Compartir
Publicidad
Antimosquitos eléctricos: cuánto hay de verdad y cuánto de mito
Medicina y Salud

Antimosquitos eléctricos: cuánto hay de verdad y cuánto de mito

Publicidad
Publicidad

Uno de los temas recurrentes del verano es la proliferación de los mosquitos y las mil y una técnicas que nos sacamos de la manga para poder evitarlos. Afortunados aquellos a los que los mosquitos no pican de manera habitual. Sin embargo, los que les resultamos apetecibles y terminamos el verano llenos de picaduras, hemos probado casi todo lo que nos ofrece el mercado y un poco más.

La realidad es que la gran mayoría de estos productos no funcionan o solo lo hacen de forma muy localizada y durante un tiempo muy breve. Esto es lo que ocurre con las pulseras, o las velas antimosquitos, así como con muchos de los remedios naturales.

En los últimos años, además, se han puesto de moda los antimosquitos eléctricos. Este tipo de aparatos, a diferencia de los antimosquitos normales que camuflan nuestro olor, pretenden atacar directamente al mosquito. Pero estar de moda y funcionar realmente no son exactamente lo mismo.

Tipos de antimosquitos eléctricos

En estos tipo de dispositivos podemos diferenciar entre los antimosquitos eléctricos que aseguran funcionar mediante ultrasonidos y los antimosquitos eléctricos que tienen unos recambios normalmente líquidos. En ambos casos funcionarían mediante electricidad, pero su funcionalidad y efectividad son completamente diferentes.

Antimosquito eléctrico por ultrasonido

Anti Mosquitos Ahuyentador Antimosquitos Por Ultrasonidos De Radarcan R 102 2

Para qué nos vamos a andar con rodeos: los antimosquitos eléctricos que funcionan con ultrasonidos no evitan que nos piquen los mosquitos. Además de no funcionar contra de los mosquitos, según una investigación llevada a cabo en la Universidad de Kansas, tampoco parecen funcionar contra las cucarachas.

Según lo que nos dicen estas investigaciones, el efecto de este tipo de aparatos es nulo, ya que los mosquitos no escuchan los sonidos que supuestamente desprenden. Además, de llegar a hacerlo, se adaptan a ellos sin verse afectados en absoluto. Por ello, las investigaciones realizadas hasta ahora no recomiendan el uso de este tipo de aparatos para repeler a estos insectos.

Los antimosquitos eléctricos con ultrasonidos no evitan que nos piquen los mosquitos

Y no son los únicos, ya que FACUA solicitó en 2011 la retirada de estos aparatos debido a los constantes análisis que encontraban la inefectividad de este tipo de antimosquitos eléctricos.

Antimosquitos eléctricos con recambios

antimosquitos líquidos

En el caso de estos antimosquitos eléctricos, los podemos encontrar bien con un líquido o bien con una pastilla de recambio que es la que contiene las propiedades repelentes y que es expulsada al estar conectado a la electricidad.

Este tipo de líquidos suele estar compuesto por una sustancia conocida como praletina y puede utilizarse contra mosquitos y abejas. Dicha sustancia funciona atacando al sistema nervioso de los insectos. La praletina es piretroide tóxico seguro para los humanos que también podemos encontrar en insecticidas en formato aerosol.

La pega de este tipo de antimosquitos es que, aunque funcionan, solo lo hacen mientras están enchufados. Por ello, tendríamos que tenerlos enchufados todo el día - con el gasto que supone - ya que algunos mosquitos atacan más de noche, pero otros tienen actividad diurna como los mosquitos tigre.

Qué podemos hacer para evitar las picaduras

Mosquito 2382016 1920

La realidad es que los mosquitos nos localizan mediante ciertos compuestos químicos que producimos y que les atraen hacía nosotros. Por ello, los repelentes de mosquitos que resultan ser más eficaces son los que alteran los receptores de estos mosquitos haciendo que se desorienten y que no sean capaces de localizarnos.

Por ello, los antimosquitos que contienen DEET son los que se han probado más eficaces junto con los que contienen icaridina. Para conseguir el repelente de mosquitos ideal la mejor opción sería hacer una combinación de repelentes que contuvieran DEET, icaridina y aceite de eucalipto. Además de esto, debemos asegurarnos de que los utilizamos tal y como está indicado y que repetimos la aplicación al pasar las horas recomendadas.

Si queremos evitar el uso de antimosquitos químicos, podemos optar por otros remedios como intentar mantener las ventanas cerradas - especialmente durante la noche - o hacernos con unas mosquiteras que no permitan el paso a estos insectos. Además de esto, debemos tener cuidado con las luces que dejamos encendidas. Los lugares con humedad son especialmente propensos a la presencia de mosquitos durante la tarde y noche, por lo que debemos tener cuidado de no pasear por ellos. Además, las terrazas con luces cerca de nosotros son también lugares a evitar.

Imágenes | Pixabay, Radarcan, Mercadona
En Xataka | Este medicamento hace nuestra sangre mortal para los mosquitos
En Xataka |A la caza del animal más peligroso de la tierra: un ejército de mosquitos contra el Zika

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos