Compartir
Publicidad
Publicidad

Europa desoye a los operadores, las normas para WhatsApp y otras apps no serán las mismas

Europa desoye a los operadores, las normas para WhatsApp y otras apps no serán las mismas
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy era un día marcado en rojo para el futuro de los WhatsApp y compañía en Europa. Conocido era que la Unión estaba trabajando en normas que afectarían a todas esas aplicaciones que hacen uso de las redes fijas o móviles para ofrecer servicios similares a los que ofrecen los operadores, como es el caso de WhatsApp o Skype. Las compañías europeas llevan años reclamando una mayor dureza contra los OTTs, desde el clásico "tienen que pagarnos por el uso de nuestras redes" hasta el más reciente "mismos servicios, mismas reglas".

Pero la verdad es que a pesar de toda la presión que ha ejercido el lobby de los operadores, podemos asegurar que no han logrado todo lo que esperaban de la Comisión Europea. Parecía que todo apuntaba a que las nuevas normas serían una clara victoria de las compañías, con exigencias costosas para aplicaciones, pero lo cierto es que las normas se han quedado muy a medio camino, pidiendo la seguridad de las comunicaciones, accesibles para discapacitados o la posibilidad de llamar al 112 desde las propias apps.

El nuevo Código de Comunicaciones Electrónicas de la Unión Europea ha sido presentado hoy en el Europarlamento con un propósito principal: impulsar la conectividad en el Viejo Continente. Entre las medidas hemos visto la de llevar el WiFi gratis a todas las ciudades, que el 5G esté desplegado en al menos una ciudad de cada país para 2020 o que todos los hogares puedan disponer de una conexión de al menos 100 Mbps para 2025.

Y más allá de esas ideas, lo que esperábamos del nuevo Código eran las normas que se establecerían para los nuevos actores de este sector, los aplicaciones y servicios over the top. El comunicado de la Comisión Europea explica que las apps que ofrecen servicios similares a los que ofrecen los operadores de telecomunicaciones tradicionales tienen que tener también normas similares, aunque cuando vamos al fondo de esas nuevas normas no vemos grandes amenazas para el negocios de las apps.

Distintas normas según el tipo de app

Las normas más exigentes se establecen para aquellas aplicaciones que ofrecen a sus usuarios un número telefónico, como podría ser el caso de FreedomPop. Este tipo de servicios o aplicaciones tendrán que proporcionar a los usuarios la información del contrato suscrito con ellos, la posibilidad de llevarse su número a otra compañía (portabilidad) y por supuesto, podrán llamar al servicio de emergencias 112.

Diferentes normas según si se ofrece un número telefónico

Menos exigente será Europa con las aplicaciones y servicios que no proporcionen un número a los usuarios, como es el caso de WhatsApp. Para este tipo de apps, que son la mayoría, las exigencias se reducirán a tres: sus servidores y redes tendrán que ser seguros, los usuarios con discapacidad tendrán que tener acceso sin discriminación a sus servicios y tendrán que proporcionar acceso al 112, siempre que haya necesidad por razones de seguridad pública y que los estándares técnicos lo permitan.

Los operadores no estarán satisfechos

Vistas las normas que tendrán que cumplir las apps para ofrecer sus servicios en Europa, que cada país tendrá que llevar a su legislación con posibles matices, de lo que estamos seguros es que los operadores las considerarán más que insuficientes. Más allá de vendernos sus peticiones como una manera de buscar mayor protección para los usuarios, las compañías telefónicas han visto como sus ingresos disminuían por culpa de WhatsApp y demás aplicaciones, y tras tanto tiempo de peleas lo rascado a Europa en forma de nuevas normas les sabrá a poco.

Si la Comisión se hubiese rendido por completo ante el lobby de los operadores de telecomunicaciones tradicionales podríamos haber visto nuevos impuestos o tasas que pidió Alierta en su día, la exigencia de tener un número de atención telefónica o la posibilidad para los usuarios de llevarse sus chats y contactos de una app a otra con mayor facilidad, pero nada de eso se menciona en las normas hoy publicadas. Las normas aprobadas obligarán a las aplicaciones a trabajar en cumplirlas, pero para nada son tan exigentes como podrían haber sido.

De haber escuchado todas las peticiones de los operadores, las apps tendrían que pagar nuevos impuestos o tasas, entre otras exigencias

¿Significa esto una victoria para las apps frente a los operadores? Podríamos decir que sí, aunque la guerra entre ambas partes no termina hoy. Recordemos que la Comisión Europea emite unas directrices que todos los países miembros de la Unión tienen que seguir, pero luego en la adaptación de esas normas a las leyes de cada estado pueden introducirse matices importantes. Y ya hemos visto como algún país está pensando en introducir una tasa por el uso de las redes de los operadores a las apps y servicios, así que que nadie cante victoria (ni derrota) antes de tiempo.

En Xataka | Cómo sería WhatsApp si la UE le obliga a equipararse con las operadoras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos