Un búnker rodante de 1,3 millones de dólares: así es "La Bestia", la limusina del presidente de Estados Unidos

Un búnker rodante de 1,3 millones de dólares: así es "La Bestia", la limusina del presidente de Estados Unidos
48 Comentarios

Se la conoce como "La Bestia". Es la limusina presidencial del presidente de los Estados Unidos y aunque parece una más, en realidad es una pequeña fortaleza andante. El último modelo empezó a ser utilizado a finales de 2018 por el ex-presidente Donald Trump y actualmente se encarga de trasladar a Joe Biden, como se ha visto estos días durante la celebración de la cumbre de la OTAN en Madrid.

General Motors es el encargado de fabricar el Cadillac One. El coste estimado de este vehículo oscila en los 1,3 millones de dólares, pero el coste total del proyecto supera los 15 millones de dólares. No es de extrañar, pues estamos ante una limusina única en el mundo, con un blindaje a prueba de bombas y armas de fuego.

9 toneladas y motor diésel para camiones

Cadillac One

Las cifras del Cadillac One son dignas de un vehículo mucho más grande. Estamos ante una limusina de unos 5,5 metros de largo, pero con un peso de unos 9.000 kilos. El motivo no es otro que su carrocería, capaz de resistir una bomba cercana o un ataque directo con armas de fuego, pudiendo técnicamente resistir cartuchos del calibre .44 Magnum.

El vehículo siempre va acompañando al presidente de los EEUU y la seguridad es el factor diferencial. Según se explica, la puerta del Cadillac One es tan pesada como la de un avión Boeing 757. Pero no solo las puertas están blindadas. Las ruedas están fabricadas en kevlar, el depósito está protegido y algunas partes de la carrocería tienen un grosor de hasta 20 centímetros.

The Beast
Dusan Ilic, U.S. Customs and Border Protection via Flickr

El diseño del Cadillac One está inspirado en el Cadillac CT6 V-Sport. Este búnker andante está alimentado por un motor V8 diésel de 6,5 litros, utilizado por General Motors para camiones. Pese al enorme peso, "La Bestia" es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en unos 15 segundos.

En el interior de la limusina hay desde armas de fuego hasta un sistema de oxígeno para evitar ataques químicos, además de bolsas de sangre del grupo sanguíneo del presidente.

Cadillac One

Más allá de las mejoras de seguridad, el Cadillac One también actúa como un centro de telecomunicaciones. En el interior se esconde el "maletín de mando", donde a través de una llamada o el mitificado botón rojo es posible activar los códigos secretos para la activación de un ataque nuclear.

El actual modelo no es eléctrico, pero Joe Biden ha solicitado que el futuro modelo lo sea. El actual presidente quiere sustituir hasta 600.000 vehículos federales por eléctricos durante esta década, incluida la limusina presidencial.

En Xataka | Un barco real y otro virtual: dentro de la fragata F-110, el primer buque militar español con una réplica digital

Temas
Inicio