El diésel y la gasolina llevan un mes subvencionados. Ya estamos pagando más de 1,80€ euros otra vez

El diésel y la gasolina llevan un mes subvencionados. Ya estamos pagando más de 1,80€ euros otra vez
32 comentarios

La noticia saltaba el 28 de marzo y comenzó a aplicarse el pasado 1 de abril. Desde entonces, el diésel y la gasolina están subvencionados con 20 céntimos/litro. Antes de que el mes haya terminado, ya pagamos el mismo precio por el combustible que antes de la aplicación de la nueva norma.

Más caro que nunca. El boletín semanal de la Unión Europea recoge unas cifras nunca vistas para nuestro país. En él se muestra lo que paga un español de media por el combustible. Esta semana se está pagando un litro de diésel a 1,847 euros/litro. Un precio nunca visto. La gasolina se sitúa en 1,817 euros/litro, también muy cerca de su tope máximo.

La subvención. Las imágenes en las gasolineras son aún más llamativas. Y es que en los paneles informativos no se aplica esta rebaja. El descuento de 20 céntimos/litro sólo se señala en la factura de la reposición. De esa cantidad, el Estado aporta 15 céntimos/litro y las petroleras tienen que contribuir con 5 céntimos/litro.

La subida. Poco después de que entrara en vigor la medida, los precios del combustible se relajaron, aunque muy poco. La primera semana con la subvención se reflejó en un precio medio de 1,647 euros/litro para el diésel y 1,613 euros/litro para la gasolina. En concreto una diferencia de 19 céntimos/litro para el diésel en comparación a la semana anterior y de 18 céntimos/litro para la gasolina.

El respiro duró una semana más y se extendió durante la Semana Santa. En el siguiente boletín (11 de abril), la UE recoge precios de 1,614 euros/litro para el diésel y 1,591 euros/litro para la gasolina. Desde entonces no se habían vuelto a publicar nuevos datos. Ahora, el diésel vuelve a ser 23 céntimos más caro y la gasolina otros 20 céntimos más cara.

Subidas y bajadas. El diésel ha vuelto a marcar un máximo histórico y la gasolina va por el mismo camino. Y, sin embargo, el barril de Brent cuesta prácticamente lo mismo que hace un mes. Cuando estoy escribiendo esto, el máximo alcanzado hoy ha sido de 109,79 euros. El 30 de marzo valía 112,76 euros. En este periodo ha alcanzado un mínimo de 97,57 euros el 11 de abril.

Y, en el mismo tiempo, el precio de la gasolina no sólo se ha mantenido inalterable con la bajada del barril de Brent, también ha se ha encarecido en otros 20 céntimos con la nueva subida del mercado a futuros de este valor. Con la subvención, ya estamos pagando lo mismo que hace un mes pese a que el barril de Brent es ligeramente más barato que hace un mes. Sin ella pagaríamos otros 20 céntimos más por litro.

El caso Francés. Poco antes de la intervención del Gobierno español, en Francia se decidió aplicar una rebaja muy similar, aunque en este caso de 15 céntimos/litro de combustible. En el boletín del 28 de marzo se recogía que Francia pagaba 2,116 euros/litro por el diésel y 2,004 euros/litro por la gasolina. En el último informe se recoge que, de media, un conductor francés paga 1,876 euros/litro de diésel y 1,790 euros/litro de gasolina. Es decir, 24 céntimos/litro menos en el diésel y 21 céntimos/litro menos en la gasolina si se compara con la entrada en vigor de la subvención.

Mercado internacional. La sombra de una posible veto al petróleo ruso sigue provocando consecuencias sobre el mercado. La compañía estadounidense Marathon Petroleum ha necesitado comprar más petróleo a Ecuador. Un movimiento que le garantiza suministro si en un futuro se cierra el grifo ruso.

La OPEP, sin embargo, está produciendo 1,45 millones de barriles diarios menos de los esperados por sus propias previsiones. Y al mismo tiempo, Estados Unidos y Europa están liberando reservas energéticas para descomprimir la presión sobre el mercado. La inestabilidad política de Libia ha llegado a cerrar pozos petrolíferos y disminuir su capacidad de producción a la mitad, situándose entorno a los 500.000 barriles diarios.

Señaladas. Pese al contexto internacional, las grandes señaladas son las empresas energéticas. En Estados Unidos se están planteando medidas para que la Comisión Federal de Comercio pueda hacer un mayor control sobre los precios de los combustibles, incluso aplicando sanciones de dos millones de dólares diarios en caso de demostrar una manipulación sobre los precios del mercado. De hecho, el sector energético estadounidense es el que más ha crecido en el último año.

En España, no es la primera vez que se señala a las petroleras. El Gobierno ya avisó de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) vigilaría atentamente la evolución del mercado. Tras el anuncio de la subvención ya se reportaron importantes aumentos en el precio y la CNMC asegura que, entre 2013 y 2020, los beneficios netos de las estaciones de servicio aumentaron entre un 11 y un 21%. La patronal, sin embargo, cifra el aumento de los beneficios en un 2%.

Foto | GTRES

Temas
Inicio