarlo
Ordenadores

El PC lleva cinco años cayendo en ventas, ni los gamers pueden salvarlo

Publicidad
Publicidad

El desplome de ventas de PCs y portátiles sigue consolidándose: es lo que muestran las cifras de Gartner, que en su último informe ha revelado cómo se han vendido 269,7 millones de unidades, lo que supone una caída del 6,2% respecto a 2015.

No parece importar mucho que ferias como el CES 2017 hayan sido una verdadera fiesta para este tipo de equipos: los entusiastas y gamers que siguen apoyando esta plataforma al máximo no pueden contrarrestar la tendencia mayoritaria: la de los usuarios que no renuevan el PC por la sencilla razón de que no necesitan hacerlo.

El segmento gaming impulsa las ventas, pero no lo suficiente

Es el quinto año consecutivo que las ventas de PCs caen, aunque en el cuarto trimestre del año la caída se suavizó ligeramente y fue del 3,7% respecto al mismo periodo de 2015. Uno de los analistas de Gartner indicaba que las ventas navideñas fueron débiles "debido a un cambio fundamental en el comportamiento de venta de PCs".

Gartner1

Según este experto, a pesar de las novedades en formatos como los convertibles o las mejoras tecnológicas, "uno de los extremos del mercado ha crecido rápidamente, liderado por usuarios amantes del PC que tienen como alta prioridad estos equipos. Sin embargo, el mercado que impulsan los entusiastas del PC no es lo suficientemente grande como para hacer crecer el mercado a nivel global".

Para muchos usuarios, afirman en Gartner, el teléfono es el dispositivo del que más dependen (y en el que más invierten). El estudio da no obstante datos interesantes: Lenovo sigue liderando las ventas, mientras que HP y Dell, dos de las empresas en las que estamos viendo más innovación y esfuerzos, llevan tres trimestres consecutivos creciendo en unidades vendidas aunque en los tres casos el balance de crecimiento a lo largo de 2016 ha sido prácticamente plano.

Apple también logró crecer ligeramente en este cuarto trimestre, pero ha perdido un 8,7% de ventas a lo largo de 2016. Acer, Asus y el grupo 'Others' con fabricantes 'menores' ha visto cómo sus ventas se reducían de forma significativa tanto en el último trimestre como en todo el año.

Novedades a la vista para atraer a más entusiastas

Este 2017 hay lanzamientos que podrían ayudar a que la situación mejore o al menos no se agrave en el segmento del PC. La aparición de las gráficas de la familia GTX 10x0 de NVIDIA han sido un revulsivo espectacular para el terreno de los videojuegos, mientras que el lanzamiento de más procesadores de la familia Kaby Lake de Intel ha consolidado la posición de estos micros como opciones preferentes por parte de los fabricantes en los próximos meses.

Las cosas podrían cambiar de forma significativa con el ataque frontal de AMD, quien prepara dos grandes lanzamientos este año. El primero, el de sus procesadores AMD Ryzen, que por lo que sabemos podrían competir por fin con los de Intel en cuanto a potencia y rendimiento.

El segundo, el de sus tarjetas gráficas con la nueva arquitectura AMD Vega, que por los datos que se han ido filtrando y las demostraciones que se han visto en las últimas semanas le van a poner las cosas muy difíciles a NVIDIA.

El problema de estas novedades es que están precisamente orientadas a reforzar la lucha por la "gama alta" del mercado de los PCs, ese que precisamente conquista a gamers y entusiastas pero que no suele interesar a ese gran conjunto de usuarios "ocasionales" de estos equipos.

Los convertibles y los PCs de diseño deben atacar a usuarios medios

Lo dijimos hace unos meses: jamás pudimos disfrutar de mejores equipos que los que estamos disfrutando ahora en el mercado del PC. No solo por potencia, sino por diseño (más delgados y ligeros que nunca) y versatilidad.

Convert

Este 2016 se ha consolidado como un año excepcional para el PC en cuanto a todos esos logros. Hemos visto desarrollos fantásticos de diversos fabricantes en todos los ámbitos, y tanto los convertibles como los equipos de sobremesa y los todo en uno (te estoy mirando a ti, Surface Studio) han dejado claro que había sitio para la sorpresa en un mercado que antes era aburrido y gris.

El problema con la mayoría de estas soluciones es que una vez más están atacando a la gama alta del segmento, y es difícil encontrar equipos que lleven lo mejor de esas ideas a terrenos más "económicos". Ocurre con los convertibles, que no suelen bajar de los 1.000 euros, pero también con equipos de sobremesa y Todo-en-Uno que son muy atractivos en prestaciones pero cuyos precios suelen ser elevados.

Studio

Eso, claro está, no ayuda a que usuarios con menos necesidades y exigencias puedan (o quieran) aspirar a esos productos: el que busca un portátil barato para el colegio de sus hijos o para el trabajo acude a soluciones más modestas, porque la gama de entrada ha demostrado ser "lo suficientemente buena" para la inmensa mayoría de usuarios.

Será difícil que la situación cambie a corto plazo: esos diseños y prestaciones que encontramos en los convertibles o Todo-en-Uno de última generación no son baratos, y que esos componentes e ideas lleguen a las gamas de entrada y media de ese segmento del PC y el portátil llevará aún bastante tiempo.

Veremos si para entonces la amenaza que plantean los que vienen desde el móvil (soluciones iOS y Android dirigidas a la productividad y basadas en ARM) no han acabado conquistando a todos esos usuarios que no necesitaban un nuevo PC al uso.

En Xataka | De PCs, portátiles, y tragedias inevitables

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos