Compartir
Publicidad
Publicidad

El caso del "brazalete homeopático curativo" que envenena a los bebés con plomo

El caso del "brazalete homeopático curativo" que envenena a los bebés con plomo
Guardar
71 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una nueva polémica en torno al uso de productos homeopáticos en los Estados Unidos se desató el fin de semana, donde precisamente el tema está caliente después de que hace unos años se inició un proceso para evaluar sus riesgos y beneficios, y que recientemente derivó en exigirles que adviertan en su etiquetado que no hay pruebas científicas que los avalen, nada más.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en los Estados Unidos (CDD) publicaron un informe donde detallan que un bebé de nueve meses de edad de Manchester, Connecticut, sufrió envenenamiento por plomo, el cual fue ocasionado por un "brazalete homeopático curativo" que era usado para aliviar el dolor de dentición.

Excedía 170 veces el límite de plomo en productos para niños

El informe firmado por las doctoras Patricia García y Jennifer Haile del Centro Médico Infantil de Connecticut describe que dicha pulsera, que también asegura brindar 'magnoterapia', fue adquirida por lo padres del bebé en una feria local, esto con el objetivo de que el pequeño la masticara de forma periódica y así ayudarle en el proceso de dentición.

Durante una revisión de rutina se detectó que el bebé de nueve meses estaba anémico, donde los estudios mostraban que sus niveles de plomo en la sangre eran de 41 microgramos por decilitro (μg/dL), es decir, ocho veces más que el nivel aceptable de 5 μg/dL. Esto llevó a buscar en la casa de los padres posibles fuentes de exposición al plomo, pero lo que se encontró es que el responsable era el brazalete hecho a mano adquirido unas semanas atrás.

Se descubrió que el brazalete contaba con unas pequeñas cuentas espaciadoras que dieron positivo para plomo a un nivel de 17.000 partes por millón (ppm), es decir, 170 veces por encima del límite fijado en 2010 por la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos de 100 ppm en productos para niños.

Bebe

La pulsera no incluía ningún tipo de advertencia o detalles de los componentes con la que fue fabricada, por lo que el Departamento de Salud de Manchester se dio a la tarea de tratar de localizar a los responsables de su venta y fabricación, pero hasta el momento no han tenido éxito.

El resto del informe advierte del riesgo de exponer a los niños a altos niveles de plomo, ya que pueden provocar daños en el cerebro, riñones o en el sistema nervioso, así como convulsiones y hasta la muerte. Además, entre los signos de envenenamiento por plomo se incluyen retraso en el desarrollo o dificultades de aprendizaje, irritabilidad, fatiga, estreñimiento, pérdida del apetito o pérdida de peso, dolor abdominal, vómitos y pérdida de audición.

Un detalle importante es que en Estados Unidos aún no existe una regulación para la llamada "magnoterapia", la cual afirma que "el uso de un imán puede aumentar el flujo sanguíneo en los tejidos subyacentes y así restaurar el equilibrio de la energía electromagnética del cuerpo". Esto a pesar de que todos los organismos de salud han sido claros al mencionar que "no se ha demostrado que los imanes funcionen para ningún propósito relacionado con la salud", e incluso han colocado advertencias como "no utilice imanes como un reemplazo para el tratamiento médico convencional" y "la evidencia científica no apoya el uso de imanes para el alivio del dolor".

En Xataka | Si está tan claro que no funciona, ¿por qué sigue habiendo homeopatía?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos