Llevamos años comprando móviles más y más grandes. Ahora hay gente reclamando Android "pequeños"

Llevamos años comprando móviles más y más grandes. Ahora hay gente reclamando Android "pequeños"
66 comentarios

En 2012 Eric Migicovsky y su equipo cambiaron un poquito el mundo al crear el Pebble. Esa aventura acabó, pero ahora este emprendedor ha escrito una carta abierta a la industria para hacer una petición a la que otros muchos se están sumando: que alguien fabrique un móvil Android del tamaño del iPhone mini.

La idea no es nueva, pero Migicovsky cree que si suficientes usuarios se unen a esa petición, puede que eso convenza a algún gran fabricante para crear ese Android "pequeño". Uno que a ser posible sea de gama alta, tenga cámaras estupendas y cuente con una versión pura de Android.

Los móviles compactos tienen sentido (para algunos)

Este emprendedor recordaba la familia de los Xperia Compact que durante varios años ofrecían esa propuesta que competía directamente con los iPhone mini. Ningún fabricante ha vuelto a apostar por los móviles "pequeños", aunque hay modelos recientes algo más reducidos en tamaño como el Xiaomi 12 (enfrentado al iPhone 13 mini en la imagen de cabecera).

Captura De Pantalla 2022 05 18 A Las 9 31 13

La idea es contar precisamente con un mo´vil más pequeño y ligero, uno que quepa en un bolsillo de forma fácil y que incluso se pueda usar con una sola mano sin que se caiga.

Aunque en el pasado había quien aún apostaba por formatos más reducidos, solían ser móviles menos capaces y más modestos. No hace mención por ejemplo a los plegables que ofrecen una alternativa (aunque cara), quizás porque lo que busca es precisamente es un verdadero competidor del iPhone mini en formato convencional, no plegable.

Así, la idea sería crear un móvil Android de gama alta con diagonal de pantalla por debajo de las 6 pulgadas, cámaras de calidad y una versión pura ("Stock") de Android. El precio, apunta Migicovsky, debería situarse entre los 700 y 800 dólares.

En su carta abierta a la industria este emprendedor daba ideas aún más concretas para ese producto que para él sería perfecto:

  • Diagonal de 5,4", pantalla OLED, los 60 Hz "bastarían".
  • Cámaras tan buenas al menos como las del Pixel 5
  • Snapdragon 8 o un procesador de primer nivel similar
  • 5G, 8 GB de RAM, 128/256 GB de capacidad, NFC
  • Al menos 4 horas de tiempo en pantalla
  • Bootloader desbloqueado

También sugería que ese móvil contase con protección IP68, carga inalámbrica, sensor de huella en el botón de encendido y un interruptor para poder silenciar el móvil por hardware.

Migicovsky ahora está en otras aventuras empresariales —está al frente del desarrollo de una aplicación de chat universal llamada Beeper— y aclara que esta propuesta no significa que esté creando un equipo o una empresa para fabricar ese hipotético móvil. Esa idea, apunta "es una locura".

Lo que él pretende es reunir firmas para convencer a algún fabricante del interés que puede generar un terminal de este tipo. No sabemos si la idea surtirá efecto, pero la realidad es que ni siquiera el iPhone 13 mini está trinfando especialmente en ventas. Aún así contar al menos con esa opción sería sin duda interesante para muchos usuarios.

Temas
Inicio