Compartir
Publicidad

Samsung Galaxy Alpha, primeras impresiones en vídeo

Samsung Galaxy Alpha, primeras impresiones en vídeo
58 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A principios de año Samsung recibió varias críticas por el continuismo en el diseño de sus móviles, comentarios (que en parte) se tradujeron en la salida del máximo responsable de este departamento en la compañía coreana. La reacción ha sido rápida y con el Samsung Galaxy Alpha han demostrado que son capaces de ir más allá del plástico y apostar por otros materiales.

Ya lo tenemos en nuestras manos y antes de traeros nuestro análisis es hora de que os lo enseñemos más al detalle y lo comparemos con otros terminales de Samsung como el Galaxy S5 o el Galaxy Note 3. ¿Será suficiente la renovación en el diseño para convencernos? Es pronto para afirmarlo pero, veamos más de cerca este nuevo terminal.

¿Un nuevo camino o un dispositivo puntual?

Cuerpo metálico y especificaciones técnicas que, sobre el papel, lo sitúan entre la gama media y la alta. Un tamaño más ajustado (4,7 pulgadas) y un acabado muy esbelto que a priori nos augura que tendremos que aceptar ciertos compromisos con la batería del terminal, algo que a día de hoy se ha vuelto clave para comprar un terminal.

Las primeras sensaciones en mano han sido realmente buenas. Ligero, pequeño, muy manejable, Samsung ha dado en el clavo con esta nueva línea de diseño. Es un teléfono con una construcción cuidada pero manteniendo también algunas de las claves de los modelos anteriores: tapa y batería extraíble, botón físico con dos táctiles en la parte inferior... Una cara conocida pero con algunos cambios.

En la pantalla Samsung se ha posicionado muy fuerte este año. El Galaxy S5 demostró que el AMOLED era una tecnología completamente viable y que tener colores vibrantes no se traducía en un mal balance en el perfil de color. Sin embargo, parece que con el Alpha se va a romper esta tradición ya que cuando inclinamos un poco la pantalla vemos ciertos tonos azules y verdes. Mala señal.

En el apartado de la cámara nos encontramos con 12 megapíxeles y un resultado que a priori nos está convenciendo. Rápida en el enfoque, las imágenes lucen bastante bien pero queda por ver si su rendimiento se mantiene igual en otro tipo de condiciones más exigentes: interiores, de noche, poca luz... No parece que vaya a ser el aspecto que más brille pero la sensación es que va más allá de cumplir el expediente.

En la parte del software nos encontramos con todas las novedades que trabajo el buque insignia de los coreanos este año. A saber: lector de huellas en el botón de inicio, pulsómetro en la parte trasera junto a la cámara... Veremos si este tiempo le ha servido a Samsung para darle una vuelta porque la verificación por huella no iba del todo fina. Dentro de poco os traeremos nuestro análisis a fondo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos