Publicidad

Microsoft quiere que "sientas" el teclado y texturas en la pantalla táctil de tu teléfono

Microsoft quiere que "sientas" el teclado y texturas en la pantalla táctil de tu teléfono
26 comentarios

Publicidad

Publicidad

"Cuando tocamos la pantalla de un ordenador, no podemos sentir otra cosa que el frío cristal", explica Hong Tan, investigadora especializada en tecnología háptica en Microsoft Research. Esto contrasta con otras experiencias de nuestro día a día, como cuando cogemos las llaves del coche y presionamos un botón para abrirlo. O el mando a distancia del televisor: presionar para cambiar canal. ¿Y si en las pantallas de nuestros dispositivos también pudiéramos "sentir" físicamente estos botones?

Eso es lo que pretende precisamente el equipo de Tan: mejorar nuestras interacciones con dispositivos de pantallas táctiles y hacerlos todavía más accesibles. Por ejemplo, al presionar una tecla del teclado virtual de nuestro teléfono, nuestro dedo sentiría la misma sensación que al hacerlo sobre un teclado normal. El mismo relieve, la misma presión a aplicar. Por ahora lo que tienen son prototipos (bastante aparatosos por cierto), pero Han y su equipo están convencidos de poder revolucionar el mundo de las pantallas táctiles.

demo-microsoft.png

Otro ejemplo que Han explica en el vídeo presentación de su proyecto muestra cómo son capaces de alterar la textura, la propia fricción y las sensaciones que el usuario tiene al pasar el dedo por distintas secciones de la pantalla. Lo hacen sobre un tablero cuadrado: al deslizar el dedo sobre la casilla negra da la sensación de que ésta es más adherente, más "pegajosa" incluso. La casilla blanca es todo lo contrario: resbaladiza, el dedo no encuentra apenas resistencia.

¿Cómo consiguen que la persona pueda sentir las teclas o los objetos simplemente deslizando los dedos sobre la pantalla, siendo estos dinámicos y pudiendo cambiar en cualquier momento? Sencillo: utilizan un cristal flexible y añaden debajo de él capas de material que puede modificar su forma si se le aplica un voltaje. Así se consigue el efecto de "presionar" la tecla: el cristal se dobla ligeramente hacia dentro.

En el caso del segundo ejemplo, en el que alteran la fricción de la superficie táctil en función de lo que la pantalla está mostrando, aplican altas frecuencias al cristal cada vez que detectan el dedo del usuario en ciertas posiciones. De esta forma varían la fricción de la pantalla y cambia la sensación que tiene el propio usuario al deslizarse por el panel.

Disney también tiene un proyecto similar: llevar las texturas a las pantallas grandes

Por ahora, como decimos, poseen varios prototipos pero todavía están lejos de llegar al mercado (sólo hay que ver el caso del mini-tablero de ajedrez, donde el teléfono se ve rodeado de una carcasa blanca gigante y poco práctica), pero Microsoft no es la única trabajando en tecnologías de este tipo. Hasta Disney anunciaba un proyecto similar el año pasado que quiere llevar las texturas a las pantallas y Sense G es precisamente una compañía que se dedica exclusivamente a esto.

Vía | Business Insider
Más información | Microsoft Research

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir